Los vehículos autónomos se preparan para probarse en ocho diferentes Estados de la nación

Diseñado para mostrar el desarrollo de los automóviles autónomos, hacer públicas las rutas y la información recopilada durante las pruebas, ocho de los estados de EE.UU y nueve desarrolladores y fabricantes de automóviles autónomos, anunciaron esta semana que participarían en un programa de pruebas a nivel nacional.

Este anuncio fue dado a conocer el lunes, en un acuerdo de las autoridades federales con la NHTSA y el Departamento de Transporte.

Uber, junto con Beep, Cruise, Fiat Chrysler, Local Motors, Navya, Nuro, Toyota y Waymo, fueron las nueve compañías que inicialmente firmaron el acuerdo de conducción autónoma. No está claro si esas compañías deberán compartir su información de prueba entre sí a través de la iniciativa.

Funcionarios federales dijeron que las compañías participantes podrían compartir información de ruta, datos de mapas y fechas a través del sitio web federal creado para la iniciativa.

“A través de esta iniciativa, el departamento está creando una plataforma formal para que el gobierno federal, estatal y local coordine y comparta información de manera estándar”, dijo la secretaria de Transporte de EE. UU. Elaine L. Chao en un comunicado.

California, Florida, Maryland, Michigan, Ohio, Pensilvania, Texas y Utah fueron los primeros ocho estados anunciados como bancos de pruebas para los AV. Muchos de esos estados ya ofrecían pruebas limitadas en vías públicas.

Rara es la ausencia del estado de Arizona, donde Uber probó su tecnología de auto sin conductor en Phoenix y sus alrededores.

En 2018, un vehículo de desarrollo de Uber golpeó fatalmente a un peatón en un suburbio de Pheonix por la noche, deteniendo temporalmente el desarrollo de esa compañía y planteando preguntas sobre la regulación de las pruebas AV y la conciencia pública.

Los Estados tienen muchas regulaciones para pruebas de vehículos autónomos

En febrero, el Congreso aprobó su primera exención de vehículos autónomos, pero se ha estancado en gran medida al aprobar un proyecto de ley federal integral que detalla cómo las carreteras de la nación pueden abrirse a autos autónomos y pruebas autónomas.

Los legisladores estuvieron en gran parte en desacuerdo sobre los roles del Congreso y de los estados para determinar cómo regular los autos sin conductor, y en qué medida el Congreso debería considerar las amenazas de seguridad cibernética en sus regulaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here