La NHTSA quiere certificar si el piloto automático de Tesla es seguro

La NHTSA, la agencia de seguridad automotriz de EE. UU., anunció que realizará una investigación para certificar la participación del piloto automático Tesla y del sistema de asistencia al conductor en casi una docena de choques con vehículos de emergencia.

La investigación abarca 765.000 vehículos fabricados entre 2014 y 2021, que cubren casi todos los modelos de Tesla, incluidos el Model S, Model X, Model 3 y Model Y.

La NHTSA dijo que hubo 11 choques, 17 personas heridas y una muerte por vehículos que operaban con piloto automático y chocaron con uno o más vehículos en escenas, donde los socorristas estaban presentes.

Cuatro de los choques ocurrieron este año y la investigación de la NHTSA comienza en 2018, cuando un operador de Tesla que usaba el piloto automático chocó contra un camión de bomberos que estaba trabajando en la escena de otro choque.

La mayoría de los choques en escenas de emergencia ocurrieron por la noche, cuando estaban presentes “luces de primeros auxilios, bengalas, un tablero de flechas iluminado y conos de carretera”, encontró la NHTSA.

El piloto automático permite a los conductores operar el vehículo con las manos libres durante largos períodos de tiempo.

NHTSA dijo que: “La investigación evaluará las tecnologías y métodos utilizados para monitorear, ayudar y hacer cumplir el compromiso del conductor con la operación del piloto automático”.

La agencia de seguridad también recordó a los conductores que ahora no hay vehículos a la venta, que puedan conducir por sí mismos. Solo son modos de conducir automáticos, que necesitan ser supervisados por el conductor.

Varias publicaciones virales en las redes sociales e informes de noticias sobre choques de alto perfil que involucran el piloto automático han llevado a las agencias de seguridad a tomar una postura más dura sobre las funciones de asistencia al conductor.

El año pasado, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) llamó a Tesla por no informar a los clientes de las limitaciones del piloto automático.

Una investigación de seguridad llevada a cabo por la NHTSA generalmente conduce a un retiro del mercado o un boletín de servicio técnico, con un remedio pagado por el fabricante de automóviles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here