¿ Cual es el pais que está mejor preparado para recibir a los vehículos autónomos ?

El futuro del automóvil se centra en los vehículos eléctricos y la conducción autónoma.

Lideradas por Tesla las ventas de vehículos eléctricos (EV’s)siguen subiendo en el mundo, aunque lenta pero progresivamente. Y con esta crisis del petróleo y los precios de la gasolina por las nubes, la venta de EV’s iran en aumento.

Todas las principales compañías automotrices, tienen programas multimillonarios para alejarse de los vehículos que funcionan con combustibles fósiles a partir de 2030. Los beneficios ambientales para nuestro mundo serán enormes.

Los vehículos autónomos un desafío más difícil

Los vehículos autónomos, utilizan sensores que son complejos. Para ello, es posible que deban adaptarse decenas de miles de millas de carreteras en el mundo, para lograr la máxima seguridad.

La continua evolución de las tecnologías de seguridad, está sentando las bases para el desarrollo de sistemas automatizados inteligentes definidos por software, capaces de circular por carreteras con poca o ninguna intervención humana.

Distintas firmas de investigación creen que los vehículos autónomos igualarán o superarán la seguridad humana para el 2024 y cumplirán con todas las necesidades de movilidad para la década de 2040.

La tecnología autónoma y conectada, se está volviendo cada vez más común en los vehículos nuevos con cada modelo de año que pasa.

¿Cómo conviven los vehículos autónomos con los que tienen conductor?

¿Aceptará la gente un mundo en el que su seguridad se entregue a una máquina, sin importar cuán sofisticada sea?

El sitio Confused.com ha publicado un estudio titulado: “Los principales países preparados para vehículos autónomos (AV)”.

Los autores del articulo señalan que hay muchos problemas tecnológicos y éticos que surgen con el desarrollo y la implementación de los vehículos autónomos.

Los investigadores analizaron todos los países de la OCDE

La (OCDE) Organización para la Cooperación Económica Europea, creada en 1948 con el objetivo de implementar el Plan Marshall para la reconstrucción del continente europeo luego de la segunda guerra mundial.

Fue establecida oficialmente en 1961, con la entrada en vigor de la Convención que lleva su nombre.

Sus miembros son:

Alemania; Australia; Austria; Bélgica; Canadá; Chile; Colombia; República de Corea del Sur; República Checa; Dinamarca; República Eslovaca; Eslovenia; España; Estados Unidos; Estonia; Finlandia; Francia; Grecia; Hungría; Islandia; Irlanda; Israel; Italia; Japón; Lituania; Luxemburgo; Letonia; México; Noruega; Nueva Zelanda; Países Bajos; Polonia; Portugal; Reino Unido; Suecia; Suiza; y Turquía.

La OCDE y los vehículos autónomos

Entre los factores considerados por la OCDE se encuentran las Regulaciones de vehículos autónomos (AV), que incluyen políticas públicas, tecnología, que incluye negocios AV, aceptación del consumidor basada en investigación e infraestructura.

Entre las fuentes utilizadas se encuentran TheGlobalEconomy.com, Banco Mundial, Espacenet y Crunchbase.

Los AV están clasificados en los niveles 1 a 5 por la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE) y la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, 2018a).

A los países se les dio una puntuación compuesta, con 10 como la puntuación más alta posible.

Estados Unidos encabezó la lista con una puntuación de 8,62, seguido de Japón con 7,59, Francia con 7,37, Reino Unido con 6,92 y Alemania con 6,74.

La parte baja de la lista la ocuparon Turquía con 2:01, seguida de Eslovaquia con 2:10 y Lituania con 2:14.

Los niveles más altos de autonomía (nivel 5) tienen el potencial de reducir los comportamientos riesgosos y peligrosos de los conductores.

Los datos de distintas organizaciones, identifican el comportamiento o el error del conductor como un factor en el 94 por ciento de los choques, y los vehículos autónomos pueden ayudar a reducir el error del conductor.

Se cree que los vehículos autónomos podrán ayudar a reducir la cantidad de accidentes en las carreteras, y tienen el potencial de impactar significativamente a la sociedad en los próximos años.

El auto del futuro, construido según un nuevo modelo, será eléctrico, autónomo y conectado. Aportará una serie de beneficios a la sociedad: menos contaminación, más seguridad, más tiempo libre y servicios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here