Principal / TECNOLOGIA / Cómo funciona el Control de Crucero Inteligente con el aprendizaje automático

Cómo funciona el Control de Crucero Inteligente con el aprendizaje automático

El Grupo Hyundai ha desarrollado del primer Control de Crucero Inteligente (SCC-ML) del mundo basado en el aprendizaje automático, una tecnología que incorpora los patrones del conductor en su comportamiento de autoconducción, creando una experiencia personalizada para el conductor.

Esta tecnología, incorpora la inteligencia artificial (IA) en la función Advanced Driver Assistance System (ADAS). La aplicación de este sistema está prevista para los futuros vehículos del Grupo (Kia, Hyundai, Genesis).

El Smart Cruise Control (Control de Crucero Inteligente – SCC) permite una característica esencial de autoconducción y central para la tecnología ADAS: mantener la distancia con respecto al vehículo que circula por delante mientras viaja a la velocidad seleccionada por el conductor.

SCC-ML combina la IA y el SCC en un sistema que aprende los patrones y hábitos del conductor por sí solo. A través del aprendizaje, el Smart Cruise Control conduce de forma autónoma siguiendo un patrón idéntico al del conductor.

Para utilizar el anterior Smart Cruise Control, el conductor ajusta manualmente los patrones de conducción, como la distancia desde el vehículo anterior y la aceleración. Era imposible ajustar meticulosamente las preferencias individuales sin la tecnología de aprendizaje.

Por ejemplo, el mismo conductor puede acelerar de forma diferente en entornos de alta, media y baja velocidad dependiendo de las circunstancias, pero no disponía de un ajuste detallado.

Por lo tanto, cuando se activaba el Smart Cruise Control y el vehículo funcionaba de forma diferente a la que esperaban, los conductores apreciaban la diferencia, generándoles reticencia a usar la tecnología porque los hacía sentir ansiedad y descontrol.

El SCC-ML del grupo desarrollado de forma independiente, funciona de la siguiente manera: En primer lugar, los sensores, como la cámara frontal y el radar, adquieren constantemente información de conducción y la envían al ordenador centralizado.

A continuación, la computadora extrae los detalles pertinentes de la información recopilada para identificar los patrones del conductor. Durante este proceso se aplica una tecnología de inteligencia artificial llamada algoritmo de aprendizaje automático.

El patrón de conducción se puede clasificar en tres partes: distancia de los vehículos precedentes, aceleración (lo rápido que acelera) y capacidad de respuesta (lo que tarda en responder a las condiciones de conducción). Además, también se tienen en cuenta las condiciones de conducción y las velocidades.

Por ejemplo, mantener una distancia corta con el vehículo precedente durante una conducción lenta, en la ciudad, o bien más lejana cuando se conduce en el carril rápido. Considerando diversas condiciones, SCC-ML realiza un análisis para distinguir más de 10 mil patrones, desarrollando una tecnología flexible de Smart Cruise Control que puede adaptarse a los patrones de cualquier conductor.

La información del patrón de conducción se actualiza regularmente con sensores que reflejan el último estilo de conducción del conductor. Además, SCC-ML está programado específicamente para evitar el aprendizaje de patrones de conducción inseguros, aumentando su fiabilidad y seguridad.

Con el sistema Highway Driving Assist que ofrece asistencia automática para el cambio de carril, SCC-ML alcanza el nivel 2.5 de autoconducción. El 5 es el nivel máximo de autonomía.

 

Noticias relacionadas

De qué manera la inteligencia artificial será imprescindible en los futuros vehículos

Aunque todavía nos suene a ciencia-ficción, la inteligencia artificial (IA) ya está presente en muchos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *