Audi mostró el concepto “Skysphere”, la ventana al futuro

Audi ha presentado el primer miembro de una nueva familia de vehículos conceptuales, un espectacular roadster.

Audi skysphere concept es el nombre del convertible de dos puertas de propulsión eléctrica cuyas líneas conducen directamente al diseño de Audi del mañana.

Con él, la marca está ilustrando su visión para el segmento de lujo progresivo del futuro, en el que el interior se convierte en un espacio interactivo y el vehículo en una plataforma para experiencias cautivadoras.

Esto es posible gracias a la conducción autónoma, un rediseño revolucionario del interior y un ecosistema digital sin fisuras.

El concepto Audi skysphere muestra cómo la marca está redefiniendo el lujo en el futuro, ya no se trata solo de conducir. El concept car fue diseñado con el claro objetivo de ofrecer a sus ocupantes experiencias cautivadoras y de clase mundial.

Para brindar a los pasajeros la máxima libertad, el concepto Audi skysphere se diseñó para dos experiencias de conducción diferentes: una experiencia de gran turismo y una experiencia deportiva. Esto hace uso de un detalle técnico espectacular: la distancia entre ejes variable.

Los motores eléctricos y un mecanismo sofisticado con componentes de carrocería y bastidor que se deslizan entre sí permiten variar la distancia entre ejes y la longitud exterior del automóvil en 250 milímetros.

Al mismo tiempo, la distancia al suelo del vehículo se ajusta en 10 milímetros para mejorar la comodidad y la dinámica de conducción.

Con solo tocar un botón, el conductor puede aprovechar su libertad y elegir su propia experiencia de conducción, ya sea que piloteen su e-roadster de 4,94 metros de largo en modo “deportivo” con una distancia entre ejes reducida, mientras que la dirección de la rueda trasera asegura que el vehículo se mantenga extremadamente ágil a pesar de sus dimensiones.

O pueden optar por viajar con chófer en un GT de 5,19 metros en el modo de conducción autónomo “Grand Touring” mientras disfrutan del cielo y el paisaje, el máximo espacio para las piernas y los servicios que ofrece un ecosistema digital perfectamente integrado.

En este modo, el volante y los pedales se mueven hacia un área invisible; la sensación de espacio en el concept car abre un campo de posibilidades completamente nuevo para un convertible tan deportivo.

Mientras tanto, el Audi skysphere vigila automáticamente la carretera y el tráfico con su sistema de sensores y lleva a los ocupantes de forma segura a su destino.

De manera similar a cómo el diseño interior ofrece una interpretación nueva y contemporánea del lujo, la digitalización y el ecosistema abren niveles sin precedentes de libertad y mundos de experiencia para los pasajeros del vehículo.

Gracias a los servicios propios de Audi y la capacidad de integrar servicios digitales, las posibilidades son casi infinitas. Además, los pasajeros pueden compartir su experiencia en la ruta con amigos a través de las redes sociales, con imágenes del interior y los alrededores.

El vehículo también se encarga de las tareas diarias que van más allá del viaje en sí. Por ejemplo, el concepto autónomo de Audi skysphere recoge a sus pasajeros con información sobre su destino actual y maneja de forma independiente el estacionamiento y la carga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here