Prueba: Mitsubishi Outlander del 2022, un nuevo destino en el camino

Introducción

El acuerdo de la alianza con Nissan y Renault, le dio a Mitsubishi un nuevo arreglo corporativo, que ha hecho mejorar dramáticamente el Outlander y hacerlo totalmente competitivo en el duro segmento.

Esta asociación de Mitsubishi con Nissan y Renault, le ha cambiado la historia al Outlander del 2022.

El modelo anterior del Outlander vendido de 2014 a 2020, era un buen SUV pequeño y agradable, pero tenía problemas para mantenerse competitivo en un segmento que dominan los Honda CR-V, Toyota RAV4 y Nissan Rogue.

Este rediseñado Outlander del 2022 comparte componentes importantes, desde la estructura de la carrocería subyacente hasta el tren motriz, con el Nissan Rogue, uno de los líderes del segmento.

Este Outlander presenta un agresivo y llamativo diseño, un espacioso interior que agrega un asiento en la tercera fila, que le da un cambio significativo para los que buscan comprar un SUV elegante y versátil.

El nuevo Outlander es más grande en todos los sentidos que el modelo anterior, con una distancia entre ejes 1.4 pulgadas más larga y 2 pulgadas de ancho adicional.

Esto aumenta el espacio para las piernas en la segunda fila a 39.9 pulgadas, pero el espacio para las piernas en la tercera fila baja a 18.7 pulgadas.

Viene en cuatro modelos, el ES, SE, SEL y SEL Touring, con muchas características adicionales.

Tren de potencia

El Outlander esta montado la misma plataforma que el Nissan Rogue y los dos vehículos también comparten un tren motriz, con un motor de cuatro cilindros y 2.5 litros con 181 caballos de fuerza, 181 libras pie de torque.

Viene acoplado a una transmisión automática continuamente variable, una CVT de modo deportivo de 8 velocidades con convertidor de par optimizado, con un sistema que utiliza en el selector de cambios para controlar la operación de cambio utilizando señales.

Todos los modelos vienen con tracción delantera y ofrecen tracción en las cuatro ruedas como una opción, excepto la SEL Launch Edition, que es solo AWD.

El super All-Wheel Control de Mitsubishi está controlado electrónicamente.

Estilo Interior

Este Outlander no es el mismo que conocíamos, es muy distinto a la anterior generación, donde trae asientos de cuero suave y relajante, agregado a plásticos duros en el interior.

El vehículo de prueba, que fue un Outlander SEL con el paquete Touring opcional, cuenta con asientos de cuero premium e inserciones de puertas de cuero simulado acolchado.

Los parasoles de la ventana trasera y el techo corredizo panorámico del paquete Touring, son toques agradables que los compradores aprecian. Todo el acolchado está cosido para proyectar una sensación de alta calidad.

Los asientos son bastante cómodos. En la parte delantera tienen una forma agradable con refuerzos laterales para mantenerte en su lugar, además de una amplia gama de ajustes y soporte lumbar eléctrico disponible.

Los asientos traseros de la segunda fila también son cómodos y se reclinan uniformemente, pero como era de esperar, la tercera fila de asientos es muy estrecha y apta solo para niños.

El área del piso de carga detrás de los asientos delanteros es aproximadamente 6 pulgadas más ancha y 14 pulgadas más larga que la del anterior Outlander.

El espacio detrás de la tercera fila de asientos es bastante escaso, pero hay dos cubículos grandes a cada lado del piso de carga para evitar que los artículos se deslicen.

La tercera fila también se pliega para abrir más espacio, y la segunda fila está dividida 40/20/40 para ayudar a acomodar artículos grandes.

Tecnología

El vehículo de prueba, el SEL, vino con la unidad opcional de 9 pulgadas. Tiene gráficos nítidos y es fácil de usar. También hay una pantalla de visualización frontal opcional y un sistema estéreo Bose premium que suena genial.

La funcionalidad de cableado regular para Apple CarPlay y Android Auto es estándar en todos los modelos. También es estándar una pantalla táctil de 8 pulgadas y una estación de carga.

Puede agregar una pantalla digital del conductor de 12,3 pulgadas con excelente visibilidad con un Head-Up Display de 10,8 pulgadas.

Seguridad

Las características estándar de seguridad trae frenos de disco antibloqueo, una cámara retrovisora, control de tracción y estabilidad, asistente para arranque en colina, airbag de rodilla para el conductor, airbags laterales para asientos delanteros y airbags laterales de cortina para la primera y segunda filas.

El Outlander está equipado con una gran cantidad de ayudas avanzadas para el conductor estándar y opcional. La cámara de monitoreo de punto ciego y de vista envolvente funcionan muy bien para ver automóviles u objetos que de otro modo podría perder.

Me gusta el sistema Mi-Pilot Assist de Mitsubishi. Esto combina el control de crucero adaptado con el centrado en el carril para tomar cierto control del vehículo y ayudar a que conducir en la carretera sea menos cansador, algo que ayudó mucho en nuestro largo viaje por el Everglades.

En carretera

Realmente no se puede enfatizar lo suficiente: esta es una desviación radical de nuestra experiencia con los modelos de la generación anterior.

Lo más importante es que el resto de la experiencia de conducción se actualiza de forma similar. La dirección es suave y fácil, y los frenos son fáciles de controlar para lograr paradas suaves. Toda la experiencia se siente nitida y moderna.

Además, la suspensión absorbe las grietas y los baches de la carretera, y las ventanas delanteras proporcionan un excelente aislamiento del ruido exterior.

Esto es especialmente muy bueno, porque la mayoría de los Outlanders vienen con ruedas de 20 pulgadas. Hay casos que tener ruedas grandes y flancos de neumáticos cortos como este, puede afectar la calidad de conducción, pero en el Outlander que probamos no hubo problemas.

En nuestra prueba en carretera abierta, su motor de 2.5 litros aguantó sin problemas a bajas revoluciones, y fue convincente en caminos con curvas sinuosas. El ruido del viento es mínimo.

La capacidad de respuesta de la transmisión CVT es buena, los frenos también aunque requieren un ligero esfuerzo y a veces puede ser quisquilloso, lo que resulta en desiguales paradas.

A pesar de que no tiene una gran potencia en el arranque, su andar es suave y se acomoda rápido en el camino. Se destaca la comodidad lograda por la suspensión, que absorbe de buena forma las irregularidades de los caminos sinuosos.

La manipulación en las curvas es segura, y ofrece una respuesta intuitiva en caminos sinuosos y de tierra. La dirección se siente relajada, los movimientos del cuerpo son bien controlados y no se siente para nada frágil, incluso en los peores caminos.

Este es otro Outlander, muy mejorado y mas sólido. Hace olvidar a la generación anterior, con esta nueva generación es muy superior en todo sentido.

Conclusión

El nuevo Outlander se enfrenta a una larga lista de competidores en un segmento de pleno crecimiento, donde se encuentran el Toyota RAV4, Kia Sportage, Ford Escape, Nissan Rogue, Chevrolet Equinox, Hyundai Tucson, GMC Terrain y el Subaru Forester.

En japonés, auténtico y majestuoso, es tener las características para lograr el concepto de producto “Yo-Fu-Do-Do”. Y este Outlander lo ha logrado.

Pero para mi entender es una buena compra, ya que este Outlander luce bien, conduce bien, con un precio razonable, y en algunos casos con mejor calidad que sus competidores.

 

Precio: Desde US $ 26,990 el ES hasta 37,995 el SEL con paquete Touring

Consumo: 24 mpg en ciudad/ 31 mpg en carretera

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here