Principal / PRUEBAS MANEJO / Prueba de manejo, Ford Edge, un vehículo fuertemente femenino.

Prueba de manejo, Ford Edge, un vehículo fuertemente femenino.

Por Mark Rodriguez

Introducción 

Los Ford siempre se han caracterizado en América por ser los autos de los hombre rudos, pero con un 46 por ciento, el Edge actual tiene la proporción más alta de compradores femeninos de cualquier producto de Ford.

El Edge del 2018 ofrece cuatro modelos, el SE, SEL, Titanium y el ST que reemplaza al Sport para el 2019. Las características estándar del modelo SE incluyen llantas de aleación de 18 pulgadas, faros automáticos, una pantalla central de 4.2 pulgadas, una cámara retrovisora, Bluetooth, controles de voz y un sistema de sonido de seis bocinas con un reproductor de CD y un puerto USB.

El SEL trae tapicería de cuero, asientos delanteros con calefacción, un sistema de audio de nueve parlantes y el sistema de info-entretenimiento Sync 3 con una pantalla táctil de 8 pulgadas, integración de Apple CarPlay y Android Auto.

El Titanium cuenta con los equipos anteriores más llantas de 19 pulgadas, una puerta trasera de manos libres, ventanas delanteras reductoras de ruido, molduras interiores mejoradas, iluminación ambiental interior y un sistema de audio con radio HD Sony de 12 parlantes.

Diseño de Interiores 

 

El Edge es austero por su riqueza y por sus pantallas de alta resolución, más que por cualquier atractivo de vanguardia que podría desvanecerse rápidamente. Los materiales suaves al tacto alivian parte de la austeridad de su última generación.

El Edge tiene un generoso espacio interior y de carga, así como una excelente visibilidad. Hay mucho espacio para pasajeros a lo largo de la cabina, siendo lo más significativo la cantidad de espacio trasero para las piernas y las piernas. El asiento trasero se reclina para una mayor comodidad.

El espacio libre de la tercera fila es bueno para los adultos de tamaño medio, pero la rodilla y el pie le quedarán apretados.

La nueva interfaz de tecnología Sync3 funciona mejor que las versiones anteriores. La pantalla de calibraciones es fácil de manejar y configurar y la integración de Apple CarPlay y Android Auto, no tienen problemas.

Su pantalla de alta resolución se ilumina con una interfaz ordenada, un control redondo controla el volumen, las funciones climáticas tienen controles bien marcados y botones físicos.

La capacidad total de 81,7 pies cúbicos, pero el profundo pozo detrás de la tercera fila proporciona una cantidad superior de espacio.

Tren de potencia

Un motor de cuatro cilindros turboalimentado de 2.0 litros con 245 hp y 275 lb-ft es estándar en los modelos SE, SEL y Titanium, con una opción de un V6 de 3.5 litros con 280 hp, 250 lb-ft.

Ambos motores tienen una transmisión de ocho velocidades y una tracción delantera estándar. La tracción en todas las ruedas es opcional.

Seguridad

 

Las características de seguridad incluyen frenos de disco antibloqueo, estabilidad y control de tracción, airbags laterales en los asientos delanteros y de larga duración airbags laterales de cortina.

Puede equiparse con características de seguridad adicionales que incluyen advertencia de colisión frontal, sistema de intervención y advertencia de salida de carril, monitoreo de punto ciego, limpiaparabrisas automático, cinturones de seguridad inflables fuera de borda de la segunda fila, cámara frontal de 180 grados y estacionamiento automático sistema.

Probándolo 

El motor V6 del modelo Sport es bien robusto y su transmisión lo suficientemente suave. La dirección eléctrica en el Edge está bien cargada con una progresión natural de esfuerzo cuanto más dirección se marque.

Hay una respuesta buena al entrar en un giro, aunque la respuesta de la carretera desde los neumáticos delanteros es casi inexistente. Las ayudas de conducción avanzadas permiten líneas consistentes y curvas seguras, aunque con un grado de micro gestión electrónica.

Las maniobras de estacionamiento requieren menos manoteo al volante. Tiene el control de dirección y control que se siente como el Fusion en el que está basado. Los baches y el pavimento entrecortado no son los mejores amigos del modelo base, por lo que si tienes que ir por carreteras rotas, considera un modelo superior.

En los modelos mas caros, los golpes se absorben muy bien con una suspensión indulgente. El viaje puede revolcarse un poco si golpeas una serie de ondulaciones de la carretera, lo que indica que podría beneficiarse de un poco más de amortiguación, pero en general los movimientos del cuerpo están bien controlados.

La cancelación activa del ruido en los modelos mas altos, tiene ventanas laterales más gruesas, que amortiguan el ruido del camino.

El sistema de tracción total se suma a la cantidad de peso y no se puede desacoplar de la transmisión, como lo hacen algunos sistemas más nuevos, por lo que los modelos de tracción en todas las ruedas pueden gastar 2 mpg en el ciclo EPA que en los modelos de tracción delantera.

Para concluir

 

El Ford Edge pelea el segmento junto con el GMC Acadia y el Kia Sorento. Pero en suavidad, y en calidad de respuesta del motor del sport, el Edge supera a su competencia, ya que es una elección inteligente para un crossover mediano, siendo bastante más suave y simple de conducir, con un confort que no da ganas de bajarse de él.

PrecioDesde US $ 29,220 el modelo base hasta casi US $ 50.000 en el Sport.

Consumo: 20 millas por galón en la ciudad y 27 en carretera  (Motor de 4)

                   17 millas por galón en la ciudad y 20 en carretera  (El turbo V6 del Sport).

Noticias relacionadas

Prueba de manejo: Nissan Kicks, colorido y divertido

Por Mark Rodriguez Introducción El Nissan Kicks es un CUV (Crossover Utility Vehicle) subcompacto, producido …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *