Mazda CX- 30, con calidad japonesa apuesta a un segmento en crecimiento

El Mazda CX-30 es un SUV crossover compacto basado en el Mazda3 de cuarta generación, y se ubica entre el CX-3 y el CX-5.

Mazda no está utilizando el CX-30 para reemplazar el CX-3 más pequeño. En cambio, llena el espacio entre ese CX-3 y el CX-5 más grande.

El CX-30 tiene un sistema de tracción en las cuatro ruedas en el nivel de equipamiento más alto y una construcción liviana para mejorar el rendimiento y la economía.

Salió a la venta en Japón el 24 de octubre de 2019, con unidades globales producidas en la fábrica de Hiroshima de Mazda y en Salamanca, Guanajuato, México.

Estilos y Opciones

El Mazda CX-30 del 2020 viene en cuatro versiones estándar: base, Select, Premium y Preferred.

Mazda agrupa las características en estos niveles de equipamiento con pocas opciones adicionales, por lo que elegir el CX-30 correcto es un asunto relativamente sencillo.

El modelo base viene bastante bien equipado con características como iluminación LED, llantas de aleación y una pantalla de información y entretenimiento de 8.8 pulgadas.

Se puede agregar ventanas traseras tintadas, Apple CarPlay y Android Auto, tapicería de cuero simulada y control de clima automático de doble zona.

El Preferred conserva esas características y agrega un sistema de audio Bose de 12 bocinas, asientos con calefacción y algunos cambios menores en el ajuste y la iluminación.

El Premium de nivel superior trae aún más funciones, que incluyen una pantalla frontal, iluminación frontal adaptada, asientos de cuero completo y una compuerta levadiza eléctrica.

Motor y trasmisión

Todos los modelos funcionan con un motor de cuatro cilindros y 2.5 litros con 186 caballos de fuerza y 186 libras pies de torque.

El Motor se acopla con una transmisión automática de seis velocidades. La tracción total está disponible en cada versión.

Diseño de Interiores 

Por dentro, Inmediatamente notarás el interior impresionantemente exclusivo del CX-30, ya que supera ampliamente las expectativas de la clase. Su diseño general es agradable a la vista, y todos los controles están colocados cuidadosamente.

Cada superficie que toca es suave, y cada botón o perilla que presiona o gira tiene una sensación sustancial. Sus asientos delanteros ofrecen un amplio soporte y comodidad para los viajes por carretera de larga distancia.

Cada superficie tiene una sensación sólida y de calidad, los huecos son uniformes y ajustados, y la pintura se ve fantástica.

Conectarse al sistema de información Mazda es intuitivo y la pantalla está perfectamente situada en la línea de visión del conductor. El sistema de audio Bose de nuestro auto de prueba sonaba muy bien.

Los teléfonos inteligentes son fáciles de emparejar y rápidos de reconocer al inicio, Apple CarPlay y Android Auto, ya están disponibles.

En términos de espacio interior y de carga, el CX-30 se ubica justo entre el CX-3 y el CX-5.

Seguridad

En materia de seguridad incluye frenos antibloqueo de disco, control de tracción, reposacabezas delanteros activos, una cámara de vista trasera, airbags laterales delanteros y airbags laterales de cortina.

El CX-30 obtiene funciones de asistencia al conductor, como advertencia de colisión frontal con frenado automático y asistencia para mantener el carril.

En carretera

El motor del CX-30 es el mismo de cuatro cilindros y 2.5 litros de 186 caballos de fuerza del CX-5 y proporciona una aceleración lo suficientemente rápida cuando necesita hacer un pase o acelerar rápidamente a velocidades de autopista.

El CX-30 también exhibe mucho más refinamiento de conducción de lo que cabría esperar de un vehículo a este precio.

Absorbe los golpes con el equilibrio de un vehículo más grande, más sofisticado y más caro. También es divertido conducir por las curvas gracias a un manejo y una dirección ágiles que le dan una sensación decente de la carretera.

En círculos urbanos la calidad de marcha es suave y compatible para una conducción suave sobre el pavimento imperfecto, pero puede ser un poco demasiado suave, ya que me pareció que tiene poco movimiento extra después de encontrarme con varios baches.

Al tomar una curva, hay una buena cantidad de balanceo de la carrocería, pero todavía se siente manejable y seguro.

En la carretera, el interior está bien aislado de todo sin sentir ningún ruido del viento, por lo que lo hace un ambiente libre de fatiga.

El CX-30 es una verdadera sorpresa de la marca que tiene base en Hiroshima, ya que siendo un CUV pequeño, tiene un exquisito andar y se siente moderno y sobrio a la vez.

Conclusión

El CX-30 tiene el potencial de ser adecuado para los compradores de automóviles que desean un vehículo un poco más espacioso y agradable que un SUV subcompacto, pero no les gusta el mayor costo de modelos más grandes como el CX-5 o el Honda CR-V.

El Mazda CX-30 gracias a su excelente capacidad de conducción, diseño atractivo y un interior que supera las expectativas, se ubica entre los mejores del segmento.

 

Precio: Desde US$  21,900 hasta US$ 29,600

Consumo: 25 mpg ciudad / 33 mpg carretera

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here