Principal / PRUEBAS MANEJO / Ford Ranger del 2019, cumple con casi todas las expectativas

Ford Ranger del 2019, cumple con casi todas las expectativas

Por Mark Rodriguez

Ha pasado casi una década desde que hubo un nuevo Ford Ranger en los concesionarios. Mucho ha cambiado en ese tiempo, ya que las camionetas medianas son más grandes que antes.

Este Ford Ranger no es completamente nuevo. Ford pudo haber retirado al Ranger del mercado de los Estados Unidos en 2011, pero no dejó de construir y vender Rangers en otras partes del mundo, con mayor presencia en Australia.

Ford le dio a este Ranger del mercado mundial una renovación para 2015, y es ese camión el que forma la base para nuestro Ranger del 2019, que está construida en la planta de Ford en Wayne, Michigan.

Modelos y opciones

El Ford Ranger del 2019 llega con tres niveles de equipamiento: El XL, el XLT y el Lariat, el que probé.

Está disponible con dos configuraciones de cabina: cabina extendida (SuperCab) con una cama de 6 pies o una cabina de tripulación con una cama de 5 pies.

El Lariat, viene con rines de aleación de 18 pulgadas, un tomacorriente de 110 voltios, un punto de acceso Wi-Fi 4G, tapicería de cuero, , una pantalla táctil central de 8 pulgadas con interfaz Sync 3 de Ford y conectividad automática Apple CarPlay y Android.

Las ruedas varían desde unidades de acero de 16 Pulgadas a unidades opcionales de 17 o 18 pulgadas. Las opciones en los modelos todo-terrenos son muy parecidas a la F-150 Raptor.

El paquete FX4 Off-Road, incorpora características como placas de protección, llantas mejoradas, amortiguadores y suspensión fuera de carretera. El paquete también agrega el sistema de gestión de terreno y el control de senderos.

Motor y trasmisión 

E Ranger trae un motor de 4 cilindros turbo, de 2.3 litros con 270 caballos de fuerza y 310 libras pies de torque, acoplado a una transmisión automática de 10 velocidades.

Tiene una capacidad máxima de arrastre de 7,500 libras con una capacidad de carga útil de 1,860 libras.

Diseño de interiores  

El Lariat luce fresco y elegante. Los asientos delanteros tienen una forma agradable y están acolchados cómodamente. También pueden acomodar a personas más grandes y aun así proporcionar a los ocupantes más pequeños con suficiente apoyo lateral.

El espacio para las piernas es excelente, y el espacio para la cabeza es más que suficiente. Sin embargo, es un poco apretado al nivel de los hombros.

El asiento trasero también tiene mucho espacio para la cabeza, pero el espacio para las piernas es apretado. Los asientos delanteros tienen un recorte para ayudar a contrarrestar este problema, pero no es suficiente.

Los fondos de los asientos traseros están bien acolchados, pero los respaldos son un poco más verticales de lo que me gustaría.

El almacenamiento en la cabina es pobre. La estructura de soporte del asiento se interpone en cualquier almacenamiento real con la parte inferior del asiento trasero levantada, y el respaldo del asiento solo se inclina hacia delante lo suficiente para dejar acceder a un Chihuahua.

No hay provisión para hacer una plataforma de almacenamiento de esa manera. Lo que es peor, es un asiento de una sola pieza.

Esta falta insondable de una división 60/40 o incluso una división 50/50 hace que sea imposible acomodar a tres en la cabina con una parte del asiento trasero amarrado para carga.

El Ranger se ve arrastrado por problemas cotidianos como el almacenamiento regular y el asiento trasero de una pieza, que no ofrece muchas opciones de almacenamiento en la cabina.

Tecnología

Trae una variedad de funciones para los equipos de computación y tabletas. Una perilla giratoria controla el estado de la caja de transferencia, del 4×4, e incluye un modo de remolque neutral para habilitar el remolque de cuatro, abajo, detrás de un auto caravana.

Los botones para habilitar el control de sendero y el control de descenso de pendientes y el diferencial trasero de bloqueo, son muy fáciles de manipular.

El sistema Ranger’s Sync 3 se basa en una pantalla táctil de 8 pulgadas. Claro, hay botones prominentes de volumen y tono.

Pero lo que falta son los botones de acceso directo físicos, que facilitan la realización de tareas básicas sin presionar la pantalla para acceder a los menús relevantes.

La función Navegación del Sync 3 tiene la capacidad de tomar decisiones rápidas basadas en patrones de tráfico y accidentes.

La conectividad de Apple CarPlay y Android Auto vienen de serie con la configuración, y el Sync 3 funciona bien y es fácil de usar, ya que está equipada con gráficos nítidos.

Hay dos puertos USB montados en la consola. Otras opciones incluyen Ford+Alexa, control de voz mejorado, navegación incorporada y un sistema de sonido premium B&O Play by Bang & Olufsen.

Seguridad 

Ademas de toda las bolsas de aire, el frenado automático de emergencia viene de serie.

Trae unas características de seguridad activa estándar incluye advertencia de cambio de carril, con asistencia de mantenimiento de carril, un sistema de alerta de proximidad inversa y un sistema de monitoreo de puntos ciegos, que puede configurarse para dar información con un remolque adjunto.

Con el Lariat obtendrá un control de crucero adaptable, frenado automático de emergencia mejorado con detección de peatones, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, luces antiniebla, control de crucero, luces altas automáticas, el sistema Co-Pilot360 de Ford con asistencia de mantenimiento de carril y blindaje y alerta de tráfico cruzado trasero.

En carretera 

El motor EcoBoost de 2.3 litros se siente bien, nunca parece que se cansa y produce un decente sonido.

En carretera, conduce mejor de lo que uno espera de una pickup. La dirección electrónica asistida está bien afinada y las esquinas se despachan con un giro menor del cuerpo.

Al presionar un poco el acelerador se nota un cambio muy rápido,  al colocar la palanca de cambios en la posición sport, la velocidad se mantiene, pero su posición cambia un poco más en el rango de revoluciones.

El tamaño es más compacto que la F-150, lo que también la hace más fácil de conducir en cualquier curva. Conduce como un vehículo más pequeño, ya que la cremallera de la dirección es apretada y sensible, y la suspensión Sport endurece la marcha, lo que hace sentirla muy sólida en el camino.

Sentí que la dirección del vehículo se siente adormecida desde el asiento del conductor, y desconectada al girar el volante. El esfuerzo es bastante ligero, y carece de cualquier tipo de acumulación significativa para darle la sensación de que ha girado lo suficiente.

El sistema de gestión del terreno le permite al conductor optimizar el control de tracción y la respuesta del acelerador para tres escenarios todo terreno: césped, grava y nieve, barro y surcos, y arena.

Básicamente, se trata de un control de crucero off-road de baja velocidad que manipula el acelerador y administra el giro de las ruedas para que el conductor pueda concentrarse en elegir la mejor línea sobre y alrededor de los obstáculos.

El Ranger absorbe bien las grietas y la textura gruesa de la carretera, es una camioneta que genera movimientos de marcha elásticos y flexibles, pero no es tan sólida como la Toyota Tacoma.

Conclusión 

En general, la Ranger es una camioneta de tamaño mediano con un motor fuerte con las últimas funciones de seguridad avanzadas, ante una competencia como la Toyota Tacoma, el Chevrolet Colorado, Nissan Frontier y Honda Ridgeline, que en algunos casos son más equilibradas que la Ranger.

En este segmento vale por su necesidad y su gusto, y las variantes están ampliadas, ya que salvo la Tacoma, las otras variantes están a la par de la Ranger, y es aquí donde juega el gusto de cada uno.

 

Precio sugerido: Desde US $ 24.300  hasta US $ 36,390

Consumo: 21 mpg ciudad, 26 mpg carretera.

 

Noticias relacionadas

Mitsubishi Outlander PHEV del 2020, llega con nueva tecnología de seguridad avanzada

El PHEV que debuto en el 2018, no ofrece tres filas de asientos debido a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *