Fiat 500 Abarth Cabriolet, rápido y al aire libre para la vida urbana

Cuando Fiat empezó a vender automóviles nuevos en los Estados Unidos nuevamente después de 28 años de ausencia, no lo hizo con el sedán familiar o el SUV crossover, sino con el 500, para llamar la atención de esos compradores de modelos retros.

Cinco años más tarde, el Fiat 500 no tiene la misma novedad asociada con él, pero todavía tiene un público de seguidores, sobre todo sudamericanos.

La producción comenzó a mediados de 2007 en las instalaciones de Fiat en Tychy, Polonia, y más tarde en Toluca, México. Numerosas guarniciones, equipos y versiones de rendimiento se ofrecen con un estilo de carrocería convertible disponible a partir del 2009.

Motor y trasmisión

El motor de 1,4 litros turbo del modelo Abarth hace 160 caballos de fuerza y ​​170 libras-pie de torsión con la transmisión manual de cinco velocidades disponible.

Con la transmisión automática de seis velocidades, las cifras de salida cambian ligeramente a 157 caballos de fuerza y ​​183 libras-pie de torque.

La economía de combustible del Abarth se estima en 30 mpg combinado (28 ciudad / 33 autopista) con el manual y 27 mpg combinado (24 ciudad / 32 autopista) con el automático.

Estilos y Opciones

El Fiat 500 está disponible como un hatchback o un convertible. Ambos se ofrecen en tres modelos, el Pop, Lounge y el Abarth, el que probé. También hay una versión totalmente eléctrica, la 500e.

Las características estándar incluyen llantas de aleación de 15 pulgadas, la interfaz Uconnect de Infotainment de Fiat Chrysler con una pantalla táctil de 5 pulgadas, teléfono Bluetooth y conectividad de audio, controles de voz y un sistema de audio Alpine de seis bocinas, una entrada de audio auxiliar y dos puertos USB, uno para la integración de dispositivos móviles, y el otro para cargar.

El Fiat 500 Abarth centrado en el rendimiento. Trae faros antiniebla, sensores de estacionamiento, un motor turbo, ruedas de 16 pulgadas, spoiler trasero, suspensión deportiva, frenos actualizados con pinzas pintadas de rojo, un sistema de escape de rendimiento con un distintivo exterior e interior.

Incluye los sensores de estacionamiento del Lounge y agrega un motor más potente, un alerón trasero, un ajuste de suspensión más deportivo, frenos mejorados con pinzas pintadas de rojo, un sistema de escape de rendimiento, ajustes distintivos de diseño exterior e interior, tapicería de tela de primera calidad, un cuero- pomo de cambio envuelto, un volante deportivo y alfombrillas delanteras.

Otras opciones populares incluyen un techo solar para modelos coupé, 16 pulgadas (Lounge) o ruedas de 17 pulgadas (Abarth), un sistema de sonido Beats Audio de seis bocinas un sistema de navegación y mejoras de estilo interior.

Diseño de Interiores 

El interior del Abarth se ve y luce divertido. Hay un amplio espacio en los asientos delanteros para los ocupantes más altos, mientras los asientos traseros para cualquier 500 son más o menos lo que cabría esperarse, ya que es la tortura para los mayores de la edad preescolar, sobre todo cuando tiene la capota cerrada.

Las limitaciones del ajuste del asiento y del volante comprometen la comodidad, y el contorno del asiento delantero molestará a algunos conductores. La falta de un acolchado adecuado en el codo y el zumbido del motor y el escape perjudicaron aún más los puntajes de comodidad. La calidad del viaje es lo suficientemente decente.

Si bien el interior minimalista de los 500 tiene cierto atractivo de diseño retro, también sirve para limitar la funcionalidad de muchos sistemas.

El diseño del control de los 500 también es un poco de mezcla, incluyendo controles extraños para el sistema climático y audio. Aunque me gusta los menús fáciles de usar en el sistema de información y entretenimiento de Uconnect, aunque la pantalla en sí es pequeña para los estándares de hoy.

La tapa plegable del convertible se acumula como en la cubierta trasera cuando se retrae, pero lo malo es que le bloquea su vista por detrás.

El maletero del Cabriolet solo mide 5.4 pies cúbicos, aproximadamente la mitad de la capacidad del modelo hatchback (9.5 cubicos). La pequeña abertura obstaculiza la utilidad. Es difícil conseguir una maleta de mano que se ajuste.

El almacenamiento interior es mínimo, con bolsillos de puerta poco profundos y portavasos estrechos.

Seguridad

Las características estándar de seguridad incluye control de estabilidad y tracción, frenos de disco antibloqueo, asistente de inicio de colina, airbag de rodilla de conductor, airbags laterales delanteros, airbags laterales de cortina y sensor de estacionamiento trasero.

En carretera

Dentro de la línea de los 500, el Abarth es significativamente más atractivo para conducir. Si bien puede ser ágil y maniobrable, el 500 definitivamente no es deportivo.

Incluso el modelo Abarth, con 160 caballos de fuerza, puede hacer girar los neumáticos delanteros a toda velocidad, pero los números de aceleración instrumentados son menos impresionantes. Apenas puede seguir el ritmo de la base Mini Cooper Hardtop, y mucho menos del modelo Cooper

La dirección es exacta pero carece de retroalimentación, La afinación más firme de la suspensión del Abarth mejora la respuesta de manejo, sin dañar su comodidad. La adrenalina sube al doblar a todo dar las curvas rápidas, donde las agarra sin problemas.

El Abarth le ofrece una experiencia de conducción más intensa, ruidosa y entretenida, más si lo solo lo usa en la ciudad. Esta es realmente la única manera de ir en este auto, que a pesar de ser pequeño es muy divertido.

Conclusión

No hay nada entre la competencia para el Fiat 500, y menos para el Abarth, pero hay un par de rivales por ver. El Mini Cooper cuenta con una cabina de mayor calidad, manejo más agudo y un grado mucho más alto de posibilidad de personalización personal, pero también es más caro.

El Fiat 500 es una opción interesante para compradores subcompactos, pero no es nuestra primera opción. Los competidores son menos costosos en muchos casos y ofrecen más comodidades.

El Fiat 500 siempre ha sido un auto de mi gusto, y más con la versión Abarth que es una saeta en el camino, y un placer de conducirlo. No hay muchos usados de este modelo a la venta, por lo que los compradores lo guardan para una futura revaluación de modelo clásico.

 

Precio: El modelo base desde US$ 16,245 con el Abarth Cabriolet desde US$ 21,990

Consumo: 28 mpg en ciudad, 33 mpg en carretera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here