Principal / PRUEBAS MANEJO / Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye, el hijo del Demonio

Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye, el hijo del Demonio

Este año, Dodge ha retirado de la venta al Demon Hellcat (Demonio) de 840 caballos de fuerza, ya que las 330 unidades fabricadas fueron todas vendidas, pero para compensar este retiro, está el nuevo SRT Hellcat Redeye de 797-hp.

Es básicamente el Demon, pero con un V8 ligeramente desafinado y menos hardware específico que traía el Demon para las carreras de arrastre.

La única manera de distinguir entre el Redeye y un Hellcat es mirar las insignias Hellcat. Las modelos Hellcat Redeye tienen un gato con ojos rojos, los Hellcats no tienen los ojos rojos.

Estilos y Opciones

El Dodge Challenger del 2019 está disponible en siete niveles de equipamiento principales, la mayoría de los cuales se dividen a su vez en varios subsidios. Los principales niveles de equipamiento incluyen el SXT, GT, R / T, R / T 392, SRT Hellcat y SRT Hellcat Redeye, el que probé.

Llega con franjas exteriores y gráficos, faros de xenón, luces altas automáticas, limpiaparabrisas automáticos, asientos ventilados Tapicería de cuero y / o piel sintética, retiro del asiento trasero, volante eléctrico inclinable y telescópico, sistema de audio Alpine de nueve bocinas y sistema de sonido envolvente premium Harman Kardon de 18 bocinas.

Un techo solar es opcional en todos los modelos Challenger, y los nuevos compradores de Hellcat obtienen un curso de un día en una escuela de SRT Driving Experience.

Motor y trasmisión

El nuevo SRT Hellcat Redeye se inspira en el Demon del año pasado. La potencia de salida se ha aumentado a 797 caballos de fuerza 707 pies de torque y solo se ofrece con una transmisión automática de ocho velocidades.

Dodge hizo que la transmisión fuera lo suficientemente fuerte como para soportar el temple del motor, lo que significa que los neumáticos traseros son el eslabón más débil en este sistema de suministro de potencia.

Diseño de Interiores 

Es un conductor diario mucho más habitable en la competencia de las  coupé y muscle-car. Pero obtener acceso con las grandes puertas abiertas puede ser un desafío.

Las grandes puertas del Challenger son pesadas y su tamaño es un obstáculo en espacios de estacionamiento reducidos. El acceso a los asientos traseros es un poco mejor que en sus rivales.

El Challenger tiene mucho espacio para las piernas y hombros. El espacio para la cabeza está ligeramente comprometido por el techo solar opcional, aunque la mayoría de los que tienen 6 pies, aún caben.

El asiento trasero no está hecho para todos los tamaños, pero es mucho más grande que el de los competidores y ofrece tres asientos en lugar de dos.

La visibilidad no es buena, pero eso es típico del segmento. Hay puntos ciegos significativos sobre el hombro. Las líneas de visión delanteras son aceptables, pero puede ser difícil juzgar las esquinas delanteras. Una cámara de visión trasera con una gran pantalla es estándar y ayuda considerablemente.

La apertura del maletero es grande y su capacidad hace volar a la clase con 16.2 pies cúbicos, a la par con el espacio en un sedán mediano.

Los respaldos de los asientos traseros se pliegan en una configuración dividida 60/40 para ampliar aún más el espacio del Challenger.

Tecnología

Los controles consisten en una combinación de botones y botones que son grandes y fáciles de usar. Algunas funciones están ocultas en la pantalla táctil, pero, de lo contrario, es una de las interfaces más fáciles de usar de la industria.

El sistema Uconnect del Challenger es uno de los mejores sistemas plug-and-play que existen. Es muy fácil de usar gracias a múltiples soluciones para los mismos comandos. Pero en comparación con otros sistemas, la interfaz parece un poco anticuada.

El Uconnect ha sido uno de los sistemas más fáciles de usar en el mercado durante mucho tiempo y sigue siéndolo, con compatibilidad Apple CarPlay y Android Auto. La conexión rápida al teléfono inteligente, los controles fáciles de entender y las estructuras de comando simples facilitan la conducción sin distracciones.

El sistema de sonido de nueve bocinas tiene una calidad de sonido excelente, y la pantalla táctil opcional de 8.4 pulgadas agrega la navegación para mayor comodidad.

Los controles de voz usan una estructura simple y fácil de aprender y toman comandos básicos para el audio, la navegación y las llamadas con manos libres. Es una interfaz familiar y libre de problemas.

Seguridad

Viene equipado con 9 airbags, control electrónico de estabilidad, mitigación electrónica del balanceo, frenos de disco antibloqueo ABS,  detección “crosspath” trasero y anclajes “LATCH” para asientos infantiles.

Ofrece alerta de colisión frontal, frenado de emergencia automático, advertencia de salida de carril, asistencia de mantenimiento de carril y control de crucero adaptado, advertencia de colisión delantera, monitoreo de punto ciego y alerta de tráfico cruzado trasero,

En carretera

La dirección se siente pesada, tal vez un poco demasiada pesada para maniobrar a baja velocidad. En la carretera, sin embargo, el peso imparte una excelente sensación de estabilidad.

La dirección pesada del Challenger ayuda a la maniobrabilidad, pero el auto se siente grande, especialmente en carreteras estrechas y curvas cerradas.

La respuesta del motor es rápida, aunque hay poca retroalimentación entre la carretera y el conductor. Algunos conductores podrían considerar que la pesada carga de la dirección es demasiado para las tareas diarias en la ciudad.

Los frenos se detienen de forma segura y consistente, y se mantiene bien para un sedán grande cuando se trata de rendimiento.

El balanceo mínimo del cuerpo y la amortiguación real lo hacen bastante controlable cuando estás dando vueltas. La transmisión automática de ocho velocidades cambia rápida y suavemente,

Equipado con la suspensión deportiva más firme del Super Track Pak, el Challenger tiene una marcha firme que se espera para la clase. Hace un gran trabajo al absorber las imperfecciones de las carreteras pequeñas, pero se siente discordante por los baches y saltos más grandes.

Un viaje más firme es aceptable desde un automóvil deportivo como el Challenger, pero las protuberancias más grandes del camino son mucho más notables en su interior.

Sin embargo, la combinación de asientos cómodos y un paseo rápido y seguro, hacen de este deportivo un lugar agradable para conducirlo por un tiempo prolongado.

Conclusión

El nuevo SRT Hellcat Redeye se inspira en el Demon del año pasado, con su extravagante potencia y estilo clásico retro.

Los autos musculosos también son conocidos por su falta de practicidad, pero el Challenger se resiste al hacer menos sacrificios en la usabilidad diaria gracias a su gran baúl y sus asientos traseros relativamente espaciosos.

El Challenger está en la línea de competición del Chevrolet Camaro y el Ford Mustang, pero su estilo retro lo diferencia, lo que le agregaría valor a un futuro coleccionista.

 

Precio: US $72,745 (el Redeye)

Consumo: 13 mpg ciudad / 22 mpg en carretera

Noticias relacionadas

Toyota C-HR del 2019, un decente CUV en un segmento en crecimiento

  En la última década el consumidor se subió al tren de  los Crossovers, ya que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *