Toyota “bZ4X”, un auto eléctrico con nombre raro y una configuración muy convencional

Toyota no ha producido ningún modelo eléctrico todavía. Para peor, el cabildeo continuo de Toyota contra los incentivos e los vehículos eléctricos “EV”, pinta una imagen de una compañía, que está más enfocada en probar el caso de sus esfuerzos en el combustible de hidrógeno, (que aún son incipientes), que en responder a la llamada de sus clientes para un Toyota eléctrico (EV).

Ante las reiteradas quejas de sus clientes, Toyota trae al mercado su primer vehículo completamente eléctrico, el impronunciable “bZ4X”.

Este “bZ4X” fue desarrollado conjuntamente con Subaru, cuya propia versión del modelo se llama Solterra, es un SUV compacto, un poco más largo que el RAV4 actual.

Las especificaciones “bZ4X” no atrapan a sus seguidores, (además del nombre), pero encontrarán que la potencia de salida y el rango de manejo estimado son suficientes.

Tren de potencia

Hay dos sistemas de propulsión a elegir. Una versión de un solo motor con tracción delantera que genera el equivalente eléctrico de 201 caballos de fuerza o una versión de doble motor con tracción total que genera 215 hp.

Toyota afirma que el AWD bZ4X puede saltar de 0 a 60 mph en 6.5 segundos, algo lento ante sus competidores.

Rango

Si bien la EPA aún no había calificado oficialmente el rango del bZ4X del 2023, Toyota estima que puede viajar hasta 252 millas con una carga completa. Esa cifra se aplica a la versión XLE de un solo motor y tracción delantera.

La versión XLE de doble motor se reduce a 228 millas. En cuanto a la versión Limited de nivel superior, el monomotor puede recorrer hasta 242 millas, mientras que las versiones de dos motores cuentan con 222 millas.

Estos no son números que superen al mundo de ninguna manera. Por ejemplo, la cifra de alcance más corta estimada por la EPA para el Volkswagen ID.4 del 2022 es de 245 millas y una versión tiene una clasificación de hasta 280 millas.

Su interior

La cabina está construida con una mezcla de plásticos duros, detalles en negro piano brillante en el área de la consola central y superficies más suaves para los reposabrazos y otros puntos de contacto.

La curvatura de la estructura central en negro piano refleja la luz directamente en la cara del conductor en ciertos ángulos. Los días soleados serán un verdadero problema.

Se necesita algo de tiempo para sentirse cómodo en el asiento del conductor. El problema principal es la posición de la pantalla de información digital que muestra información como la velocidad y la duración restante de la batería. Está montado lejos del conductor y es difícil de ver por encima del volante.

El espacio para la cabeza es limitado en la parte trasera en comparación con la parte delantera, y los pasajeros traseros tienen que pasar por un espacio más pequeño en la puerta que hace que entrar y salir sea un poco más incómodo.

Sin embargo, una vez allí, disfrutarán de la apariencia de un techo de vidrio panorámico fijo.

Cargo

Detrás de la segunda fila de asientos, el “bZ4X” tiene una capacidad máxima de carga de 27,7 pies cúbicos, lejos de un RAV4 (37,5 pies cúbicos) o un Ford Mustang Mach-E (29,7 pies cúbicos).

Muchos vehículos eléctricos también tienen un poco de capacidad de almacenamiento adicional a través de sus baúles delanteros.

El Tesla Model Y es el más grande de su clase, y el Mach-E incluso tiene un orificio de drenaje para que pueda usarlo como un enfriador lleno de hielo para drenarlo más tarde.

Pero abre el capó del “bZ4X” y no verás nada más que cables y componentes eléctricos.

Tecnología

El “bZ4X” trae una pantalla táctil central de 12,3 pulgadas que ejecuta la última versión del sistema operativo Toyota Audio Multimedia. La pantalla responde y está libre de los reflejos del sol que afectaban a algunas pantallas táctiles de Toyota en el pasado.

La integración de teléfonos inteligentes Apple Carplay y Android Auto viene de serie e incluye conectividad inalámbrica, por lo que no necesita un cable USB para integrar su teléfono a la pantalla táctil.

Opcional para el bZ4X es un sistema estéreo JBL de nueve bocinas. Es decepcionante la calidad del sonido teniendo en cuenta que es un sistema premium.

En carretera

El “bZ4X es un SUV EV tranquilo. Su dirección está adormecida, por lo que no se siente el camino, pero en general es fácil de manejar, debido a su curva de aprendizaje baja y controles suaves que acentúan la comodidad en el camino.

Una desventaja importante es la falta de conducción completa con un pedal. Muchos vehículos eléctricos nuevos pueden usar su frenado regenerativo para reducir la velocidad automáticamente y detenerse por completo cuando levanta el pie del acelerador.

Toyota se ha quedado con la configuración convencional en la que necesita usar tanto el acelerador como el freno. Se siente como una oportunidad perdida que puede disuadir aún más a algunos compradores que pudieran interesarle el vehículo.

Conclusión

Toyota tiene un problema y no es su calidad, el problema es que los jóvenes se están alejando de la marca. Así paso con GM en los 80 y 90, lo que pagó muy caro en las décadas subsiguientes.

El fabricante Japones, pensó solucionar ese problema creando la submarca Scion, pero resulto en un fiasco.

Fiasco que pudiera tocarle al “bZ4X”, que por su nombre y sus pocas prestaciones ante la competencia, pudiera quedar pronto en el olvido. El tiempo dirá si este “bZ4X” es o no, un acierto de Toyota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here