Stellantis quiere darle una nueva oportunidad a una marca que está agonizando

Carlos Tavares, el director ejecutivo de Stellantis, ha dicho que será fácil para cada una de las 14 marcas de la compañía, sacar al mercado vehículos eléctricos totalmente diferenciados con las cuatro plataformas de vehículos y las tres arquitecturas de software a su disposición.

Stellantis es conocida como la automotriz con menos fiabilidad de America del Norte, y en estos cambios a modelos eléctricos, una marca saldrá beneficiada, y es Chrysler.

Chrysler es famosa por sus vehículos con muy baja fiabilidad, al igual que sus contrapartes de Stellantis, como lo son Jeep, Dodge, Fiat, Alfa Rome y Ram

Hoy en día, Chrysler conserva solo dos modelos en su línea de vehículos, el vetusto sedán 300, y el Minivan Pacifica.

Dada su baja fiabilidad y su mala reputación por su bajo valor de reventa, se pensó que la marca Chrysler ha estado al borde de la extinción durante algún tiempo, así como lo fue Plymouth.

Como Stellantis resucitará a Chrysler ?

Stellantis posee 15 marcas en todo el mundo, y en un evento que se realizo en las afueras de Amsterdam el grupo discutió la futura estrategia de productos.

En el evento, el CEO Carlos Tavares dijo que Chrysler es uno de los pilares emocionales de la antigua FCA, y es importante para el grupo darle a esta marca un futuro y oportunidad de recuperarse, por lo que se piensa en relanzar a Chrysler.

Se cree que uno de los primeros modelos nuevos sea un crossover compacto eléctrico llamado Airflow (en la foto de arriba) que competirá con el Tesla Model Y, el Ford Mustang Mach-E y el Volvo XC40 Recharge. Algo que creemos que será muy difícil.

Los vehículos eléctricos son caros, y difícilmente un comprador se aventurara a adquirir un Chrysler EV, cuando la marca tiene un grupo de compradores muy distante al grupo de compradores de nuevos autos eléctricos.

Los graves problemas de la marca Chrysler son los defectos eléctricos, que aparecen a los pocos años de nuevo, por lo que tendría un camino muy largo para captar nuevos compradores.

Los planes para la otra marca tambaleante como Fiat, que vende solo el crossover 500X en los Estados Unidos, no parecen tan concretos, como los de Chrysler, por decir.

Tavares dijo que “Tenemos un par de ideas y aún no hemos tomado todas las decisiones”. “Tenemos la visión estratégica para invertir en todas las marcas estadounidenses”, pero agregó que “no tengo intención de traer más marcas a EE. UU. en este momento. Creo que tenemos suficiente.”

Por lo que si alguien pregunto si Peugeot o Citroen entrarían al mercado de Estados Unidos, ahí tienen la respuesta. Un rotundo No.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here