Sepa porqué Volkswagen visualiza un futuro mas eléctrico   

En los años 70 Volkswagen era un fuerte contrincante para las automotrices americanas, que no se preocupaban por fabricar autos pequeños.

Con un promedio de 700.000 ventas anuales, la automotriz alemana se paseaba por Troy, el patio trasero de Detroit con mucho orgullo.

Pero llegaron los japoneses, y la debacle empezó y sus pequeños modelos no podían competir con la eficiencia de los vehículos del país del sol naciente. Y sus ventas bajaron, y bajaron.

Luego llegaron los coreanos y las ventas llegaron a bajar a cerca de 100.000 unidades al año. Con esto la automotriz tuvo un replanteo de retirada, y tránsito en un limbo con modelos hechos en su mayoría en México, y sin el gusto del americano.

Pero de a poco, y saliendo de Detroit para Herndon, Virginia, la automotriz le buscó la vuelta al negocio en el país, y de a poco fue levantando.

Pero llego otro Palazo, el escándalo de los diésel. Eso no amilanó la confianza alemana y de a poco con nuevos productos sus ventas se han ido fortaleciendo. Tanto, que en porcentaje es una de las automotrices de mayor crecimiento.

Y esta vez la automotriz alemana quiere ser un fuerte ave Fenix, y está preparando su asalto eléctrico en toda la regla para el mercado estadounidense.

El “Plan Volkswagen” es Implementar no menos de 15 vehículos eléctricos para el 2025, con su emergente gama de vehículos ID como cabeza de toro.

El primer ID de producción EV, denominado ID 3, es un Golf pseudo-eléctrico, que no se venderá en nuestras costas, pero ya ha debutado en Europa.

En cambio, un vehículo de producción inspirado en el ID Crozz liderará el avance americano con el concepto Crozz, un futuro crossover con una batería de 83 kWh y 302 caballos de fuerza de su tren motriz eléctrico.

La automotriz dice que el ID Crozz tendrá un rango de 300 millas y que estará acompañado por un sedán eléctrico equipado de manera similar en su debut.

El modelo con especificaciones superiores será capaz de un tiempo de cero a 60 segundos de cinco segundos gracias a la combinación de un motor trasero de 150 kW y uno delantero de 125 kW. VW estima un tiempo de 20 minutos para alcanzar una carga del 80 por ciento de su batería de 111 kWh.

Otro modelo que pudiera sorprender si se fabrica es el ID Buggy, que se espera que alcance la producción gracias a la flexibilidad de la plataforma MEB de VW.

El jefe de diseño de Volkswagen, Klaus Bischoff, había dicho que el ensamblaje del EV todoterreno se está contratando para una startup eléctrica alemana llamada e.Go Mobile.

El ID Buggy está impulsado por un motor eléctrico montado en la parte trasera que produce 201 caballos de fuerza y ​​228 lb-ft de torque y puede viajar 155 millas con su paquete de batería de 62 kWh.

También esta el concepto deportivo ID Vizzion equipado con puerta suicida y un sistema AWD eléctrico que promete una potencia combinada de 302 caballos de fuerza y ​​un rango de conducción estimado de 413 millas, como resultado de su paquete de baterías de 111 kWh.

El concepto más orientado al lujo es el Vizzion que traería sistemas autónomos de Nivel 5, y sin volante. El conductor lo controla con controles de voz y gestos. Como para que la suegra lo conduzca.

Y saliendo de lo eléctrico y entrando en un segmento en crecimiento, VW ha sondeado la posibilidad de una pick mediana, como el concepto Tarok.

El concepto de camioneta VW más pequeño siguió los talones del concepto Atlas Tarol con motor V-6, que hizo su debut en el 2018. El Tarok cuenta con un motor turboalimentado de 1.4 litros, una transmisión automática de seis velocidades y 4Motion all -transmisión de la rueda.

El Tarok está respaldado por la plataforma MQB, compartida por Arteon, Atlas, Jetta, Polo y Tiguan, por lo que no tuviera problemas de la

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here