Porque los fabricantes pudieran estar perdiendo a la nueva generación de compradores?

El número de vehículos nuevos que comienzan por debajo de los 20,000 dólares está en picada y las cosas están empeorando para los que buscan un automóvil nuevo y económico.

Ni Ford y ni Fiat Chrysler venden un vehículo por menos de 20,000 dólares, ya que han dejado los sedanes económicos ante los SUV’s.

Esta tendencia es un cambio en la industria, que afecta particularmente a los compradores jóvenes y nuevos, que se están volcando a comprar autos usados o transportarse con Uber o Lyft.

De los tres grandes de Detroit, solo Chevrolet tiene el Sonic y el Spark, dos vehículos con un precio inferior a 20,000 dólares, pero que están al borde de desaparecer. Las ventas de estos pequeños sedanes representan solo el 4% del mercado para Chevrolet, por lo que no hay mucho en juego aquí.

Según datos del Detroit Free Press, hace tres años, el 20% de las ventas de vehículos de pasajeros nuevos eran vehículos con un precio inferior a 20,000 dólares.

En el 2019 ese número fue de alrededor del 13 por ciento. Y sigue en baja, ya que el precio promedio de transacción de todos los vehículos de pasajeros nuevos sube a algo menos de 40,000 dólares.

Ante esta tendencia de los fabricantes americanos que quieren ganar más con sus vehículos y no afrontar mala prensa con los pequeños limones que fabrican, salen a relucir los beneficiados.

Y los beneficiados de esta tendencia son los fabricantes de automóviles asiáticos, que todavía ofrecen vehículos baratos, tanto en sedanes pequeños como en los pequeños crossovers.

De esta tendencia, salen airosos el Kia Seltos, Hyundai Venue, el Kia Soul y al Nissan Kicks, crossovers que cuestan de entrada menos de 20,000 dólares y que atraen a los jóvenes que quieren comprar su primer auto nuevo.

Por el lado de los fabricantes americanos, el Ford Ecosport está algo arriba de los 20.000 dólares, lo mismo que el Jeep Renegade y el Fiat 500X, con el nuevo Chevy Trailblazer que se unirá al grupo de SUV económicos.

Esta preferencia de los Crossovers eclipsa el hecho de que hay muchos sedanes pequeños y económicos por menos de 20,000 dólares, como el Honda Fit, Mitsubishi Mirage, Kia Rio, Kia Forte, Nissan Versa, Hyundai Accent, Toyota Yaris, Volkswagen Jetta y Subaru Impreza.

Pero muchos compradores prefieren un auto usado con muchas más características de lujo, comodidad y seguridad, que un modelo de entrada con pocas caracterizas dedo su bajo precio de auto nuevo.

Esta tendencia de tener un promedio de casi 40.000 dólares por unos vehículos nuevos con muchas características, ha hecho crecer el mercado de autos usados, con abundancia de vehículos bien cuidados que podrían reemplazar a los nuevos modelos que cuestan 20.000 dólares y que llegan con menos características de lujo y seguridad.

A fines del 2019, regresaron bien cuidados un número récord de autos fuera del contrato de arrendamiento, lo que significa un gran suministro de vehículos poco usados, con mejor calidad que autos nuevos de nivel de entrada.

La mayoría de los vehículos que tienen tres años de uso y regresaron de su arrendamiento, ofrecen muchas de las tecnologías de seguridad y conveniencia de un auto nuevo, y se venden por aproximadamente la mitad de lo que cuestan nuevos.

Por lo que, un comprador con un presupuesto de 20,000 dólares puede comprar un vehículo que valía el doble hace tres años, y sigue en muy buen estado.

Según varios analistas, incluyendo nuestro grupo, los precios de los automóviles nuevos no podrán seguir subiendo, porque el tope de los 17 millones de autos anuales se quedara congelado, y no habrá un crecimiento.

Habrá que ver si los nuevos autos chinos que se esperan lleguen en los próximos años cubran ese segmento, pero por lo pronto, la nueva generación esta indecisa entra un vehículo nuevo, uno usado o utilizar la movilidad compartida, como Uber o Lyft.

Con la tendencia de que los fabricantes están perdiendo a una generación más joven de compradores de automóviles nuevos ante vehículos usados o sistemas de  movilidad compartida, éstos deberán modificar costos y tendencias, ya que el mercado pudiera decrecer, lo que sería una alarma para varios fabricantes que marchan sobre campo minado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here