Porque la venta de Pick Ups es inmune al Coronavirus

Los números mandan, y demuestran que siquiera una pandemia global puede impedir que los estadounidenses compren sus apreciadas camionetas.

Según cita USA Today, si bien las ventas de automóviles de pasajeros y SUV han caído drásticamente, las ventas de camionetas se han mantenido muy bien, a medida que los estadounidenses aprovechan las ofertas de financiamiento de bajo interés y se niegan a dejar que las preocupaciones económicas les impidan obtener el vehículo que tienen en la mira.

Las ventas de automóviles de pasajeros cayeron un 48,6% en el período de tres meses de marzo a abril, en comparación con el año anterior, al mismo tiempo, las ventas de SUV cayeron un 36,6%, todo esto debido a la pandemia.

Según los analistas de la industria, las ventas de camionetas cayeron un 18,7%, y gran parte de la disminución se debió a una caída en las compras de compradores comerciales y gubernamentales, según los analistas.

Y aunque algunos fabricantes de automóviles no han publicado un desglose detallado de su desempeño, las ventas minoristas fueron mucho más fuertes que las compras de flota.

Según cita el Kelley Blue Book, en abril, las ventas de camionetas excedieron las ventas de automóviles por primera vez. “Están superando significativamente el mercado”, dijo Jeff Schuster, presidente de pronóstico global de vehículos para la firma de investigación LMC Automotive.

En mayo, las ventas de la camioneta Toyota Tundra aumentaron 8.2% a 11,529, en comparación con el año anterior, mientras que las ventas de la camioneta Toyota Tacoma de tamaño mediano aumentaron 8.6% a 24,853. Fue el mes de mayo más importante para las ventas del Tacoma.

Una razón probable es que los estados, como Texas, donde los estadounidenses compran la mayoría de las pick ups, no se han visto menos afectados por las órdenes de cierre que los estados más densamente poblados del noreste, que estaban en estrictas órdenes de cuarentena.

Los propietarios de pequeñas empresas y granjas que necesitan camiones en buen estado para trabajos, no pueden esperar para reemplazar sus vehículos.

Las agresivas ofertas de financiamiento de los fabricantes de automóviles han mantenido las ventas zumbando. Los distribuidores han extendido 0%, ofertas de financiación de 84 meses en pick ups también.

Esas ofertas han permitido a muchos compradores comprar “camionetas más caras que en el pasado. Nuevas camionetas de tamaño completo se vendan por $ 60,000 a $ 70,000 dólares, lo que significa que las ofertas del 0% pueden ahorrarle mucho dinero a la gente a largo plazo.

Según algunos analistas, muchas plantas que recientemente reiniciaron la producción luego de dos meses de cierre, dejaron el gran segmento de camionetas en estado de riesgo crítico de escasez de suministro.

Según el sitio Barclays, el inventario de camionetas grandes fue de 44 días a fines de mayo, frente a 88 días a fines de mayo de 2019.

Aunque las preocupaciones económicas, incluida la tasa de desempleo más alta desde la Gran Depresión, siguen siendo importantes, además de la financiación, hay otro factor que ayuda a aumentar las ventas: los precios del gas.

El precio promedio nacional por un galón de gasolina cayó por debajo de $ 1.90 en mayo y fue de $ 2.10 a partir del viernes, según AAA. Eso es menos de $ 2.72 un año antes.

Aunque se avecina un problema, y es el endurecimiento de las condiciones crediticias, que podría generar un obstáculo para las ventas de camiones nuevos en junio y julio. Claro, está por verse.

Fuente: USA Today

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here