La conspiración del gobierno de Biden para que el consumidor compre autos eléctricos. Será cierto ?

Según cita el periódico USA Today, algunos usuarios de las redes sociales sugieren que el aumento de los precios del combustible en los EE. UU. no es el resultado de la invasión rusa de Ucrania.

El periódico cita que el aumento del consumo o los problemas de la cadena de suministro a medida que se reanuda la vida diaria después de dos años de estancamiento provocado por la pandemia de coronavirus, no es debido a la invasión rusa a Ucrania.

Hay ráfagas de publicaciones en Facebook y Twitter que ofrecen, sin evidencia, que se está llevando a cabo un plan nefasto:

El plan esta hecho por la administración del presidente Joe Biden, que está aumentando intencionalmente el precio de la gasolina para que más conductores estadounidenses se pongan al volante de un automóvil eléctrico y dejen de usar los vehículos a gasolina.

Un popular meme que esta compartido miles de veces en Facebook e Instagram desde el martes afirma que:“$6.00 dólares por galón de gasolina es la forma de hacer que la gente compre autos eléctricos”.

La fabricación más reciente de Internet muestra que la obsesión de los estadounidenses con las teorías de la conspiración sigue desempeñando un papel importante en la forma en que interpretan la toma de decisiones políticas, incluso en tiempos de guerra.

Estos memes cargados de teoría de la conspiración (muy parecidos al tema de las vacunas), con publicaciones en Twitter y videos, comenzaron a girar cuando el precio promedio de la gasolina regular superó los $ 4 dólares por galón por primera vez en casi 14 años.

Estas publicaciones en las redes aumentó luego de que Biden anunciara una prohibición a las importaciones de petróleo ruso, una medida que advirtió que casi con seguridad haría subir aún más los precios de la gasolina en Estados Unidos, pero que asestaría un fuerte golpe a la ofensiva del presidente ruso, Vladimir Putin, en Ucrania.

Las afirmaciones sobre los vehículos eléctricos hacen eco de los temas centrales en el centro de varias teorías de conspiración difundidas al comienzo de la pandemia de COVID-19 por los seguidores de QAnon.

QAnon es una teoría de la conspiración política que luego se convirtió en un movimiento político. Se originó en la esfera política estadounidense de extrema derecha.

QAnon se centra en afirmaciones falsas realizadas por una persona o personas anónimas conocidas como “Q”. Wikipedia.

Muchas cuentas de las redes sociales de QAnon promovieron falsas teorías de conspiración de que el gobierno intentaría poner un microchip a las personas con una vacuna.

Ahora, el vehículo eléctrico parece ser la última reiteración de esas teorías de conspiración

Algunas publicaciones en las redes sociales han sugerido que el gobierno quiere presionar a las personas para que usen vehículos eléctricos para que puedan apagar el automóvil del conductor a voluntad.

Una publicación falsa que circula en las plataformas de redes sociales afirma: “No sé quién necesita escuchar esto, pero los altos precios de la gasolina empujarán a más personas a los autos eléctricos que se pueden congelar al igual que su cuenta bancaria”,

Contrariamente a esa afirmación, los vehículos eléctricos funcionan de manera similar a los de gasolina.

Según el Departamento de Energía de EE. UU., los propietarios de los autos eléctricos pueden usar estaciones de carga públicas o privadas en el hogar para recargar. De hecho, el 80% de la carga de vehículos eléctricos se realiza desde la casa del conductor,

“Las teorías de la conspiración brindan tanto consuelo durante estos tiempos tan estresantes”, dijo un seguidor de estos sitios.

Según un análisis que la firma de inteligencia de redes sociales Zignal Labs realizó para Associated Press cita que, “Las menciones de automóviles eléctricos y la conspiraron del gobierno gobierno han aumentado un 400 % en los últimos cuatro días en cuentas públicas de redes sociales, sitios web de noticias y noticias de televisión”.

El aumento en la conversación también fue impulsado por cuentas conservadoras en las redes sociales que aprovecharon los comentarios hechos el pasado lunes 7 de marzo por el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, durante un evento con la vicepresidenta Kamala Harris.

La pareja promovió la financiación del gobierno federal para el transporte público y los vehículos eléctricos en virtud de la ley de infraestructura de Biden aprobada el año pasado.

Conspiración o no, los autos eléctricos son el futuro que cambiara la industria automotriz, que pudo haber cambiado en 1990 con el EV1, pero esa es otra historia y larga de contar.

Los Lobbies, que son las personas que se encargar de disuadir a los congresistas y senadores a que o quien votar, son muy poderosos en los Estados Unidos.

Y los Lobbies mas poderosos son los de los fabricantes de automóviles, los productores de combustibles y las aerolíneas.

Ahora, si alguien pregunta porque no hay trenes balas en los Estados Unidos, porque el sistema de transporte es muy deficiente y porque la gente debe de tener un auto “por necesidad” y porque no se puede hacer un viaje en tren bala desde Los Angeles a San Francisco o a Las Vegas o de Miami a Orlando o Tampa y otros muchas ciudades, ya tienen la respuesta, en los poderosos lobbies que controlan el pais.

La conspiración del gobierno de Biden pudiera ser real o no, pero los autos eléctricos son apenas un 4% del mercado y mas caros que cualquiera de gasolina, por lo que el alto costo de la gasolina, es una via factible para acelerar el proceso del cambio de vehículos de combustión a eléctricos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here