Europa: El Peugeot 208 Allure permite disfrutar al máximo de sus prestaciones

La palabra francesa “Allure” tiene una difícil traducción al castellano ya que, dependiendo del contexto, puede querer decir aspecto o velocidad.

Por este motivo, el acabado Allure en el PEUGEOT 208 pone de manifiesto tanto el diseño único de este modelo como sus cualidades dinámicas, con elementos de estilo y equipamientos que permiten disfrutar al máximo de sus prestaciones.

Si el PEUGEOT 208 es una apuesta por la libertad de movimientos y un placer de conducir sostenible, su gama de motores gasolina PureTech destaca por su eficiencia y su bajo nivel de emisiones.

Dos características que están muy presentes tanto en la mecánica PureTech 75, con caja manual, con un consumo de 5,3 l /100 Km y unas emisiones de 119 g/Km de CO2, como en las versiones manual y automática del motor PureTech 100, con unas cifras que arrancan en los 5,1 l/100 Km y los 115 g/Km.

La oferta comercial de este acabado se completa con una versión diésel BlueHDi 100 y el PEUGEOT e-208 Allure, 100% eléctrico.

El acabado Allure se sitúa en el centro del segmento. Incorpora climatizador automático, encendido automático de faros, freno de mano eléctrico, limpiaparabrisas delantero con activación automática, y retrovisores térmicos con regulación y plegado eléctricos.

En el apartado estético, cuenta con llantas diamantadas de aleación de 16” Soho, en las versiones térmicas, luces traseras LED y lunas traseras sobretintadas.

Si, además, se quiere contar con las tecnologías de ayuda a la conducción más avanzadas, la alternativa es el acabado Allure Pack, que va un paso más allá con equipamientos como la cámara de visión trasera 180º Visiopark 1, y el sistema de llamada de asistencia y emergencia localizada Peugeot Connect SOS & Assistance, todo ello gestionado de un modo sencillo e intuitivo desde el innovador puesto de conducción Peugeot i-Cockpit 3D Quartz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here