El Microlino entra en producción para el mercado Europeo

Desde nuestro Bureau en España con Omar Fuertes Rizzo

 

Micro, la marca suiza más conocida por crear el primer patinete de aluminio plegable en la década de 1990, se está preparando para comenzar la producción de un vehículo eléctrico urbano compacto inspirado en el micro auto Isetta.

Micro dice que, en promedio, “un automóvil está ocupado por solo 1,2 personas y se conduce solo 35 km por día”, lo que significa que los autos normales son “demasiado grandes para el 95% de su uso”. El Microlino, dice, proporciona la “mezcla ideal” entre motos y coches.

Por lo tanto, el Microlino de dos asientos se ha desarrollado para ofrecer la cantidad justa de espacio, alcance y rendimiento de acuerdo con las estadísticas de uso promedio.

Para ello, ofrece suficiente espacio para “dos adultos y tres cajas de cerveza”, pesa sólo 513 kg y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 90 km / h.

A pesar de su forma diminuta, el Microlino supuestamente ofrece un rango competitivo de 78 millas, más que el Renault Twizy de tamaño similar, o 125 millas, dependiendo de cuál de los dos paquetes de baterías disponibles se especifique.

Aún no se han proporcionado capacidades precisas, pero Micro afirma que el automóvil se puede cargar en tan solo cuatro horas desde un enchufe doméstico.

Al igual que el Isetta, del que toma una gran influencia en el estilo, el Microlino cuenta con una puerta de apertura frontal, lo que significa que se puede estacionar con el morro hacia adentro y los ocupantes pueden salir directamente a la acera.

Sin embargo, la columna de dirección, a diferencia de la Isetta, está fijada al piso, en lugar de a la puerta.

De acuerdo con su bajo precio, la cabina del Microlino es simple y minimalista, salvo por una pantalla digital que muestra información clave.

En lugar de un sistema de sonido integrado, el tablero presenta una barra horizontal en la que se pueden montar teléfonos y parlantes inalámbricos.

Con precios preliminares establecidos para comenzar desde alrededor de  10,450 euros en Europa, está posicionado para competir con el Citroën Ami One.

También es probable que se ofrezca en planes de uso compartido de automóviles urbanos en la misma línea que el nuevo Mobilize EZ-1 biplaza de Renault.

El primer prototipo se completó en 2018, pero el nuevo Microlino 2.0 se parece más al vehículo de producción final.

Donde su predecesor tenía un marco tubular simple, el 2.0 está construido alrededor de un monocasco de aluminio y acero prensado para mejorar la rigidez sin una penalización de peso significativa, y la parte trasera es aproximadamente un 50% más ancha para mejorar la estabilidad.

Los prototipos adicionales seguirán a partir de marzo, y el proceso de homologación comenzará en junio.

Micro anticipa que obtendrá la aprobación de tipo de la UE en agosto antes de comenzar la producción en serie en septiembre.

 

Fuente: Autocar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here