El Lamborghini Countach “El renacido icono”, que nos hace saber que un icono nace, no se hace

¿Qué significa ser un icono? Y sobre todo, ¿existe una fórmula mágica para convertirse en uno?

El Lamborghini Countach es, por definición, uno de los modelos más emblemáticos de la historia de la empresa y del mundo de la automoción en general.

En un año que vio la reconstrucción del primer Countach, el LP 500, por el Polo Storico, y la presentación de su versión contemporánea, el Countach LPI 800-4, el tributo al legado de Lamborghini en el que el diseño visionario se encuentra con la tecnología del futuro.

Las celebraciones dedicadas a su 50 aniversario terminaron con una charla sobre la excelencia seguida de actividades inmersivas y vivenciales para ayudar a las personas a descubrir y experimentar el mundo de Centro Stile y Polo Storico Lamborghini.

La reunión se inició con una presentación de Stephan Winkelmann, presidente y director ejecutivo de Lamborghini y luego continuó con una discusión con algunas de las figuras más influyentes de la empresa:

Federico Foschini, director de marketing y ventas, que supervisa Polo Storico Lamborghini; Maurizio Reggiani, Director Técnico y miembro del Comitato dei Saggi (Comité de Sabios) de Polo Storico, y Mitja Borkert, Jefe de Diseño.

A ellos se unió un invitado especial excepcional, Stephen Bayley, escritor, curador, crítico, experto en diseño y fundador del Design Museum de Londres, quien abrió la discusión explicando el concepto de clásico:

“Es algo definitivo y universal, donde por definitivo entendemos un concepto que va más allá del paso del tiempo y universal significa que a todo el mundo le gusta”. Bayley luego agregó:

“Si podemos reconocer una ciudad por los edificios que conforman su horizonte, por ejemplo París con su Torre Eiffel y la Basílica de Montmartre, Florencia con su Duomo y campanario, o Londres con el Big Ben y el imponente The Shard al otro lado del Támesis, entonces el diseño de esas obras individuales es tan extraordinario y tan poderoso que hace que esos edificios sean diferentes de todos los demás.

Difícilmente se puede mejorar su forma, pero se pueden desarrollar algunos detalles, manteniendo intacto el concepto básico. Esto es lo que pienso cuando miro a los dos Lamborghini Countachs uno al lado del otro: el LP 500 de 1971 y el nuevo Countach LPI 800-4.

Cincuenta años de historia cara a cara e íconos de su tiempo, cuyo estilo distintivo y desempeño extraordinario les han valido su lugar en la élite automotriz ”.

“Hay obras de arte que siempre siguen siendo relevantes, y el diseño del Countach es una de ellas”. Así es como Mitja Borkert describió el estilo de este ícono automotriz.

“Su característica distintiva”, agregó, “está dictada por una sola línea longitudinal, que conecta visualmente su parte delantera y trasera.

Es una inspiración perfecta, ya que incluso si cambia el resto, es un elemento de continuidad visual entre el pasado y el presente.

Es la suma de los elementos de diseño del ADN de Lamborghini, la tradición del lenguaje de estilo desde los orígenes de la empresa hasta la actualidad “.

Federico Foschini comentó: “La reconstrucción del primer Countach requirió 25.000 horas de trabajo y estudio e involucró a todos los departamentos de la empresa.

Queríamos recrear el prototipo LP 500 presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1971, el mismo que tras años de pruebas en carretera quedó destrozado en las pruebas de choque necesarias para obtener la homologación.

Pocas personas lo vieron en persona, pero todos se enamoraron de las fotografías. La atención y el éxito que logramos cuando presentamos esta reconstrucción fue una señal clara y adicional de que este automóvil es ahora una leyenda.

Lo que fue aún más llamativo fue el hecho de que atrajo a distintas generaciones sin distinción, aunque suelen ser bastante distantes en cuanto a sus gustos y definición de belleza ”.

Para Maurizio Reggiani, que recuerda el enorme impacto que tuvo el Countach LP 500 en él y su crecimiento profesional, el nuevo Countach LPI 800-4 tiene todas las características necesarias para pasar a formar parte del imaginario colectivo.

“La fórmula técnica del LP 500, con su motor V12 en una posición longitudinal en la parte trasera y la caja de cambios colocada en la parte delantera detrás de la cabina, dio lugar a una nueva forma de imaginar los superdeportivos en términos de diseño y rendimiento.

Las puertas de apertura vertical, que debutaron en el LP 500, y el diseño mecánico se mantuvieron sin cambios, confirmando la elección original.

El Countach LPI 800-4 agrega tecnología moderna, que incluye materiales compuestos, características aerodinámicas mejoradas y un motor híbrido de 12 cilindros equipado con un supercondensador y tracción en las cuatro ruedas.

Todos los elementos que no han cambiado el extraordinario espíritu del Countach original ”.

Se producirán un total de 112 unidades del Countach LPI 800-4. Los coches, todos los cuales ya han sido vendidos antes de ser presentados oficialmente al público, se entregarán durante 2022.

La mayoría de los pedidos fueron realizados por entusiastas que ya poseen un modelo Countach original y no pudieron resistir la tentación de configurar su nuevo Countach con los mismos colores que el clásico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here