EE.UU. Ya no es el pais donde los autos se venden baratos. Hay récord de aumentos

Según cita el sitio Kelley Blue Book, los consumidores pagaron un precio promedio de $48,301 dólares en agosto del 2022 por su nuevo vehículo en os Estados Unidos, el pais que otrora vendía los vehículos mas baratos.

No solo es un récord, es un aumento del 10,8 % o $4712 dólares desde agosto de 2021, y un aumento del 0,5 % o $222 dólares desde julio. Es el quinto mes consecutivo de aumento de los precios de los vehículos nuevos.

Parte del aumento se puede atribuir a los ajustados inventarios. Durante el verano, el suministro del inventario de vehículos nuevos se mantuvo sin cambios, permaneciendo en el rango de suministro medio a superior de 30 días, aproximadamente la mitad de lo que se considera promedio.

Sin embargo, la oferta de días en agosto fue un 43 % más alta que en el mismo período de 2021, cuando las restricciones de inventario afectaron por primera vez al mercado.

Aun así, el número de vehículos nuevos en el mercado estadounidense es de 1,2 millones de unidades, considerablemente inferior al de 2020 y 2019.

Con apenas 1,1 millones de unidades vendidas de media al mes en 2022, las ventas de coches nuevos siguen siendo bajas; las ventas promediaron 1,4 millones por mes durante los primeros ocho meses de 2019.

Los precios siguen subiendo

El costo promedio de un auto nuevo que no es de lujo en agosto fue de $44,559 dólares, un récord para el segmento y un aumento de $132 dólares desde julio.

En promedio, los principales compradores de automóviles gastaron un promedio de $1102 dólares por encima del precio de etiqueta, un 2 % más que el año anterior.

Una buena noticia: los principales consumidores de camionetas gastaron $142 dólares menos que la etiqueta.

El comprador de lujo promedio pagó $ 65,935 dólares, $ ​​878 dólares más que los 65,057 dólares del mes anterior. Los compradores de lujo continúan pagando más que el precio de fabrica (MSRP) por vehículos nuevos.

La participación de mercado de vehículos de lujo sigue siendo históricamente alta, aunque la participación disminuyó al 17,5 % de las ventas totales en agosto desde el 17,7 % en julio.

La mayor proporción de ventas de lujo está contribuyendo a los precios de transacción promedio más altos de la industria en general.

Los compradores de vehículos eléctricos están pagando incluso más, en promedio, que los compradores de vehículos de lujo.

A $66.524 dólares en agosto, los precios han subido un 1,7% desde los $65.386 dólares pagados en julio y un 15,6% desde los $57.540 dólares pagados durante el mismo período hace un año.

Donde están los precios bajos

Para aquellos que buscan gastar lo menos posible en un auto nuevo, los precios promedio fueron más bajos en autos subcompactos a $22,680 dólares; autos compactos a $26,296 dólares; SUV subcompactos a $30,452 dólares.

La marca más asequible en agosto fue Fiat con $23,766 dólares, seguida de Mitsubishi con $30,393 dólares y Mazda con $34,568 dólares.

Curiosamente, el precio de transacción promedio de Toyota de $ 38,839 dólares fue más alto que el del fabricante de automóviles premium Buick en $ 38,492 dólares.

Si bien el precio promedio de transacción de $49,010 dólares de un Chevrolet parece alto, es más bajo que los $53,829 dólares de un Ford.

Entre los fabricantes de automóviles de lujo, los precios de transacción promedio más bajos se encontraron en Alfa Romeo, $53,029 dólares; Acura, $53,949 dólares; Lexus, $56,255 dólares; Polestar $57,791 dólares y Volvo, $58,783 dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here