CUPRA inyecta su ADN en el CUPRA Tavascan Extreme E Concept

El CUPRA Tavascan Extreme E Concept, de carreras y totalmente eléctrico, representa un paso adelante en la aventura de la marca dentro de la competición Extreme E.

Este prototipo, además, avanza el lenguaje de diseño del futuro Tavascan de producción, el segundo modelo 100% eléctrico de CUPRA, que se diseñará y desarrollará en Barcelona, y llegará a todos los mercados en 2024.

El CUPRA Tavascan Extreme E Concept muestra un diseño exterior completamente nuevo con genética 100% CUPRA y hace uso generalizado de materiales naturales que, no solo lo hacen más sostenible, sino también más flexible y fácil de reparar.

“Creemos firmemente en el proyecto Extreme E en su conjunto”, comenta Antonino Labate, Director de Estrategia, Desarrollo de Negocio y Operaciones de CUPRA. “La electrificación, la sostenibilidad, el equilibrio de género y la diversidad son valores comunes a CUPRA y a Extreme E.

El CUPRA Tavascan Extreme E Concept es una clara prueba del arduo trabajo que estamos haciendo en el departamento de competición de CUPRA”.

El diseño del frontal y de la zaga cambia considerablemente respecto al vehículo que está participando en la primera temporada de Extreme E. La tecnología LED ofrece una mayor libertad a la hora de transferir el ADN de CUPRA; los faros, que constan de tres grupos de triángulos cada uno, le dan un aspecto imponente a la parte delantera.

La iluminación se integra en un marco impreso en 3D, un método elegido para dar una ventaja tecnológica al CUPRA Tavascan Extreme E Concept frente a sus competidores.

Las piezas impresas en 3D son más eficientes porque se pueden fabricar en apenas seis horas, lo que permite al equipo adaptarse a los cambios muy rápidamente. Bien sea por un incidente o por cambios en la posición de la luz, los componentes se pueden modificar en muy poco tiempo sin necesidad de herramientas costosas y complejas.

“El CUPRA Tavascan Extreme E Concept es la próxima evolución de nuestro vehículo todoterreno de carreras 100% eléctrico. Cuenta con todo el ADN de CUPRA y con un diseño que muestra la dirección hacia a la que se encamina la marca. Pero también ofrece avances técnicos”, asegura Xavi Serra, Jefe de Desarrollo Técnico de CUPRA Racing.

“El CUPRA Tavascan Extreme E Concept emplea fibras de lino en toda la carrocería que mejoran la sostenibilidad, así como elementos impresos en 3D que se pueden fabricar rápidamente para que el coche siempre esté en la pista”.

Extreme E es una competición que trata de aumentar la conciencia ambiental y, en este sentido, el CUPRA Tavascan Extreme E Concept supera todos los límites hasta convertirse en un vehículo realmente sostenible.

La estructura de la carrocería está hecha en gran medida de fibras extraídas de la planta del lino, lo que permite reemplazar los componentes de fibra de carbono y, en consecuencia, reducir el impacto del vehículo en el medio ambiente.

El material se puede trabajar de la misma manera y permite alcanzar las mismas formas requeridas por los ingenieros, sin perjuicio alguno para el rendimiento del coche. Esta tecnología podría adaptarse fácilmente a los vehículos de producción.

La carrocería renovada del CUPRA Tavascan Extreme E Concept incorpora una decoración que lo ayudará a destacar en todo tipo de terrenos, independientemente de que compita en el Ártico, en lugares desérticos o cerca de glaciares y océanos.

El vehículo todoterreno de competición 100% eléctrico cuenta con detalles en cobre, texturas paramétricas y líneas dinamizadas, que aportan brillo y sensación de movimiento a medida que el vehículo se desplaza. El logotipo superpuesto con el emblema CUPRA crea un poderoso efecto 3D.

“El CUPRA Tavascan Extreme E Concept tiene un aspecto increíble y además de ser completamente eléctrico, ahora es aún más sostenible, ya que utiliza materiales reciclables y orgánicos como las fibras de lino”, dice Jutta Kleinschmidt, piloto de CUPRA. “¡Me encantaría competir lo antes posible con esta nueva versión!”.

El CUPRA Tavascan Extreme E Concept está equipado con una batería de 54 kWh ubicada detrás del puesto de conducción, que logra una distribución de pesos óptima y permite una aceleración de 0 a 100 km/h en aproximadamente 4 segundos, acorde a la normativa.

CUPRA forma parte de Extreme E desde sus inicios. Fue la primera marca automovilística en anunciar su participación, uniendo fuerzas con ABT Sportsline como socio principal. Extreme E está ayudando a CUPRA a mejorar la investigación en materia de electrificación, al tiempo que promueve la propia electrificación, la sostenibilidad y la igualdad de género.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here