Con el “Macan Tribute”, Porsche conmemora las históricas grandes hazañas de la marca

Porsche lanza el Macan Tribute, una nueva serie especial con motor 2.0 de 245 caballos y un amplio equipamiento de serie, que conmemora algunas de las históricas grandes hazañas de la marca, en el mundo de la competición.

La historia de Porsche no podría entenderse sin su vinculación continua al mundo de la competición. Sus logros, su reconocimiento como marca y los grandes avances tecnológicos aplicados a sus coches deportivos de producción en serie están estrechamente ligados a las carreras.

Y de esta idea nace la edición especial Macan Tribute, un coche con un completo equipamiento de serie y propulsado por el motor dos litros turbo de 245 caballos de potencia, que quiere rendir homenaje a las innumerables gestas de Porsche en todo tipo de competiciones automovilísticas a lo largo de sus más de 70 años de historia.

Aprovechando el lanzamiento del nuevo Porsche Macan Tribute, se han decorado cuatro unidades de esta versión con los colores de otros tantos coches de carreras de la marca que dejaron huella en sus respectivas épocas, y que hoy forman parte de la leyenda.

Los cuatro iconos en los que se inspira la decoración de estos Macan Tribute que se emplearán en actos promocionales son: el Porsche 550/1500 RS Spyder de 1954, el Porsche 917 LH “Hippie” de 1970, el Porsche 924 GTP de los años ochenta y el más moderno Porsche 919 Hybrid, triple ganador de las 24 Horas de Le Mans y del Campeonato del Mundo de Resistencia en 2015, 2016 y 2017.

Estos cuatro Porsche Macan Tribute con la imagen conmemorativa de sus gloriosos antepasados ya se están utilizando en diferentes eventos organizados por Porsche Ibérica y por los Centros Porsche de España y Portugal.

Homenaje al Porsche 550/1500 RS Spyder

El Macan Tribute en tono gris ceniza, con detalles en rojo y las publicidades de Fletcher Aviation y Telefunken reproduce la decoración del Porsche 550/1500 RS Spyder que participó en la Carrera Panamericana de 1954.

En aquellos tiempos esta prueba estaba considerada como una de las más duras del mundo y recorría más de 3.000 kilómetros por carreteras abiertas, desde el sureste de México hasta Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos.

Al volante, Hans Herrmann logró la victoria en su categoría y la tercera plaza absoluta frente a coches de mucha mayor cilindrada y potencia, pues aquel 550 Spyder llevaba un motor de apenas 1.5 litros de cubicaje. Su gran baza era la impresionante agilidad que conseguía gracias a que solo pesaba 550 kilogramos.

Años más tarde, Porsche decidió utilizar la denominación “Carrera” en sus deportivos más especiales, como recuerdo de una de sus primeras grandes hazañas en competición, en una prueba emblemática que únicamente se disputó entre 1950 y 1954.

Homenaje al Porsche 917 LH

El Porsche 917 LH “Hippie” es otro de los que ha inspirado la imagen de uno de los cuatro Macan Tribute que se exponen en la capital de España.

Su historia se remonta a 1970, cuando Porsche estrena un inigualable palmarés en las 24 Horas de Le Mans, una de las pruebas más famosas de la competición automovilística, que ha ganado en 19 ocasiones, más que ninguna otra marca. Ese año de la primera victoria participaron varias unidades del legendario Porsche 917, uno de los coches de carreras más admirados de todos los tiempos.

Ganó una versión de cola corta (KH), conducida por Hans Herrmann y Richard Attwood, y segundo fue el 917 de cola larga (LH) con la pintura “hippie”, una idea del entonces Jefe de Diseño de Porsche, Anatole Lapine, que fue improvisando en las horas previas al inicio de la carrera. Gerard Larrousse y Willi Kauhsen fueron los encargados de pilotar el llamativo prototipo.

Homenaje al Porsche 924 GTP

Mucho menos conocida es la tercera opción elegida en este homenaje a la trayectoria de Porsche en las carreras, aunque se inspira en una de las decoraciones más míticas del mundo de la competición del motor, la de la firma tabaquera John Player Special.

El inconfundible fondo negro con letras doradas se aplicó en los coches de algunas de las escuderías con más historia… y algún Porsche también los lució en la pista. Es el caso del 924 GTP que participó en varias pruebas de resistencia durante la década de los ochenta, entre otras, las 24 Horas de Le Mans.

Era un modelo muy singular, hecho para clientes, y del que solo se fabricaron 17 unidades. Su motor dos litros de cuatro cilindros estaba lubricado por cárter seco y tenía unos impresionantes 375 caballos de potencia, una cifra nada desdeñable si se tiene en cuenta que el vehículo pesaba solo 930 kilogramos.

Homenaje al Porsche 919 Hibrido

El cuarteto se completa con otro prototipo que, a pesar de haber estado en activo hasta hace tres años, forma ya parte de la leyenda de la marca por sus aportaciones tecnológicas y por los resultados que cosechó en las cuatro temporadas que disputó.

Se trata del Porsche 919 Hybrid, un prototipo que ganó la mitad de las carreras en las que tomó parte (17 de 34), de ellas, siete con un doblete, además de conseguir 20 pole position y 13 vueltas rápidas en carrera.

De esos triunfos, tres consecutivos fueron en las 24 Horas de Le Mans, en 2015, 2016 y 2017, los mismos años en que se llevó el título en el Campeonato del Mundo de Resistencia.

Su sistema de propulsión híbrido estaba compuesto por un motor V4 turbo de gasolina más dos motores eléctricos, uno en cada eje, que daban una potencia conjunta limitada a 900 caballos, por las restricciones que imponía el reglamento. Su tecnología de 800 voltios sirvió como laboratorio de pruebas para el desarrollo del primer deportivo 100% eléctrico de Porsche, el nuevo Taycan.

El Porsche Macan Tribute dispone de un amplio equipamiento de serie, en el que destacan, entre otros, el techo panorámico, las salidas de escape deportivas, las llantas Sport Classic de 21 pulgadas, la suspensión activa Porsche Active Suspension Management (PASM), los asientos calefactados o la ayuda al aparcamiento, que incluye la cámara trasera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here