A rio revuelto, Lamborghini logra cerrar pedidos por los próximos dos años del nuevo «Revuelto»

Apenas unos meses después del lanzamiento oficial del Revuelto, el primer superdeportivo HPEV (High Performance Electrified Vehicle) híbrido enchufable V12 de la Casa de Sant’Agata, ya se han alcanzado importantes hitos.

A partir de ahora, los pedidos cubren más de dos años de producción.

Revuelto no es una innovación únicamente en términos de rendimiento, características técnicas y estrategias de la empresa, también ha traído una verdadera revolución en términos de procesos de producción: Manifattura Lamborghini Next Level expresa perfectamente el cambio de paradigma.

Ranieri Niccoli, Director de Fabricación de Automobili Lamborghini, comentó: “Para fabricar el Revuelto, entendimos que teníamos que ir más allá. Es un automóvil híbrido altamente personalizable, pero está construido utilizando habilidades artesanales tradicionales.

Subimos el listón para producirlo, creando lo que llamamos Manifattura Lamborghini Next Level: un sistema de producción con personas siempre en el centro, pero que adaptamos para entregar un producto mucho más complejo e integrar procesos que no habíamos usado antes.

Con la introducción del Revuelto, ampliamos la superficie ocupada por las instalaciones de la compañía en 172.000 metros cuadrados, invirtiendo 150 millones de euros en el área local aquí en Sant’Agata Bolognese”.

El sistema de producción definido como «Manifattura 4.0» denota un altísimo nivel de innovación. Esto significa que en cada proceso, desde la fabricación del monocasco hasta las etapas de acabado, cada estación individual de la línea Revuelto se distingue por su impacto de alta tecnología que, como siempre en Lamborghini, respalda, y nunca reemplaza, el trabajo indispensable de humanos

Para el Revuelto esta síntesis de destreza manual e innovación representa la encarnación ideal del proceso productivo. Este enfoque conduce a una reducción significativa en la posibilidad de error junto con una mayor velocidad de producción, todo lo cual beneficia la calidad de los automóviles que se fabrican.

El sistema que gestiona los aspectos mecánicos y tecnológicos se denomina MES (Manufacturing Executive System) y presenta un enfoque innovador del proceso de producción.

En este sistema, el operador es apoyado en cada paso por la máquina, pero también puede interactuar con ella en cualquier momento para cambiar ciertas acciones o detener su funcionamiento para intervenir manualmente.

En las distintas estaciones de trabajo, los operadores cuentan con una pulsera personal que pueden usar para acceder al sistema y trabajar a través de monitores de pantalla táctil o tabletas.

El sistema MES gestiona de forma armoniosa algunas de las herramientas tecnológicas más avanzadas y futuristas, especialmente los “cobots”: robots colaborativos utilizados en todas las líneas (motores, montaje y tapicería) que requieren acciones repetitivas, como el montaje de parabrisas, por ejemplo.

Además de ser colaborativos con humanos en el verdadero sentido de la palabra, la particularidad de los cobots es que permiten eliminar en gran medida la proporción de imprecisiones o errores en las actividades realizadas.

Otra de las novedades es la presencia de los Vehículos de Guiado Automático (AGV), dispositivos de manutención que en algunas de las estaciones transportan, de forma colaborativa, determinados materiales utilizados para el montaje del coche.

El verdadero protagonista del Revuelto es la fibra de carbono, producida mediante procesos tanto artesanales como automatizados en la planta de CFK de Lamborghini en Sant’Agata Bolognese.

Es el elemento estructural principal del nuevo automóvil, utilizado para fabricar no solo el chasis del monofuselaje, sino también una parte importante de los elementos de la carrocería.

El uso extensivo de fibra de carbono y otros materiales ultraligeros, combinado con las excelentes cifras de rendimiento del tren motriz, ha llevado a la mejor relación potencia-peso en la historia de Lamborghini: 1,75 kg/CV.

Una de las principales novedades de este coche es que el habitáculo está fabricado en una sola pieza mediante la industrialización total del proceso denominado Lamborghini Forged Technology.

Para el Revuelto, el valor del procesamiento de fibra de carbono es tan alto que impulsó a Lamborghini a expandir y actualizar la planta de CFK, que ahora cubre 16,200 metros cuadrados. También en esta planta, los operarios tienen prioridad sobre todos los procesos, aunque todavía en parte son manejados por máquinas.

Actualmente, entre CFK y montaje, unos 500 operarios de producción se dedican al Revuelto.

Así se fabrica el Revuelto, un coche que define un nuevo concepto en prestaciones, deportividad y placer de conducción a través de una arquitectura inédita, un diseño innovador, una aerodinámica al máximo de la eficiencia, un nuevo concepto de fibra de carbono chasis, y un tren motriz de 1015 CV.

El Revuelto, ahora en plena producción, ya está asentando su éxito: un automóvil que transformará no solo a Automobili Lamborghini sino a todo el mercado de los superdeportivos.

El Revuelto marca la entrada de Lamborghini en la segunda fase de su ambicioso proyecto Direzione Cor Tauri, que implica una inversión total de 1.900 millones de euros, la mayor en la historia de la empresa.

Conduce a la hibridación de toda la gama de modelos para 2024, y en 2028 el debut del primer modelo completamente eléctrico, ya identificado por la Casa de Sant’Agata Bolognese como un gran turismo 2+2.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí