Una consultora dice que la publicitada recuperación de la ciudad de Detroit es solo una utopía

Por Enrique Kogan – Puros Autos

Lo que alguna vez fue la capital automotriz mundial sigue perdiendo población y de alguna manera, Detroit está en peor situación que hace una década, según dice Moody´s Investor Services, una firma de calificación crediticia de gran prestigio, y publicado por el sitio 24/7 Wall St.

La consultora publicó recientemente un informe titulado “El desarrollo del centro de Detroit impulsa el crecimiento, pero la demografía de la ciudad sigue siendo débil”. El informe señala que la recuperación de Detroit se limita a una pequeña parte de la ciudad.

El balance de la ciudad sigue teniendo condiciones económicas que son mucho peores. En conjunto, la recuperación de Detroit, vista como una ciudad entera, no ha sucedido.

Los expertos de Moody escriben que el área de fuerte recuperación cubre solo siete millas cuadradas en el centro. El saldo de las 143 millas cuadradas de Detroit está sumido en la pobreza y estas secciones continúan perdiendo población.

La parte de Detroit que se ha beneficiado de la mejora incluye solo el 6% del total de personas que viven en la ciudad. Su prosperidad no ha sido suficiente para compensar la problemática base tributaria de Detroit.

El informe de Moody ofrece varias estadísticas para demostrar su punto. Las personas que viajan al centro de la ciudad y las personas que se han trasladado allí permanentemente tienen “recibos energéticos de impuestos sobre la renta”.

Sin embargo, esta afluencia ha agregado 10,000 personas al área del centro de la ciudad desde 2010. Durante el mismo período, 35,000 personas han abandonado la ciudad. En conjunto, el ingreso per cápita de la ciudad es solo el 52% del promedio nacional.

David Levett, vicepresidente de Moody, escribió: “El crecimiento del centro de Detroit continuará debido a varios proyectos de desarrollo importantes en tramitación. Sin embargo, este crecimiento deberá acelerarse en un área más amplia para alterar significativamente el débil perfil demográfico de Detroit o para frenar la pérdida de población en general”.

Estas tendencias tienen décadas de antigüedad. La población de Detroit en 1950 era de 1.85 millones según el Censo de los Estados Unidos. Se estimó que bajaría a 673,000 el año pasado. La tasa de pobreza es un poco menos del 35%, uno de los niveles más altos para cualquier ciudad en América.

Detroit es el hogar de “The Big Three”, Ford, General Motors, Chrysler y fue el de otras compañías de automóviles que fueron compradas o desaparecieron.  La participación de mercado de “The Big Three” fue del 45% de las ventas de automóviles estadounidenses en los primeros diez meses de este año.

En 1913, Henry Ford creó la moderna línea de producción que ayudó a atraer la afluencia de personas a Detroit, muchos de los cuales tienen empleos bien remunerados basados en los ingresos en la primera parte del siglo XX.

A mediados de la década de 1960, las compañías automovilísticas estadounidenses tenían casi el 90% de todas las ventas en las importaciones de los Estados Unidos, y algunos dicen que la fabricación de baja calidad por parte de las compañías automovilísticas estadounidenses erosionó profundamente esa cifra.

Varias grandes compañías intentaron revitalizar el centro de Detroit en 1977 cuando construyeron el Renaissance Center de 73 pisos. Independientemente del éxito que haya tenido el desarrollo y las mejoras en el área que lo rodea, la población de Detroit continuó resbalándose de 1,2 millones en 1980.

El auto show de Detroit, se creó como el gran American Auto show, que no lo es, juntando a un grupo de periodistas amigos, para crear los autos del año, que terminan siendo los Fiascos del año.

Este auto show se realiza en el horrible frió de Enero, donde luego de varios años de continuas cancelaciones de otras automotrices, no allegadas a la ciudad, tuvieron que tomar la decisión de trasladarlo al mes de junio a partir del 2020.

Por ahora y a pesar de estos cambios, Detroit sigue agobiado por problemas de legados anteriores, que por ahora no desaparecerán.

Uno de los momentos más graciosos de Detroit se vio en la película ‘La Historia del mundo”, donde mandan a matar a un estafador, pero le conceden un último deseo:

“ O lo matamos a lo mandamos a Detroit? Nooooo, a Detroit Noooo, mátenme por favor !”

 

Artículo anteriorDespués de casi dos décadas Honda revivirá el limón de los SUV’s, el Passport
Artículo siguienteEl Lamborghini SC18 es el primer auto fabricado exclusivamente para competición por el fabricante Italiano
Enrique Kogan comenzó su pasión por los autos a los 6 años de edad cuando su padre lo llevó a ver las carreras de autos en su ciudad natal, Buenos Aires, Argentina. Desde entonces no ha habido carrera de ninguna fórmula o país que no haya visto en la televisión o que haya asistido personalmente. A los 16 años comenzó a escribir sobre automóviles, y en 1982, ya en Miami, fundó su primera revista (Automundo) sobre la industria en los Estados Unidos. Vendió Automundo en 1992 y aún hoy se publica. Produjo exhibiciones automotrices (la exhibición de autos exóticos y deportivos más grande del mundo, con su primera llave de la ciudad). Produjo eventos de gran magnitud en el mundo del automóvil. Enrique Kogan posee 4 llaves de distintas ciudades, 6 proclamaciones de distintas ciudades, numerosas condecoraciones y premios, ademas de haber sido invitado a la Casa Blanca, durante la presidencia de Clinton. Organizó el festival argentino más grande del mundo y Rock en Miami, el festival de Rock latino más grande de los Estados Unidos. Editó varias publicaciones exitosas. Hoy escribe diariamente haciendo revisiones semanales de autos nuevos, en los medios hispanos más grandes de los Estados Unidos, mientras mantiene en lo mas alto, el sitio www.purosautos.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here