Toyota y Subaru llegan a un acuerdo para expandir su alianza  

Como parte de una colaboración más amplia que también producirá nuevos modelos de tracción total y eléctricos, Toyota y Subaru confirmaron que ya está en proceso un sucesor del que fue desarrollado conjuntamente para el 86 y BRZ.

Este anuncio confirma tanto el desarrollo de la coupé deportiva de segunda generación como más detalles de los otros proyectos de desarrollo conjunto de las dos compañías.

Entre los proyectos está incluida una nueva plataforma BEV, vehículos con tracción en las cuatro ruedas que ofrecen la máxima sensación en la conducción en todas las ruedas y el desarrollo conjunto de vehículos conectados y tecnología de conducción autónoma en un período de profunda transformación en la industria.

Subaru ampliará su uso de la línea de transmisión híbrida de Toyota a otros modelos, donde por ahora su única implementación es el híbrido Crosstrek, que, sigue siendo para la venta exclusiva de la región de América del Norte.

Toyota 86 y Subaru BRZ

En el comunicado, no se proporcionaron detalles del programa de los Toyota 86 y Subaru BRZ, que desde su segunda generación estos hermanos coupé, ha sido objeto de una gran cantidad de especulaciones y rumores.

Por ahora los rumores y especulaciones indican que se espera que llegue en el 2021, pero el chasis y el tren motriz, siguen siendo un misterio.

El principal ingeniero de Toyota en este programa, dijo que el equipo de desarrollo quiere que los próximos 86 superen al Supra en términos de placer de conducción, lo que me parece una exageración, ya que no necesariamente no implica que sea más rápido o más capaz.

Lo que queda por ver es si los dos hermanos continuarán viajando en una plataforma Subaru modificada o migrarán a la plataforma Toyota New Global Architecture.

Esa decisión tendrá implicaciones para la elección del tren motriz para el automóvil de próxima generación, ya que un motor bóxer, que ambos automóviles poseen actualmente, probablemente solo se acoplaría a un chasis derivado de Subaru, ya que Toyota tiene acceso a un motor de 4 cilindros longitudinales, que solo ha aparecido en aplicaciones turboalimentadas.

Toyota dijo que aumentará su participación en la propiedad de Subaru al 20 por ciento, por encima del 16,83 por ciento actual.

Mientras tanto, Subaru, adquirirá acciones en Toyota equivalentes al valor del dinero gastado por Toyota para adquirir las acciones de Subaru.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here