Toyota toma una drástica medida que puede afectar a los consumidores

La demanda mundial de automóviles y camionetas no ha parado en casi todas partes. Por lo que hace dos años, era inimaginable que una compañía automotriz global redujera su producción.

Pero Toyota debe hacerlo, y tomará la drástica medida de reducir la producción, parar parte de su personal, y dejar a muchos clientes de sus nuevos modelos, en espera.

Esa demanda sigue estando en pie, pero no hay suficientes autos para vender

La escasez de microchips que ha azotado a la industria, llevó a Toyota a decir que reducirá la producción mundial desde 100.000 hasta 850.000 unidades.

Eso afectará las ganancias de la empresa y la salud financiera de los concesionarios, y puede empujar a los consumidores a posponer las compras de automóviles nuevos durante meses, si no años.

Toyota es el fabricante más grande del mundo, ya que intercambia lugares de vez en cuando con Volkswagen, dependiendo del año.

Debido a esta distinción, se puede afirmar que su fortuna son una medida tan buena como cualquier otra para el futuro a corto plazo de la industria.

Esta noticia significa que las dos compañías automotrices de EE. UU., Ford y GM, también podrían perder sus números, ya que pudieran seguir el ejemplo de Toyota y reducir su producción.

Las acciones de ambas compañías se han hundido debido al bajo volumen de ventas y las sospechas de que no pueden emerger como líderes en la parte de la industria de vehículos eléctricos, ante Tesla que no ha tenido problemas con su suministro, aunque si con sus desmedidas ventas, teniendo a sus clientes en largas listas de espera.

Eso significa que las ventas actuales y futuras se verán comprometidas

Muchos expertos dicen que la escasez de semiconductores durará hasta bien entrado el próximo año. Si es así, habrá otros informes como el de Toyota, y la industria seguirá tambaleando, mientras varios fabricantes perderán su cuota de mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here