Tesla vuelve a subir los precios de sus vehículos, al no dar abasto con las entregas

Tesla es una automotriz distinta, No vende a través de concesionarios, por lo que esta vetada en algunos estados de los EE.UU. por no tener distribuidores o servicios oficiales.

Por ello, y ante la continua demanda de sus modelos, no hay concesionario que aumente los precios como pasan con muchos modelos de distintas marcas, que están con problemas de entrega.

Ante tanta demanda, el mismo fabricante aumentó los precios. Todo queda en casa.

Además, Tesla sabe que sus autos son fiables y con un excelente valor de reventa, y son los vehículos eléctricos mas codiciados del mundo, por lo que otro aumento para subir las ganancias no le vendrá mal.

Su único problema es que la demanda es tan alta, que todavía no saben cuando y donde fabricaran el tan publicitado Cybertruck.

Tesla presentó la rara camioneta eléctrica Cybertruck, con forma de tope de puerta a fines de 2019, prometió que la producción comenzaría a fines de 2021. Y en el 2022, y a pesar de distintas versiones, no saben cuando y donde comenzará su producción.

Con tanta demanda, porque no subir los precios ?

Esta vez Tesla aumentó los precios en todos los ámbitos de su línea de vehículos,  marcando al menos el sexto aumento de precios en algunos modelos en el último año.

El último aumento de precio refleja un aumento del 10% en algunos modelos, con la versión básica del Modelo 3 de tracción trasera aumentando $ 2,000 dólares a $ 46,990 dólares, y el Modelo X superior aumentando $ 12,500 dólares a $ 138,990 dólares.

El domingo, el CEO de Tesla, Elon Musk, citó la presión inflacionaria en un tuit.

La semana pasada, Tesla agregó $ 1,000 dólares al costo de las versiones de largo alcance de su sedán compacto Model 3 y crossover compacto Model Y más vendidos.

El RWD Model 3 de un solo motor con 262 millas de alcance cuesta $46,990 dólares, excluyendo la tarifa de destino de $1,200 dólares.

Eso es un aumento de $ 5,000 dólares desde noviembre pasado y un aumento de $ 8,800 dólares desde febrero pasado, cuando tenía un precio de $ 38,190 dólares.

Eso es un aumento del 23% en el autoproclamado vehículo eléctrico de Tesla para las masas. Por lo que esta algo fuera de un auto eléctrico para las masas.

El Model 3 Long Range aumenta $2,500 dólares, a $54,490 dólares; el Model 3 Performance aumenta $3,000 dólares a $61,990 dólares.

Ambas variantes del Model Y aumentan en $3,000 dólares, a $62,990 dólares para el Long Range y $67,990 dólares para el Performance.

El Model S Dual Motor salta $5,000 dólares a $99,990 dólares, mientras que el Tri Motor aumenta $6,000 dólares a $135,990 dólares.

Las variantes del Model X del mismo tipo aumentan $10,000 dólares a $114,990 dólares para el motor dual y alcanzan un máximo de $138,990 dólares para el Model X Tri Motor, lo que representa un aumento de $12,500 dólares.

Estos aumentos dejan afuera a clientes primerizos con poco capital para un auto nuevo, y posiciona a Tesla como una marca de lujo, que ya pasó en ventas a BMW.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here