Tesla vuelve a estar en los ojos de los reguladores de seguridad, por un extraño frenado fantasma

No hay duda que los Teslas son los vehículos eléctricos mas codiciados, y también mas odiados, ya que no trabajan con los concesionarios y sus ejecutivos no soy muy amigables con los Hispanos o los Afroamericanos, y menos con las instituciones caritativas.

Por ello tienen una larga lista de instituciones en su contra, y una de ella es la NHTSA, reguladores de seguridad automotriz de EE. UU. que no deja pasar, ni hacen la vista gorda en ninguna sola falla de sus vehículos.

Esta vez los reguladores de seguridad automotriz de EE. UU. abrieron una investigación para evaluar posibles problemas de seguridad en ciertos vehículos de Tesla, luego de informes que alegan “frenado fantasma”.

La Oficina de Investigación de Defectos de la NHTSA dijo que recibió más de 354 quejas en los últimos nueve meses por la activación inesperada de los frenos.

La sonda de seguridad cubre aproximadamente 416,000 vehículos Tesla Model 3 e Y de los años modelos del 2021 al 2022, que están equipados con su avanzado sistema de asistencia al conductor, Autopilot.

Las quejas alegan que al usar las funciones del piloto automático, como el control de crucero adaptativo, “el vehículo aplica los frenos inesperadamente mientras conduce a velocidades de autopista”, según el informe de la agencia.

“Los denunciantes informan que la desaceleración rápida puede ocurrir sin previo aviso, al azar y, a menudo, repetidamente en un solo ciclo de manejo”, se lee en el informe.

Un informe del Washington Post de este mes dijo que la NHTSA había recibido más de 100 informes de frenado fantasma en tres meses.

La última investigación sobre los vehículos Tesla se produce cuando el fabricante de vehículos eléctricos se enfrenta a un mayor escrutinio regulatorio. También sigue una serie de retiros por parte del fabricante de automóviles y otras dos investigaciones de seguridad por parte de la agencia.

Eso incluye una investigación abierta sobre aproximadamente 580,000 vehículos Tesla Model 3, Model S, Model X y Model Y de los años modelo del 2017 al 2022 que están equipados con “Passenger Play”, que inicialmente permitía jugar juegos en la pantalla táctil central. mientras se conduce el vehículo.

NHTSA en agosto también abrió una investigación sobre el sistema de piloto automático de Tesla después de una serie de accidentes que involucraron a sus modelos y vehículos de emergencia.

La investigación en curso cubre un estimado de 765,000 Teslas de los años modelo 2014 a 2021. La mayoría de los choques ocurrieron después del anochecer y en total resultaron en 17 heridos y una muerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here