Se espera que la llegada del Demonio, sea conflictiva para los concesionarios Dodge

Dodge sólo hará un total de 3.000 Demons (demonios) para la venta en el mercado americano, por lo que sería una bestia mucho más rara que el Hellcat, y muy apetitosa para los coleccionistas.

 La marca está tratando de evitar que los concesionarios se peleen por poseer el Demonio, y para ellos la automotriz los tendrá con una placa serializada especial en el salpicadero, que indica el nombre del propietario del original Demonio.

Lo que hará que los concesionarios tendrán que pedir cada modelo para un comprador específico, con el fin de obtener el vehículo personalizado. Es decir en simples palabras, que cada concesionario debe de tener su demonio en venta antes de la entrega.

Lo mismo que si un comprador decide optar por el cajón del Demonio y sus partes de rendimiento, así, para que también será serializado.

El hecho de que cada modelo personalizado necesita tener a un comprador antes de que se ordene, Dodge debe evitar que algunos distribuidores pongan sobreprecios por si tienen varios clientes en carpeta.

Si un distribuidor ordena un automóvil sin un comprador específico, las placas estarán en blanco, por lo que será más difícil convencer a un cliente que no lo ordene antes de fábrica para pagar más por el demonio.

Esta no es la primera vez que Dodge ha intentado poner una tapa en las compensaciones de los concesionarios. Tenían un sistema establecido cuando el Hellcat lanzó que asignaciones basadas en cuánto tiempo los autos se sentaron en el lote.

La teoría era que los concesionarios que sobre marcaron los precios de los vehículos,  tendrían que sentarse más tiempo para venderlos, y por lo tanto no obtenían adicionales vehículos en un futuro.

Pero desafortunadamente, algunos comerciantes en áreas calientes de estos autos, como el centro del país,  todavía ponen sus ajustes del mercado y así lo han hecho con los Hellcats.

Se espera que el “Demon” sea más popular desde el Hellcat y habrá un montón de compradores dispuestos a pagar mucho dinero por los derechos de jactarse de poseer uno.

Bajo el capó del Demon se encuentra un V8 de 6,2 litros sobrealimentado que produce 840 caballos de fuerza 1,070 libras de torque. Es el V8 más potente de la producción en el mundo, y aparte de su tiempo impresionante de 0 a 60, también conquistará el cuarto de milla en sólo 9,65 segundos.

Dodge había recibido más de 9.000 pedidos de Hellcats, el doble de lo que la automotriz había previsto para después de considerar las ventas anuales de este tipo de autos competitivos como el Corvette Z06 y el Mustang GT. Y 3000 para el esperado Demon serán pocos.

Los aumentos de precios, que son legales, son comunes en los sitios web de los distribuidores que mostraran los Demon, que se han vendidos, y tienen en su inventario o aquellos que los venden en eBay por encima del precio de venta.

El sistema de asignación de los vehículos a los concesionarios es complicado y tiene en cuenta elementos tales como las ventas totales de Dodge y la venta anterior del Hellcats, y cuantos días se sentó sin vender el modelo.

Tal este sistema mitigue un poco la reducción de los precios, pero si hay 3000 Demons y 12.000 compradores, será la pelea entre la oferta y la demanda.

La producción del Dodge Demon, comenzará a fin del verano, con los automóviles llegando a los concesionarios en el otoño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here