Prueba: Volvo XC40 Recharge del 2022, un SUV eléctrico con personalidad Sueca

Introducción

El XC40 es el primer Volvo en utilizar la nueva plataforma CMA, que será compartido por los futuros modelos compactos de Volvo, Geely y Lynk & Co.

El Volvo XC40 Recharge del 2022 es una versión totalmente eléctrica del XC40 de gasolina, que es el SUV más pequeño de Volvo. Se parece mucho a un XC40 normal por fuera

Es el primer vehículo eléctrico de Volvo y, a primera vista, realmente no hay diferencias entre el modelo Recharge y el de gasolina.

Estilos y opciones

El XC40 Recharge es un SUV pequeño totalmente eléctrico con capacidad para cinco pasajeros. Viene en un solo nivel de equipamiento: el P8 eAWD. Obtiene energía de una batería de 78 kWh ubicada debajo del piso del vehículo.

Cada XC40 viene cargado con características de lujo y seguridad, que incluyen faros LED y tapicería de cuero, techo solar panorámico, asientos delanteros con calefacción y volante con calefacción, ruedas de 20 pulgadas y amortiguadores de suspensión adaptados. Trae el sistema de sonido premium Harman Kardon.

Tren de potencia

La potencia va a un motor eléctrico en las ruedas delanteras y un segundo motor conectado a las ruedas traseras, lo que le da al XC40 Recharge una tracción total permanente.

El sistema crea una potencia total de 402 caballos de fuerza y 486 libras-pie de torque. Puede remolcar hasta 2.000 libras.

Estilo Interior

El interior del XC40 captura la misma sensación de auto distinto que sus hermanos mayores, sin tener sus materiales particularmente lujosos.

Para un SUV tan compacto, el XC40 tiene una cabina relativamente espaciosa que es muy fácil de entrar y salir.

Es posible que los conductores altos no puedan encontrar una posición cómoda para sentarse debido a la capacidad de ajuste limitada del volante y al diseño sobresaliente del reposacabezas.

Los asientos delanteros son de apoyo para los viajes largos, pero los pasajeros traseros altos se sentirán decepcionados por los asientos bajos y los asientos cortos.

Hay buena visibilidad alrededor gracias a las grandes ventanas y una cámara de 360 grados opcional facilita aún más las maniobras en espacios reducidos.

El Recharge tiene un área de carga más pequeña que su competencia, con un maletero de 20.4 pies cúbicos. Los asientos traseros son plegables divididos 60/40, una bandeja de paso y una bandeja plegable que también sirve como soporte para el supermercado.

Tecnología

La interfaz de usuario típica de Volvo permanece en el Recharge y se accede a la mayoría de los controles a través de la pantalla táctil.

Pero el Recharge hereda el nuevo sistema operativo en el automóvil de Google, que incluye aplicaciones convenientes como Google Maps y Spotify integradas en el automóvil.

Los menús no son tan intuitivos para navegar como en el relacionado Polestar 2, pero la funcionalidad es igual de buena.

Con el sistema operativo de Google integrado, hay algunas características excelentes y otras no tan buenas.

Además, la integración de teléfonos inteligentes Apple CarPlay y Android Auto aún no está disponible, aunque Volvo dice que se acerca una actualización del software, y la conexión Bluetooth es bastante limitada.

Seguridad

Además de todas las bolsas de aire como el airbag de impacto lateral y de larga duración, airbags laterales de cortina y asientos delanteros anti-latigazo cervical, viene con el sistema “City Safety”, que inicia el frenado automático para evitar o mitigar accidentes de baja a media velocidad.

Está equipado con la función de seguridad urbana de Volvo, mientras un conjunto completo de ayudas avanzadas para el conductor es opcional y un poco caro, pero creo que valen la pena, ya que todas funcionan bastante bien.

En carretera

Lo mejor del XC40 Recharge es cómo se conduce, ya que tiene un empuje fácil e instantáneo. Según mis pruebas sentí que acelerar a 60 mph es más rápido que el Mustang Mach-E y el Modelo Y de Tesla.

Y a pesar de que el Volvo tiene unos neumáticos bastante básicos para todas las estaciones, hay una cantidad decente de tracción y control en las curvas que hace que este pequeño SUV sea bastante divertido de manejar.

Toda esta velocidad tampoco se consigue sacrificando la capacidad de conducción diaria.

El XC40 Recharge es fácil de conducir a cualquier velocidad y cuenta con un modo de conducción de un pedal que marca el efecto de frenado regenerativo del motor, lo que le permite reducir la velocidad hasta detenerse sin tener que usar el pedal del freno.

En materias de modos de conducción, hay un modo todoterreno que ayuda con descensos más pronunciados en caso de que se encuentre en una situación de este tipo.

Pero teniendo en cuenta la distancia al suelo marginal que tiene el Recharge, no me atreví a circular muy lejos del pavimento.

En general se siente sumamente liviano y su andar en carretera es sólido y tranquilo, sin tener ninguna perturbación de sonido externo.

Conclusión

No todos los fabricantes de automóviles de lujo han podido empaquetar sus puntos fuertes en un crossover pequeño y relativamente accesible.

Si bien el XC40 Recharge tiene algunas cualidades atractivas, y no es menos costoso que su competencia, el Mustang Mach-E y el Tesla Modelo Y, está ofreciendo algo menos de alcance que su competencia.

Pienso que el XC40 Recharge se siente como un automóvil de construcción sólida y aunque los materiales de su interior no son particularmente lujosos, lo representan bien ante la competencia.

El XC40 Recharge es un vehículo muy importante para Volvo, y en mi opinión, los ingenieros, diseñadores y personal de fabricación de Volvo, han hecho un buen trabajo.

 

Precios: Desde US $ 59.995  (Disponible US $ 7,500 de crédito fiscal federal)

Consumo: La EPA estima que el XC40 Recharge tiene un alcance máximo de 208 millas y usa 43 kWh de electricidad por cada 100 millas de conducción.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here