Porque FCA expandirá su capacidad de producción en Michigan?

En 1987 cuando la automotriz se llamaba solo Chrysler, y en una época que comandaba el recordado Lee Iacocca, esta se aventuró a comprar American Motor.

American Motors fue una automotriz que construía autos extraños para gente que quería algo distinto, como el AMX, el Hornet, el Javelin, el Pacer y el Gremlin entre otros limones.

Pero American Motors tenía su As de espada y no era otro que el Jeep. Y ese nombre si valía. Tenía historia y buena consideración entre los consumidores americanos.

Me acuerdo que fue durante la presentación de Chrysler en Mobile, Alabama, donde nos llevaron a cenar al famoso Barco de guerra y hoy museo, “Alabama”.

Con la mayoría de prensa invitada (No como hoy que solo invitan a los amigos del jefe de relaciones públicas), y luego de un larguísimo discurso, anunciaron la compra de American Motors.

La mayoría de los periodistas sabia esto de antemano, ya que las negociaciones venían de hace rato, pero casi todos estaban escépticos, ya que American Motors era una compañía que se estaba muriendo de a poco.

Entre un pequeño grupo de mi mesa dije que la compra no es mala, ya que Chrysler puede usar el nombre de Jeep para todo tipo de autos. Los que estaban en la mesa me dijeron que los Jeep eran solo viejos 4×4 que se vendían como cachivaches.

Con el tiempo tuve razón, Chrysler usaba a Jeep para vender todo tipo de Dodge o Chrysler, disfrazados de Jeep, y durante un tiempo les fue bien, tanto que saco una división aparte de Jeep, llamada Eagle.

Pero Eagle, que eran Renault y Mitsubishi mal vestidos, no tuvo éxito, y se descontinuó, pero Jeep siguió su exitoso camino de vender gato por liebre. Hasta el día de hoy lo sigue haciendo, y lo hace muy bien.

Un ejemplo es el Jeep Renegade, un Fiat 500 L disfrazado de Jeep, que vende algo más de 100.000 unidades al año, cuando el 500L no llega a 5000 por su falta de fiabilidad. Y son los mismos automóviles, hechos en la misma fábrica italiana.

Jeep ha vendido tantos limones y sufrido tantos retiros, que si se hubiera llamado Dodge o Chrysler ya hubiera desaparecido. Pero el americano los seguirá comprando, porque le gusta su nombre, no importa lo malo que sea.

Otro caso es el de Ram

Anteriormente, Ram era parte de la línea de camiones ligeros Dodge. El nombre de Ram se usó por primera vez en 1932–1954 en los camiones Dodge, pero luego se devolvió a usar a los rediseñados Ram y Power Ram del 1981.

El nombre Ram se usó luego de la retirada y la nueva versión de las camionetas Dodge D Series, así como de las camionetas de la serie B.

Chrysler se dio cuenta que Ram sonaba mejor que Dodge Ram y lo dejo como Ram solo. La pick up no es tan mala como algunos modelos de jeep, y está a la par de las tres que compiten en el mercado, la Ford F 150, la Chevy Silverado, y la GMC Sierra.

En estos últimos años, la Ram es la pick ups que más llamados a revisión por anomalías ha recibido últimamente. Así y todo, su estilo agresivo le gusta al consumidor americano.

El tema principal de esta nota, es que Fiat Chrysler Automóviles, la casa matriz de Jeep y Ram, que pronto deberá cambiar su nombre a “Jeep Ram Automoviles”, envió este parte de prensa:

“Fiat Chrysler confirmó los planes para invertir un total de $4.5 MMDD en cinco de las plantas existentes en Michigan, y para trabajar con la ciudad de Detroit y el estado de Michigan en construir una nueva Planta de Ensamble en los límites de la ciudad.

El movimiento incrementará la capacidad para satisfacer la creciente demanda de las marcas Jeep y Ram, incluyendo la producción de dos nuevos productos Jeep, así como modelos eléctricos con tecnologías de conducción autónoma. Los proyectos propuestos crearían cerca de 6,500 nuevos empleos.

Los planes detallados en el anuncio de hoy representan los siguientes pasos en la realineación de manufactura en Estados Unidos que FCA inició en 2016.

Como respuesta a un cambio en la demanda de los consumidores hacia las SUV´s y camiones, la compañía suspendió la producción de autos compactos y modificó las plantas en Illinois, Ohio, y en Michigan para aprovechar al máximo la capacidad y expandir las marcas Jeep y Ram.

Estas acciones han dado como resultado los recientes lanzamientos de los nuevos Jeep Wrangler y Ram 1500 y la introducción del nuevo Jeep, el feo Jeep Gladiator, que fue presentado en el Auto show de Los Ángeles en 2018”.

En la época que compraba algo de esta automotriz, allá por el 1996, se me ocurrió comprar un Jeep Gran Cherokee del 1994. Este automóvil me trajo tantos problemas que no pude sacármelo de encima.

Lo vendí casi regalado como una transportación, a un cubano recién llegado. Fui honesto con él, le dije: “Este auto solo sirve para hacer unas millas, de ahí se para de nada”. Yo lo arreglo me dijo. De ahí no supe más de él, ni quería saber más del auto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here