El nuevo Mercedes “Clase A” espera desembarcar en Norteamérica

Hay compradores que hacen lo imposible para sentarse en un Mercedes-Benz, pero su presupuesto no les da. A pesar de tener algunas opciones en la automotriz.

Puede comprar el GLA o CLA250, construido en Rumania por alrededor de $ 33,000 dólares, y encontrarse con un problema en vez de un automóvil, ya que es uno de los menos fiables del mercado.

Dado que el CLA es técnicamente una incómoda cupé de cuatro puertas, no hay nada por ahí para los compradores de sedán que no pueden pagar la Clase C, que es más costosa.

Pero Mercedes Benz está planeando cambiar eso, al traer la actualizada clase A hacia Estados Unidos el próximo otoño, convirtiéndose así en el nuevo modelo más económico de la marca para la región.

Pero la estrategia de Mercedes no está del todo clara. Las ventas de autos pequeños en noviembre cayeron un 12.4 por ciento en comparación con el año pasado y, por el lado de lujo, la caída fue de alrededor del 7.2 por ciento.

Asimismo, CLA registró una caída notable en el volumen de ventas en 2017. El año pasado, las entregas en EE. UU de las CLA alcanzaron las 25,792 unidades, lo que si el modelo espera superar los 20,000 para el final de este año, será necesario presenciar ventas de diciembre relativamente buenas.

La GLA ha seguido el ritmo de las tendencias a baja del mercado hacia los SUV’s, y la pregunta, es porque Mercedes presentaría otro sedan en Norteamérica cuando los SUV y los crossovers parecieran ser la apuesta más segura.

Presumiblemente, tiene algo que ver con el nuevo aspecto del Concepto A qué se mostró en el auto show de Shanghai en abril. Aunque atractivo, el nuevo diseño es menos llamativo desde cualquier ángulo que se lo vea.

Las fotos espías de los medios europeos de la Clase A actualizada, han confirmado que su forma general es menos complicada que las ofertas domésticas actuales.

Compartir la misma arquitectura MFA2 de tracción delantera con CLA y GLA significa que no es probable que ofrezca algo tan diferente bajo la chapa metálica. Pero hay dos excepciones importantes.

En primer lugar, la Clase A es más alta y debería tener un interior comparativamente espacioso, un aspecto que solía ser muy importante cuando se compraba un automóvil de lujo.

En segundo lugar, Benz afirma que el modelo se beneficiará con elementos interiores mejorados y tecnología mejorada. Eso dicen, pero el tema es que si buscan clientes del lado de los sedanes a precios entre 30 y 40.000 dólares, deben hacer un mayor esfuerzo.

Si la marca puede vender este sedan por debajo de los $ 30,000 dólares, realmente le abriría las puertas a los compradores que quizás nunca antes consideraron comprar un Mercedes por su precio.

Por ahora está por verse, si la Clase A entusiasma a los clientes de la CLA, que es un verdadero fiasco en todo sentido, ya que no tiene buen valor de reventa, no es fiable, no es cómodo, ni su economía es la mejor de su clase.

 

Por Manuel Arroyo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here