Lewis Hamilton se lleva la victoria en el Gran Premio de Baréin

El Britanico campeón del mundo con la escudería Mercedes, llego primero mientras escuderia logró el doblete después de que los dos Ferrari, que salieron desde la primera línea de la parrilla, tuviesen problemas a lo largo de la carrera.

El monegasco Charles Leclerc se clasificó tercero tras Hamilton y su compañero finlandés Valtteri Bottas, que partió desde la pole pero no pudo aguantar en las últimas vueltas la embestida de los Mercedes debido a los problemas mecánicos en su Ferrari.

El monegasco se quedó sin turbo a falta de 11 vueltas y el vigente campeón, que ya estaba contento con el segundo, vio el cielo abierto y logra su primer triunfo del año y la 74 de su carrera deportiva (a 17 de Schymacher).

Valtteri Bottas con Mercedes, ganador hace dos semanas en el estreno de la competencia en Australia, afronto por primera vez en su carrera como líder del Mundial de Fórmula 1 un Gran Premio.

El finlandés de 29 años sorprendió en el estreno de Melbourne, donde encabezó, esta vez por delante de su compañero el quíntuple campeón mundial inglés Lewis Hamilton, un nuevo doblete de Mercedes, en una prueba en la que el holandés Max Verstappen (Red Bull) fue tercero.

Sin embargo, en esta ocasión fue el monegasco de Ferrari Charles Leclerc el que salió primero desde la línea de largada al firmar su primera pole con 21 años después de cubrir los 5.412 metros de la pista bareiní en un minuto, 27 segundos y 866 milésimas, 294 menos que su compañero, el alemán Sebastian Vettel, que lo acompañó la primera fila.

Los dos pilotos de Mercedes, el inglés Lewis Hamilton -tercero, a 324 milésimas- y el finlandés Valtteri Bottas, arrancaron desde la segunda fila, mientras que en la tercera línea se colocaron el holandés Max Verstappen (Red Bull), que fue quinto, y el danés Kevin Magnussen (Haas).

Pero fue una debacle total para Ferrari, por causas diferentes. Charles Leclerc no pudo ganar por pura mala suerte, pero hoy se ha postulado como el mejor piloto del equipo y una apuesta muy seria para ser campeón del mundo.

Ferrari parece haber encontrado un verdadero caballo ganador, al que la presión no le puede y es capaz de sobreponerse a la adversidad, como su mala salida.

Con un ritmo infernal, Leclerc le enjugó la diferencia a su compañero, lo alcanzó y lo rebasó como si su coche fuera de un equipo de la zona media. Era la vuelta 6 de carrera y comenzaba una cabalgada estelar a la que Vettel nunca pudo responder.

Y es inevitable pensar que quizá Ferrari ha desperdiciado los dos últimos años con un piloto venido a menos y que no es capaz de mantener en los lances apretados de carrera. Podría tener dos títulos en el bolsillo e ir a por el tercero.

Y el calvario de Vettel, tetracampeón con un Red Bull intratable en aquellos días, no había terminado. Tras la segunda parada (vuelta 38) Hamilton llegó por detrás y tras un intento fallido, le adelantó haciéndole un verdadero traje. Inerme y sobrepasado, Vettel trompeó él solo y perdió el alerón delantero antes de llegar a boxes.

Desde aquí habrá que ver de qué pasta está hecho, pues le espera una temporada muy larga por delante.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here