Principal / NOTICIAS / La parrilla de los Bugatti, una herradura o un huevo?

La parrilla de los Bugatti, una herradura o un huevo?

 

¿Herradura o huevo? No se han discutido tantas preguntas sobre el fabricante francés de autos deportivos hiperactivos Bugatti tan a menudo como el origen de la icónica forma de la parrilla del radiador.

¿El fundador y entusiasta de los caballos, Ettore Bugatti, se inspiró en una herradura o en un objeto diferente? Bugatti explica el verdadero origen de uno de los elementos de diseño de Bugatti más reconocibles, y se ajusta al tiempo de Pascua.

Es un hecho que incluso cuando era un hombre joven, Ettore Bugatti era más que un simple entusiasta de los caballos, sino también un criador de caballos y un coleccionista de carruajes.

Diseñó arneses y poseía caballos asombrosamente hermosos, algunos de los cuales se consideraban los más grandes de su tiempo.

Ettore solía montar a caballo en las instalaciones de Bugatti en el pueblo alsaciano de Molsheim, a veces incluso dando la bienvenida a los huéspedes en uno de sus caballos.

Construyó las puertas de la fábrica de manera que pudiera atravesar los pasillos a caballo. Para no tener que bajarse de su caballo, desarrolló abridores de puertas para que los caballos pudieran empujarlos con la boca.

Esto requería un mecanismo de cierre especial, así como grandes placas de bloqueo de latón que siempre tenían que ser pulidas a fondo. Es evidente que Ettore Bugatti amaba a sus caballos, tanto los que tenían cuatro patas como los que se encontraban bajo el capó de sus lujosos automóviles.

Al principio fue el huevo

No obstante, la forma de la parrilla del radiador no se remonta a la herradura. “El arte, la estética y la selección de materiales, junto con el diseño y el rendimiento fueron, y siguen siendo hasta hoy, los valores que impulsan cualquier automóvil Bugatti”, explica Achim Anscheidt, Director de Diseño de Bugatti. Ettore Bugatti tuvo una fuerte influencia artística.

Su padre Carlo Bugatti diseñó y construyó muebles de estilo oriental, entre otras cosas. El hermano de Ettore, Rembrandt, creó esculturas de animales como el famoso elefante danzante que más tarde serviría como la mascota del radiador del Bugatti Type 41 Royale.

Carlo Bugatti tenía predilección por las formas fluidas, elipsis, curvaturas, círculos y otras formas redondeadas, y por el óvalo (de la palabra latina óvulo para «huevo»). En sus muebles como sillas, mesas, y también en copas o diseños de interiores, esta forma se puede encontrar con bastante frecuencia.

Carlo consideró que el óvalo era la forma geométrica perfecta, superior a todas las demás. Su hijo Ettore, que siempre había tenido un intercambio activo con su padre, se inspiró en la visión de su padre y tradujo algunas de las ideas a sus automóviles. La parrilla del radiador en forma de huevo era uno de ellos.

Mientras que en los primeros dos años, los clientes de Bugatti podían elegir entre una parrilla de radiador angular u ovalada, desde 1912 en adelante, el Tipo 13 presentó exclusivamente la forma ovalada.

Después de la Primera Guerra Mundial, el tipo 13 fue modificado nuevamente, con nuevos materiales y una parrilla cambiada. Libre de cualquier borde o ángulo, por primera vez parecía un huevo plano.

Ettore Bugatti mantuvo esta forma durante los siguientes años y modelos, como el Tipo 22, el Tipo 23, el Tipo 28 y el Tipo 30. Fue solo en 1924 para el legendario Tipo 35 en sus diferentes variantes que Ettore renunció a la parrilla del radiador completamente ovalada.

En su lugar, desarrolló una parrilla con una parte inferior plana por razones aerodinámicas y una mejor posición en el eje delantero.

Este cambio radical hizo que el huevo anterior pareciera una herradura. Sin embargo, al principio cada parrilla del radiador tenía un aspecto diferente, por ejemplo. el Tipo 35 A incluía uno más pequeño que el Tipo 35 B.

Solo a partir de 1928 en todas las variantes se utilizó la parrilla un poco más ancha, que continuaría viendo modificaciones durante los años siguientes.

Al principio, todavía bastante pequeña, la parrilla se hizo más ancha con el tiempo, por dos razones: enfriar los motores con un rendimiento cada vez mayor y lograr un aspecto más deportivo.

«La parrilla de herradura se convirtió en un elemento de diseño prominente y una marca distintiva de Bugatti», afirma Achim Anscheidt.

Con este llamativo diseño frontal, Ettore Bugatti subrayó su afirmación de no construir automóviles en el sentido tradicional, sino verdaderos purasangres.

Los modelos Bugatti podrían verse como una síntesis de las artes que reflejan el espíritu de Ettore en diseño y tecnología. El frente dominante y los potentes motores ahora encajan perfectamente.

Además, hoy en día, un auto hipertexto Bugatti se puede identificar solo por el aspecto de la parrilla del radiador. Su diseño ayuda a que los automóviles modernos como Chiron, Chiron Sport o Divo se vean elegantes y deportivos al mismo tiempo.

“Un Bugatti se puede identificar desde lejos gracias a la icónica interfaz con el diseño único de la parrilla.

Esto es clave para la identidad y la conciencia de la marca «, concluye Achim Anscheidt.

No solo en Semana Santa, sino todos los días del año.

Noticias relacionadas

Toyota está desarrollando un súper auto para las pistas y las carreteras  

Toyota está desarrollando un súper auto tanto para la pista como para la carretera, que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *