Hyundai debe hacer un retiro masivo de su automóvil eléctrico más vendido

En un retiro costoso de unos 900 millones de dólares, Hyundai reemplazará los sistemas de batería en 82,000 vehículos eléctricos en todo el mundo debido a los riesgos de incendio, según cita el sitio Automobil News.

Esto deja al descubierto el espinoso tema de cómo los fabricantes de automóviles y baterías se reparten la factura cuando surgen problemas.

El retiro del mercado es uno de los primeros reemplazos masivos de paquetes de baterías realizados por un importante fabricante de automóviles.

“Es muy importante tanto para Hyundai como para LG, ya que estamos en las primeras etapas de la era de los vehículos eléctricos. La forma en que Hyundai maneje esto sentará un precedente no solo en Corea del Sur sino también para otros países”, dijo Lee Hang-koo, investigador senior en el Instituto Coreano de Economía y Comercio Industrial.

El retiro se refiere principalmente al Kona EV, el automóvil eléctrico más vendido de Hyundai que se retiró por primera vez a fines del año pasado para una actualización de software después de una serie de incendios.

Sin embargo, uno de los vehículos eléctricos de Kona retirados se incendió en enero, y las autoridades surcoreanas iniciaron una investigación para determinar si la primera retirada había sido adecuada.

LG Energy Solution, una división de LG Chem que fabrica las baterías, se apresuró a desviar las críticas.

Dijo en un comunicado que Hyundai aplicó mal las sugerencias de LG para la lógica de carga rápida en el sistema de gestión de la batería, agregando que la celda de la batería no debe verse como la causa directa de los riesgos de incendio.

El Ministerio de Transporte de Corea del Sur dijo en un comunicado que se habían encontrado algunos defectos en algunas celdas de batería producidas en la fábrica de LG Energy en China. Hyundai no comentó la causa de los incendios.

Los analistas dijeron que Hyundai les había dicho que se podría llegar a un acuerdo sobre cómo dividir los costos la próxima semana. Aun así, pensaron que podría llevar más tiempo dado que los riesgos de reputación eran altos y las dos empresas parecían estar en desacuerdo sobre la causa de los incendios.

Hyundai se negó a comentar sobre la declaración de LG Energy o proporcionar detalles sobre cuándo calculará los costos, y dijo que solo esperará primero los resultados de la investigación del Ministerio de Transporte.

El retiro se aplica a casi 76,000 vehículos eléctricos Kona construidos entre 2018 y 2020, incluidos unos 25,000 vendidos en Corea del Sur. Algunos modelos Ioniq EV y autobuses Elec City también se incluyen en el retiro del mercado.

El costo estimado de 1 billón de wones ($ 900 millones de dólares) incluye 38,9 mil millones de wones que se gastaron en el primer retiro del mercado.

Ha habido unos 15 casos de incendios relacionados con el Kona EV-11 en Corea del Sur, dos en Canadá y uno en Finlandia y uno en Austria.

Se aconseja a los propietarios de Kona e Ioniq que limiten la carga de la batería al 90 por ciento de su capacidad hasta que la batería haya sido reemplazada, dijo Hyundai.

 

Fuente: Automobile News

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here