General Motors tomará drásticas medidas para transformar sus operaciones internacionales

La automotriz con sede en Detroit, ha tomado severas medidas para sus operaciones internacionales, basándose en la estrategia integral que estableció en 2015 para fortalecer su negocio principal, impulsar eficiencias de costos significativas y tomar medidas en mercados que no pueden obtener un rendimiento adecuado para sus accionistas.

GM anunció hoy que reduciría las operaciones de ventas, diseño e ingeniería en Australia y Nueva Zelanda y que retiraría la marca Holden para el 2021. La compañía centrará sus estrategias para el mercado en el negocio de vehículos especiales de GM.

La compañía también anunció que había firmado una hoja de términos vinculantes con Great Wall Motors para comprar las instalaciones de fabricación de vehículos Rayong de GM en Tailandia; y retiraría a Chevrolet del mercado interno en Tailandia a fines de 2020.

“A menudo he dicho que haremos lo correcto, incluso cuando sea difícil, y este es uno de esos momentos”, dijo la presidenta y directora ejecutiva de GM, Mary Barra.

“Estamos reestructurando nuestras operaciones internacionales, enfocándonos en los mercados donde tenemos las estrategias correctas para generar retornos sólidos y priorizando las inversiones globales que impulsarán el crecimiento en el futuro de la movilidad, especialmente en las áreas de vehículos eléctricos y autónomos”

“Si bien estas acciones respaldan nuestra estrategia global, entendemos que impactan a las personas que han contribuido tanto a nuestra empresa. Apoyaremos a nuestra gente, nuestros clientes y nuestros socios para garantizar una transición ordenada y respetuosa en los mercados afectados”, agrego Barra.

El presidente de GM, Mark Reuss, dijo que la compañía exploró una variedad de opciones para continuar con las operaciones de Holden, pero ninguna pudo superar los desafíos de las inversiones necesarias para el mercado altamente fragmentado del volante a la derecha, la economía para respaldar el crecimiento de la marca y la entrega de un producto apropiado para el retorno de la inversión.

“En los niveles más altos de nuestra compañía, tenemos el más profundo respeto por la herencia y contribución de Holden a nuestra compañía y a los países de Australia y Nueva Zelanda”, dijo Reuss.

“Después de considerar muchas opciones posibles, y dejar de lado nuestros deseos personales de acomodar a las personas y al mercado, llegamos a la conclusión de que no podíamos priorizar más inversiones sobre todas las demás consideraciones que tenemos en una industria global que cambia rápidamente.

“Creemos que tenemos la oportunidad de hacer crecer de manera rentable el negocio de vehículos especiales y planeamos trabajar con nuestro socio para hacerlo”, concluyó Reuss.

GM también realizó un análisis detallado del caso de negocios para la futura producción en las instalaciones de fabricación de Rayong en Tailandia. La baja utilización de la planta y los volúmenes pronosticados, han hecho que la producción continua de GM en el sitio, sea insostenible.

Sin fabricación nacional, Chevrolet no puede competir en el mercado de vehículos nuevos de Tailandia.

El vicepresidente senior y presidente de GM, GM International Steve Kiefer, dijo que estas decisiones se basaron en el anuncio en enero de que GM vendería sus instalaciones de fabricación de Talegaon en India, las acciones de reestructuración significativas implementadas en Corea, e inversión y optimización continua de las operaciones sudamericanas.

“Estas son decisiones difíciles, pero son necesarias para apoyar nuestro objetivo de tener a la región de GM International en el camino hacia el crecimiento y la rentabilidad”, dijo Kiefer.

“GM está bien posicionado en nuestros mercados centrales de GM International: Sudamérica, Medio Oriente y Corea”.

El vicepresidente senior de operaciones internacionales de GM, Julian Blissett, dijo que además de implementar planes en los mercados centrales internacionales, GM seguía optimizando las asociaciones en mercados como Uzbekistán, mediante la transferencia de activos y la creación de cadenas de suministro sólidas para reducir los costos en los mercados en crecimiento.

“En mercados en los que no tenemos una escala significativa, como Japón, Rusia y Europa, buscamos una presencia nicho vendiendo vehículos importados rentables y de alta gama, respaldados por una estructura magra de GM”, dijo Blissett.

“Continuaremos implementando estas estrategias comerciales críticas, mientras brindamos una transición digna y respetuosa en los mercados afectados”.

En Australia, Nueva Zelanda, Tailandia y los mercados de exportación relacionados, los clientes pueden estar seguros de que GM cumplirá con todas las garantías y continuará brindando servicio y repuestos.

Las operaciones locales también continuarán manejando todos los retiros y cualquier problema relacionado con la seguridad, trabajando con las agencias gubernamentales apropiadas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here