Ford logra un hito histórico en manera ecológica. Sepa porqué

Ford se convierte en el primer fabricante de automóviles en utilizar plásticos oceánicos 100% reciclados.  

Los productos de consumo fabricados con plásticos oceánicos reciclados incluyen de todo, desde gafas de sol y camisetas hasta zapatillas e hilo para correr.

Ahora, Ford se está sumando a su legado como líder en sostenibilidad y es el primer fabricante de automóviles en utilizar plásticos oceánicos 100% reciclados para producir piezas de automóviles.

Los clips del arnés de cableado en los modelos Ford Bronco Sport están hechos de plástico recolectado en el océano, comúnmente conocido como “equipo fantasma”.

La resistencia y durabilidad del material de nylon es igual a la de las piezas a base de petróleo utilizadas anteriormente, pero con un ahorro de costes del 10% y su producción requiere menos energía.

Las piezas pequeñas representan un gran primer paso en los planes de la empresa para producir otras partes de plásticos oceánicos reciclados en otros modelos.

“Este es otro ejemplo de Ford liderando la carga sobre sostenibilidad”, dijo Jim Buczkowski, vicepresidente de investigación y miembro técnico de Henry Ford.

“Es un claro ejemplo de economía circular, y aunque estos clips son pequeños, son un primer paso importante en nuestras exploraciones para utilizar plásticos oceánicos reciclados para piezas adicionales en el futuro”.

Hasta 13 millones de toneladas métricas de plástico ingresan al océano cada año, amenazando la vida marina y contaminando las costas, según Pew Charitable Trusts, una organización no gubernamental mundial.

Gran parte de eso se atribuye a la industria pesquera, que ha llegado a depender de las redes de pesca de plástico y otros equipos debido a la durabilidad, el peso ligero, la flotabilidad y el bajo costo del material.

Esas mismas cualidades contribuyen a crear redes fantasma, una amenaza mortal y creciente para la vida marina.

El equipo fantasma comprende casi el 10% de todos los desechos plásticos del mar, que enredan peces, tiburones, delfines, focas, tortugas marinas y aves.

Invisibles para los ocupantes del vehículo, los clips del arnés de cableado del Bronco Sport, que pesan alrededor de cinco gramos, se sujetan a los lados de los asientos de la segunda fila del Bronco Sport y los cables de guía que accionan los airbags laterales de cortina.

A pesar de pasar tiempo en el agua salada y la luz solar, el material es tan fuerte y duradero como los clips a base de petróleo, según muestran las pruebas de Ford.

Estimulando la creación de empleos durante todo el proceso de desarrollo, el material plástico es recolectado del Océano Índico y el Mar Arábigo por DSM Engineering Materials.

Los artículos producidos con plásticos recolectados de los océanos incluyen una amplia gama de bienes de consumo, pero hasta ahora las piezas de automóviles no estaban en esa lista.

El proceso comienza con DSM recolectando redes de pesca de nylon desechadas.

El plástico se lava con agua salada, se seca y se extruye para formar pequeños gránulos, que luego son moldeados por inyección por el proveedor HellermannTyton en la forma de clip deseada.

Ford ya está planeando piezas adicionales utilizando plásticos oceánicos reciclados, incluidos soportes de transmisión, protectores de cables y rieles laterales en el piso, todas piezas estacionarias con demandas de resistencia y durabilidad que el material puede cumplir o superar.

“Como líder mundial en innovación en la gestión de cables, HellermannTyton se esfuerza por encontrar formas ecológicas de allanar el camino hacia un futuro más sostenible”, dijo Anisia Peterman, gerente de productos automotrices de HellermannTyton.

“Desarrollos como este no son fáciles, por lo que estamos orgullosos de colaborar con Ford en apoyo de una solución de producto única que contribuye a océanos más saludables”.

El legado de Ford de usar plástico reciclado

Durante más de dos décadas, Ford ha utilizado plásticos reciclados no recolectados de los océanos para producir varias partes para automóviles.

Más recientemente, el fabricante de automóviles usó botellas de agua recicladas para producir protectores inferiores de la carrocería livianos, que mejoran la aerodinámica y reducen el ruido en el Ford Escape 2020.

La introducción de piezas hechas de plástico oceánico reciclado abre nuevas oportunidades y se basa en un esfuerzo global para ayudar a reducir los desechos oceánicos que obstaculizan la vida marina o, cuando se recolectan, obstruyen aún más los vertederos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here