Ford apoyará a sus clientes para aliviar sus pagos ante la pandemia que está azotando al mundo

Ford Motor Company está tomando una serie de iniciativas para reforzar aún más la posición de efectivo de la compañía, en medio de la crisis de salud del coronavirus, manteniendo la flexibilidad estratégica en nombre de su equipo y sus clientes.

“Como lo hicimos en la Gran Recesión, Ford está manejando la crisis del coronavirus de una manera que salvaguarda nuestro negocio, nuestra fuerza laboral, nuestros clientes y nuestros distribuidores durante este período vital”, dijo el CEO de Ford, Jim Hackett.

“Como el mayor productor de vehículos de Estados Unidos y el mayor empleador de trabajadores automotrices, planeamos salir de esta crisis como una compañía más fuerte que puede ser un motor para la recuperación de la economía en el futuro”.

La compañía notificó hoy a los prestamistas que tomará prestados los montos totales no utilizados contra dos líneas de crédito: $ 13.4 mil millones bajo su línea de crédito corporativo y $ 2 mil millones bajo su línea de crédito suplementaria.

El efectivo incremental de estos préstamos se utilizará para compensar los impactos temporales en el capital de trabajo de los cierres de producción relacionados con el coronavirus y para preservar la flexibilidad financiera de Ford.

“Aunque obviamente no preveíamos la pandemia de coronavirus, hemos mantenido un sólido balance y una amplia liquidez para que podamos resistir la incertidumbre económica y continuar invirtiendo en nuestro futuro”, dijo Hackett.

“Nuestra gente de Ford es extremadamente resistente y motivada, y confío en las acciones que estamos tomando para navegar la incertidumbre actual mientras continuamos construyendo hacia el futuro”.

Ford ha descrito regularmente objetivos de tener $ 20 mil millones en efectivo y $ 30 mil millones en liquidez en camino a una recesión económica. A finales de 2019, esos niveles eran de $ 22 mil millones y $ 35 mil millones, respectivamente.

Al mismo tiempo, Ford anunció que suspendió el dividendo de la compañía, priorizando la flexibilidad financiera a corto plazo y las continuas inversiones en una ambiciosa serie de lanzamientos de nuevos productos en 2020 e iniciativas de crecimiento a largo plazo.

Además, Ford dijo que está retirando la orientación que dio el 4 de febrero para el desempeño financiero de 2020, lo que no tuvo en cuenta los efectos del coronavirus, dadas las incertidumbres en el entorno empresarial.

La compañía proporcionará una actualización sobre el año cuando anuncie los resultados del primer trimestre, que actualmente está programado para el 28 de abril.

Ford anunció esta semana planes para detener temporalmente la producción en sus plantas en Norteamérica y Europa a partir de hoy.

Las acciones se tomaron para proteger la salud y la seguridad de los empleados y responder a problemas con la cadena de suministro y otras limitaciones.

La compañía trabajará con representantes laborales para reiniciar la producción de manera segura y efectiva en las próximas semanas.

Hackett señaló que China fue el primer país en enfrentar el virus y ahora está saliendo de la crisis del coronavirus y mostrando mejoras en la demanda de automóviles. Esta noticia sobre la recuperación de China debería ser una fuente de optimismo sobre la recuperación económica general a medida que el virus disminuye, dijo.

El programa “Creado para echar una mano” brinda tranquilidad con hasta seis meses de alivio de pagos

Por separado, Ford y sus concesionarios estadounidenses están ofreciendo a los clientes que están lidiando con sus propios desafíos periféricos del coronavirus una variedad de servicios, que incluyen seis meses de alivio de pagos para compradores de automóviles nuevos bajo el nuevo programa “Built to Lend a Hand”.

Bajo el nuevo programa, desarrollado con sus concesionarios, Ford ofrece seis meses de alivio de pagos para clientes elegibles de autos nuevos que financian sus compras a través de Ford Credit.

Ford pagará por tres meses y los clientes pueden diferir hasta tres más por un total de seis meses. El programa es para personas que compran vehículos modelo y año 2019 y 2020, excepto los camiones Super Duty 2020.

“Nuestros distribuidores están increíblemente conectados con sus comunidades”, dijo Kumar Galhotra, presidente de Ford North America. “Y están dispuestos a echar una mano haciendo lo que sea necesario para ayudar a nuestros clientes en este momento de necesidad”.

Para obtener más información sobre el programa “Construido para prestar una mano”, visite Ford.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here