Principal / NOTICIAS / El Volkswagen Escarabajo cumple 80 años con una larga historia de buenas y malas

El Volkswagen Escarabajo cumple 80 años con una larga historia de buenas y malas

Por Manuel Arroyo

El Beetle o Escarabajo, como lo quiera llamar, comenzó su vida como un automóvil popular en Alemania, se convirtió en el favorito de los Estados Unidos antes de dirigirse al sur para poner gran parte de América Latina sobre ruedas y ahora es uno de los autos clásicos más buscados.

Ha conquistado tierra, agua y aire. Ganó carreras, trasladó científicos en la Antártida y llevó millones de pasajeros a la Ciudad de México.

La historia del Escarabajo se remonta a 1932, cuando el barón Fritz von Falkenhayn, jefe de planta de NSU -por esa época una filial de FIAT- le encargó a Ferdinand Porsche el diseño de un auto sencillo, acorde con la complicada situación económica alemana.

Bajo el nombre de Tipo 32, nació un automóvil de formas muy parecidas al futuro Escarabajo, con una motorización de casi un litro y medio de capacidad cúbica y refrigeración por aire. Cuando estas noticias llegaron al directorio de FIAT, que le tenía prohibido a NSU hacer desarrollos propios, la obligó inmediatamente a detener el proyecto.

Técnicamente Volkswagen Tipo 1 es un automóvil de bajo coste. Producido por el fabricante alemán Volkswagen entre los años 1938 y 1978 en Alemania, y después se siguió fabricando en México hasta 2003, ha sido el automóvil con más tiempo de producción en la historia. Fue el primer automóvil de la marca, y se construyeron y vendieron más de 21 millones de unidades.

Los funcionarios alemanes consideraron la posibilidad de subcontratar la producción del Volkswagen a un fabricante de automóviles establecido, pero finalmente decidieron construirlo ellos mismos en una fábrica estatal.

Las pruebas comenzaron en 1936 y Porsche construyó los primeros prototipos de preproducción de lo que se convertiría en el escarabajo en 1938. Llamado tipo 60 internamente, estaba muy cerca del escarabajo de producción regular en casi todos los aspectos.

Durante la guerra, la oficina de diseño de Porsche adaptó el Beetle para uso militar al elevar su distancia al suelo, agregando tracción en las cuatro ruedas y montaje de un motor más potente.

La producción se concentró sobre todo en adaptar su estructura a los modelos militares Kübelwagen y Schwimmwagen, pero una vez terminada la guerra se retomó la producción en cadena a gran escala a partir de 1945 y el modelo alcanzó desde entonces gran popularidad y prestigio mundialmente.

En julio de 1940, las fuerzas alemanas que ocupaban Francia examinaron los primeros prototipos Citroën 2CV instalados en la línea de montaje inactiva. Pidieron a Citroën que entregara tres automóviles, que los funcionarios prometieron que solo se mostrarían a Hitler, no a los rivales de la compañía, y se ofrecieron a enviar una versión del nuevo automóvil de la gente de Alemania.

La empresa nunca construyó un solo escarabajo. Toma nota de que las visitas del ejército explicaron parcialmente por qué rediseñó por completo el 2CV durante la guerra.

Los Kommandeurwagen fueron fabricados hasta 1945, cuando la producción fue totalmente detenida debido al grave daño que los aliados habían causado en la planta industrial, que había sido severamente bombardeada. Muchos de los equipos esenciales para la producción fueron trasladados a búnkers subterráneos para resguardarlos y permitir reiniciar la producción una vez que las hostilidades hubiesen cesado.

En marzo de 1948, una delegación que incluía a Henry Ford II viajó a Colonia, Alemania, para negociar los términos de una potencial adquisición. Inglaterra estaba lista para entregar la fábrica de Volkswagen a Ford de forma gratuita en un último intento por deshacerse de ella de una vez por todas.

En 1949, el Beetle fue el primer escarabajo en llegar a America, vino con un motor de cuatro cilindros y cuatro cilindros refrigerado por aire de 1.1 litros con una potencia de 30 CV. Cuesta $ 1280, una cifra que se convierte en aproximadamente $ 13,000 en la actualidad. Volkswagen vendió solo dos ejemplos del Beetle in America durante 1949. Las ventas aumentaron a 270 unidades en 1950.

El primer modelo descapotable se lanzó en 1949, un biplaza Hebmüller-Cabriolet que fue producido hasta la quiebra del fabricante o, según otras fuentes, la destrucción de la planta por un incendio en 1953. Hebmüller fabricó a partir de marzo de 1949 un total de 696 ejemplares.

Si bien la forma básica del cuerpo se mantuvo igual, la compañía realizó varios pequeños cambios en el diseño, incluida la sustitución de la ventana trasera dividida por una única unidad ovalada en 1953 y el montaje de un motor nuevo y más potente un año después.

Luego llego el escarabajo de cuatro puertas en 1953, el carrocero con sede en Berlín Rometsch identificó sabiamente un mercado para una versión de cuatro puertas del Beetle, una variante que Volkswagen rechazó construir debido principalmente a la falta de capacidad de producción.

Extendió la distancia entre ejes en 250 mm y agregó un conjunto de puertas con bisagras traseras. Los registros de Volkswagen indican que se construyeron unos 50 ejemplos. Los taxistas que buscan una dosis extra de practicidad recogieron la mayor parte de la producción.

Volkswagen construyó el 15,007,034th Beetle en febrero de 1972, un número no tan aleatorio como podría parecer inicialmente. Significaba que el Beetle había pasado el Ford Modelo T para convertirse en el auto más vendido de la historia.

Volkswagen celebró la ocasión con un modelo especial llamado Weltmeister, una palabra que significa ‘campeón del mundo’ en alemán. Basado en el 1302 S, se destacó con pintura azul metalizado y ruedas especiales.

Hacia 2003, la producción anual de los VW Tipo 1 cayó a 30 000 unidades, desde el pico de 1,3 millones logrado en 1971. El 30 de julio de 2003, el último Volkswagen Tipo 1 fue fabricado en la planta armadora Volkswagen de México ubicada en la periferia de la ciudad de Puebla, 65 años después de su lanzamiento, y 58 años de producción sin precedentes en la historia, desde 1945.

​ Volkswagen anunció esta medida en el mes de mayo, justificándola por el nivel bajo de demanda, fenómeno que venía dándose de forma paulatina desde la segunda mitad de los años noventa. Para conmemorar la despedida de este icono de la industria automotriz, Volkswagen lanzó la “Última Edición” conformada por 3000 unidades con características únicas.

El 23 de junio de 1992 fue cuando el Volkswagen Tipo 1 alcanzó los 21 millones de ventas en todo el mundo, lanzándose entonces una edición conmemorativa para México.

Al 30 de julio de 2003, que fue cuando terminó su producción, la cifra total alcanzó la cantidad de 21.529.464 unidades. Luego regreso con muchos cambios de estructura hasta la fecha,

​A partir de 1996, su producción se llevó a cabo en exclusiva por Volkswagen de México.

SOURCE: Autocar

Noticias relacionadas

Presentación y Prueba del Volvo S60 del 2019, un sedán distintivo y seguro

Por Enrique Kogan – Puros Autos Introducción  Los volvos han sido históricamente la elección segura …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *