El viejo Dodge Charger se renueva a la espera de su partida final

El Dodge Charger, el vetusto automóvil que es la imagen del vehículo de los Afroamericanos en Estados Unidos, está recibiendo unos cambios para el 2020, pero sigue con su motor Hemi V-8 sobrealimentado de 6.2 litros con 707 hp y 650 libras pies de torque.

La automotriz dice que el nuevo que luce viejo Charger Hellcat Widebody será el sedán más poderoso y más rápido producido en el mundo y que con el motor Hemi alcanzará 60 mph en 3.6 segundos y tendrá una velocidad máxima de 196 mph. Si no se desarma en el camino, quizás logre esos números.

El Charger es un automóvil, cuya plataforma deriva del viejo Mercedes-Benz que migró a Dodge durante la era DaimlerChrysler, y tiene una particularidad atractiva para el mercado Afroamericano, que lo ve cómodo.

Es tan antiguo que trae el mismo motor básico del Dodge Challenger Hellcat, también sobreviviente de la era DaimlerChrysler. Una transmisión automática de 8 velocidades es estándar.

El vetusto vehículo recibe nuevas fachada delanteras y trasera, con un tratamiento de cuerpo ancho, que incluye enormes bengalas de guardabarros que agregan 3.5 pulgadas de ancho sobre ruedas de 20 pulgadas, que también tienen 11 pulgadas de ancho.

El mercado Afroamericano tiene muchos hombres en sobrepeso, por lo que el vehículo trae un paquete de apariencia de cuerpo ancho, que también estará disponible en el modelo Scat Pack, un Charger de menor potencia,

Al viejo pero renovado modelo, se le agregó frenos Brembo de seis pistones con rotores de dos piezas y un sistema de suspensión de tres modos específico de Hellcat, que usa amortiguadores adaptados Bilstein.

Las entregas están programadas para comenzar a principios del próximo año, aunque si usted es un aventurero y quiere comprarlo, podrán ordenar el auto este otoño a los concesionarios de la alicaída marca.

Las ventas de Dodge Charger en Estados Unidos cayeron un 4.2 por ciento a 26,716 vehículos hasta mayo, y seguirán cayendo ya que el mercado les está siendo renuente a estos modelos. Dodge ya ha cancelado la mayoría de estos sedanes, pero mantiene el Charger que sigue siendo popular entre los Afroamericanos.

Un portavoz de Fiat Chrysler dijo que la producción seguirá siendo un “status quo”, mientras el Charger se ensambla en su planta de Brampton en Canadá, a espera de lo que le depara su futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here