El blimp de Goodyear, un Zeppelin con mucha historia

El regreso del blimp de Goodyear a Europa este verano es el momento perfecto para celebrar un siglo de innovación en los cielos, que se remonta a los primeros blimps de Goodyear en la década de 1910.

Desde entonces, el blimp de Goodyear se ha convertido en una leyenda reconocida a nivel mundial y un elemento permanente en eventos deportivos y culturales en todo el mundo.

Este verano se presentó en Europa el blimp más nuevo con la marca Goodyear, junto con los tres dirigibles existentes en los Estados Unidos.

En septiembre, el nuevo blimp europeo estará presente en los cielos sobre dos de las sedes del automovilismo más prestigiosas del mundo: las 24 Horas de Le Mans y Nürburgring.

Con esta presencia se celebra el regreso de Goodyear a las competiciones europeas e internacionales, que se anunció en las 24 Horas de Le Mans del año pasado.

Por primera vez desde 2006, los neumáticos Goodyear están en la parrilla de la 88ª edición del clásico francés de resistencia de este año en Le Mans.

Este regreso, junto con la expansión de Goodyear en varios campeonatos de turismos, prototipos, GTs y carreras eléctricas es realmente algo para celebrar con estilo.

Cuatro blimps, una leyenda

La leyenda del blimp de Goodyear ahora está formada por cuatro dirigibles. Todos fueron diseñados por Zeppelin en la última etapa de una estrecha relación entre ambas compañías, Goodyear y Zeppelin, que se remonta a 1924.

El blimp de Goodyear que vuela en Europa es operado por Zeppelin y tiene su sede en Friedrichshafen, Alemania.

Las tres aeronaves restantes operan desde bases en EE.UU., en Pompano Beach, Florida, Carson, California y cerca de Akron, Ohio, el hogar de Goodyear Tire and Rubber Company. Los blimp de Goodyear asisten a 200 eventos deportivos y de entretenimiento al año, en todos los rincones de América del Norte y ahora también en Europa.

También se siente  como en casa en los cielos sobre las 500 Millas de Daytona, el evento más destacado del calendario de la NASCAR, de la cual Goodyear es el proveedor exclusivo de neumáticos, como lo es en los partidos de baloncesto de la NBA, los partidos de fútbol americano universitario y los eventos de golf de la PGA.

Al añadir a este completo calendario la presencia del nuevo dirigible en Le Mans y Nürburgring, el alcance global del blimp de Goodyear se incrementa notablemente más.

Historia

La historia del blimp de Goodyear se remonta a 1912, cuando los ingenieros de Goodyear desarrollaron por primera vez una “envoltura” de tela para aviones más ligeros que el aire, inspirados en los logros de los hermanos Wright unos años antes.

Goodyear continuó desarrollando la tecnología durante los años siguientes y en 1924 estableció una relación con el fabricante alemán de aeronaves Zeppelin.

Goodyear y Zeppelin comenzaron a trabajar en dos aeronaves gigantes, bautizadas como Akron y Macon cuando volaron por primera vez en 1931 y 1933.

También construyeron un hangar Airdock especialmente diseñado como base en Akron, y en ese momento esta impresionante hazaña de ingeniería era la estructura independiente más grande en el mundo.

El programa que rodeaba a los dirigibles gigantes en la década de 1930 tenía tres objetivos clave: desarrollar tecnología para el ejército, crear conciencia pública y confianza en la marca Goodyear y despertar el apoyo público y gubernamental para ambiciosos aviones de pasajeros transoceánicos.

En ese momento, muchos veían los dirigibles como una opción más viable para viajes aéreos de larga distancia que los aviones.

Se diseñaron varias rutas clave para estos planes de viajes aéreos públicos, incluidos viajes a través del Atlántico desde la ciudad de Nueva York o Washington a París y Londres, y rutas transpacíficas que unían California, Hawái, Filipinas, Japón y China.

Desafortunadamente, estos planes audaces fueron abandonados gradualmente debido al rápido aumento de la tecnología de los aviones y la dificultad para lograr la aprobación del Congreso.

En la segunda mitad del siglo XX, el blimp de Goodyear se convirtió en un ícono universalmente reconocido en los Estados Unidos con sus apariciones en eventos como los Juegos Olímpicos, las 500 millas de Indianápolis, las 500 millas de Daytona y juegos de fútbol americano como las Rose Bowl y Orange Bowl.

El blimp de Goodyear también tiene una historia ilustre en Europa. Un dirigible llamado Europa voló por toda Europa entre 1972 y 1986, haciendo apariciones en eventos clave del automovilismo como las 24 Horas de Le Mans y los eventos de Fórmula 1.

Proporcionó una cobertura televisiva única de eventos famosos y capturó imágenes fascinantes sobre lugares como el Big Ben de Londres y el Coliseo de Roma. También estuvo presente en dos bodas reales británicas en la década de 1980.

Tecnología

Al igual que los tres dirigibles con base en EE.UU., el nuevo blimp europeo de Goodyear es un dirigible semirrígido Zeppelin NT, que luce la marca Goodyear. Este modelo es el dirigible semirrígido más grande del mundo en la actualidad, mide 75 metros de largo, hasta 19,5 metros de ancho y 17,4 metros de alto.

Su compartimento de pasajeros en “góndola” ofrece asientos para hasta 14 pasajeros, que pueden disfrutar de las vistas por debajo a través de grandes ventanas panorámicas. El volumen total de la aeronave es de 8.425 m3 y está lleno de helio no inflamable.

El blimp de Goodyear está propulsado por tres motores de 200 CV, por lo que produce una potencia total similar a la de los coches de competición de LMP2 equipados con Goodyear que compiten en Le Mans.

Estos están vinculados a las hélices a través de una caja de cambios, y la configuración combinada permite una maniobrabilidad impresionante: el dirigible puede incluso girar sobre su propio eje mientras está suspendido. También puede despegar y aterrizar verticalmente.

Esta configuración de potencia le da al blimp de Goodyear una velocidad máxima de 125 km/h y una autonomía de 1.000 km. Su altitud máxima de vuelo es de 3.000 metros.

Por lo general, vuela siguiendo las carreteras y autopistas principales, lo que permite que un equipo de tierra lo siga y brinde asistencia si es necesario.

Con su gran autonomía y bajas emisiones de ruido, el blimp de Goodyear es la plataforma perfecta para proporcionar imágenes aéreas en eventos importantes, y eso será una parte clave de su papel en Le Mans y Nürburgring. Puede flotar fácilmente en el lugar y lo hace mucho más silenciosamente que un helicóptero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here