Cuáles fueron los mejores “Muscle Cars” de la historia.

Por Manuel Arroyo

 

Detroit tiene su competencia entre los autos deportivos desde hace décadas. Hay una sensación que se acrecienta, todavía más, en el caso de los ‘muscle cars’ clásicos americanos, que nació y creció con fuerza en los años 60.

 

Pero la década de los años 70 es considerada por casi todos, entusiastas de los deportivos y aficionados en general, como un momento clave en la historia del automóvil.

 

Aunque al principio, en esta categoría sólo se encuadraban modelos con carrocería de dos puertas, con el paso del tiempo la fórmula “muscle car” se ha ido extendiendo, adaptando la fórmula a otros segmentos del mercado.

 

Con un diseño llamativo, y popularmente impulsados por fuertes y grandes motores tanto V8 como V6 con tracción trasera, vieron su declive llegada la crisis del petróleo en los 70, lo que obligo a los fabricantes a hacer cambios que no dieron ninguna evolución a estos modelos, sino llegando a estos últimos años con el Mustang, Camaro y Challenger de nueva generación, con detalles de los 70.

 

Hoy muchos de los modelos antiguos, que hoy son una pieza de colección y que recuerdan a una época reflejada en muchas películas de adolescentes y rebeldes sin causa, pero de todos ellos, como siempre, hay unos que pasarán a la historia como los mejores:

 

  1. AMC AMX

 

El AMC AMX es un automóvil deportivo estilo GT de dos asientos que fue producido por American Motors Corporation para los años modelo 1968 a 1970.

 

American Motors capitalizó la respetada reputación de los AMX originales al reactivar la designación del modelo para las versiones coupé equipadas con rendimiento del compacto Hornet en 1977, Concord en 1978 y el subcompacto Spirit en 1979 y 1980.

  1. BUICK GNX

 

El Buick Regal es un automóvil exclusivo de tamaño mediano que fue presentado por primera vez por Buick para el año modelo 1973. La producción norteamericana terminó en 2004 y comenzó nuevamente en 2011.

 

Para el año modelo 2011, Buick reintrodujo el Regal en el mercado norteamericano, posicionado como un sedán deportivo de primer nivel.

 

Es el GNX que estaba equipado con un motor turbo de 3.8 litros que reemplazó a un V8 de aspiración natural. El GNX o el Grand National era uno de los autos más rápidos en su época, pero ya había salido en 1987.

  1. CHEVROLET CHEVELLE SS

 

El Chevelle Malibu Super Sport (SS) representa la entrada de Chevrolet en la batalla del muscle car. El Malibu SS fue ofrecido en un Sport Coupe coupé deportivo, también conocido como hardtop y configuración descapotable.

 

El Chevelle SS o Super Sport se veía guapo, y llenó un enorme motor V8. El SS 454, por ejemplo, tenía un motor de 7.2 litros cuando debutó, lo cual era una locura absoluta.

  1. CHEVROLET CORVETTE ZR1

 

Como una targa o un ragtop, la extravagante carrocería del ZR1 claramente denota el pináculo de la alineación del Corvette.

 

Asomando por debajo del capó hay un V-8 de 6.2 litros sobrealimentado que empuja unos feroces 755 caballos de fuerza hacia las ruedas traseras mientras dispara llamas por los tubos de escape.

 

Proporciona hasta 950 libras de carga aerodinámica. Otro kit de mejora del rendimiento incluye un diferencial de deslizamiento limitado y una suspensión adaptable. Este último Corvette tiene un precio justificadamente alto de más de $ 122,000.

  1. DODGE CHALLENGER SRT DEMON

 

Es el muscle car que más respeta  el estilo clásico de su ancestro, en este caso, del Challenger original que salió al mercado por primera vez en 1970, con su apariencia agresiva y sus cuatro faros redondos en el frontal. Sin embargo, como era de esperar, el resto del auto se ha ido adaptando a los nuevos tiempos.

 

Puede alcanzar 60 mph en solo 2.3 segundos, mientras que su planta motriz desarrolla 808 sementales. La unidad en cuestión es Hemi V8 sobrealimentada de 6.2 litros.

  1. DODGE CHARGER

 

Hay una escena en Bullit donde un Steve McQueen al volante de un Mustang persigue con mucho tesón a un Dodge Charger del 68. La cosa no podía estar más reñida y efectivamente en la vida real también ocurría lo mismo.

 

Si bien en nuestro continente su fama no se propagó tanto como la del Mustang, el Charger de segunda generación sirvió para arreglar pequeños errores de su ascendente y demostrar que mirases por el ángulo que mirases es un auténtico auto.

  1. FORD MUSTANG BOSS 302

 

Una opción segura para comenzar la lista. El Boss 302 no era el Mustang más poderoso de la época, ya que ese honor recaía en el temible Boss 429. Sin embargo, se convirtió el héroe de la clase trabajadora, gracias a su motor 5.0 V8, de 290 CV.

 

También fue una estrella en competición, en los eventos de SCCA, y hoy es uno de los Mustang más emblemáticos de todos los tiempos.

  1. FORD SHELBY MUSTANG GT350R

 

Este modelo es exclusivo por varios motivos. Sin lugar a dudas, el principal es que lleva el apellido Shelby, el mítico preparador que en los años 60 se dedicó a preparar modelos de Ford y cuyo apellido ha venido utilizando la marca norteamericana para identificar a los Mustang más radicales.

 

Otro aspecto singular es su motor atmosférico, es decir, sin ningún tipo de sobrealimentación y que ha sido diseñado para ser el V8 más potente producido por la marca.

 

Ensamblado a mano, esta contundente pieza mecánica dispone de una generosa cilindrada de 5,2 litros y dispone de una potencia final de 533 CV a 7.500 rpm.

  1. PLYMOUTH ROAD RUNNER

 

El Plymouth Road Runner es un vehículo deportivo tipo muscle car, producido por la empresa estadounidense Plymouth, una división de Chrysler, y estuvo a la venta en Estados Unidos entre 1968 y 1980.

 

A pesar de que Plymouth ya tenía con el GTX un vehículo de altas prestaciones, la idea del Road Runner, era crear un automóvil que fuese capaz de recorrer el cuarto de milla (400 m) en 14 segundos y que tuviese un precio inferior a 3.000 dólares.

 

Se trataba de un 7,0 litros Hemi V8 y la potencia bruta que producía.

  1. PONTIAC GTO

 

El Camaro Z28 no estaba sólo en su segmento, sino que justamente fue el Pontiac GTO el precursor de esta nueva variante de muscle car. Un proyecto que para Pontiac duró hasta 1973 y cuyo impulsor fue entre otros el ingeniero John Delorean.

 

Tracción trasera y motor 389ci con una potencia de 348 CV, era un auto impensable hoy en día debido a las leyes anticontaminación pero un remanente de aquellos años de desenfreno.

  1. DODGE VIPER

 

El motor V10 de 8.4 litros marca la diferencia, produciendo 600 caballos de fuerza y ​​560 lb / ft de torque. Lo que significa que el rendimiento debería ser idéntico al del convertible, con 0 a 60 mph en 3.9 segundos y un cuarto de milla en 12.1 segundos.

 

Con un precio que comienza en $ 97,000, el Viper apenas parece una ganga, pero con ese enorme V10 y una velocidad máxima de 206 millas por hora, estás hablando del rendimiento de Ferrari para los precios de Clase S de Mercedes.

  1. FORD MUSTANG GT

 

El pony al galope ubicado en la parrilla sirve como un recordatorio de que el Mustang se encuentra más en casa en la carretera.

 

Tanto el cupé como el descapotable vienen con su elección de un turbo de 310 caballos de fuerza o un V-8 de 460 caballos de fuerza; elija entre una transmisión manual de seis velocidades o una transmisión automática de 10 velocidades.

 

Una edición especial de 480 CV inspirada en Steve McQueen, Bullitt, se unirá a la alineación más adelante en 2018. El chasis de tracción trasera está ansioso por atacar las esquinas mientras permite una conducción suave durante el crucero.

  1. PONTIAC FIREBIRD TRANS AM

 

La crisis del petróleo ya había sacudido a Estados Unidos cuando Pontiac lanzó el primer SD-455, en 1973. Por tanto, las restricciones de emisiones ya golpeaban duro a los fabricantes en 1974, momento en el que este Trans Am llegó al mercado.

 

De este modo, no es de extrañar que el motor V8 solo alcanzara los 290 CV, cuando unos años antes, habría superado sin problema los 400. Pero, para que te hagas una idea de cómo era la situación, en ese mismo año, Ford presentó la segunda generación del Mustang… sin motor V8 en la gama.

  1. CHEVROLET CAMARO Z28

 

Fue cuestión de meses para que inmediatamente desde su presentación se coronase como el auto del año en 1967.

 

Su punto medio entre ser un Pony Car y un muscle car no cayó en la indiferencia. Con dos opciones, la RS/SS y la Z/28, Chevrolet aumentaba considerablemente su cuota de mercado dirigiéndose a un conductor que reclamaba mayor potencia y deportividad.

 

Dependiendo del paquete, se podía escoger motores V8 con hasta 360 CV.

  1. PLYMOUTH BARRACUDA

 

El Plymouth Barracuda es un automóvil de dos puertas que fue fabricado por la Plymouth (división de la Chrysler) entre 1964 y 1974. La primera generación del Barracuda, un fastback cupé basado en el Plymouth Valiant, tenía un vidrio distintivo envolvente y se disponía de 1964-1966.

 

El Barracuda de 1970-1974 tenía una plataforma E de Chrysler, ya no basada en el Valiant. Estaba disponible como coupé y descapotable, ambos muy diferentes a los modelos anteriores.

 

s similar al Dodge Challenger, y empacó un Hemi V8 de 426 pulgadas cúbicas debajo del capó. A pesar de que la marca Plymouth ya no existe, se rumorea que Chrysler traerá la auténtica Barracuda al mercado.

 

SOURCE: Carsoid

 

Artículo anteriorFord muestra desde arriba el poderoso Shelby Mustang GT500 del 2019.
Artículo siguienteDaniel Ricciardo con Red Bull gana el Gran Premio de Mónaco de Formula 1
Enrique Kogan comenzó su pasión por los autos a los 6 años de edad cuando su padre lo llevó a ver las carreras de autos en su ciudad natal, Buenos Aires, Argentina. Desde entonces no ha habido carrera de ninguna fórmula o país que no haya visto en la televisión o que haya asistido personalmente. A los 16 años comenzó a escribir sobre automóviles, y en 1982, ya en Miami, fundó su primera revista (Automundo) sobre la industria en los Estados Unidos. Vendió Automundo en 1992 y aún hoy se publica. Produjo exhibiciones automotrices (la exhibición de autos exóticos y deportivos más grande del mundo, con su primera llave de la ciudad). Produjo eventos de gran magnitud en el mundo del automóvil. Enrique Kogan posee 4 llaves de distintas ciudades, 6 proclamaciones de distintas ciudades, numerosas condecoraciones y premios, ademas de haber sido invitado a la Casa Blanca, durante la presidencia de Clinton. Organizó el festival argentino más grande del mundo y Rock en Miami, el festival de Rock latino más grande de los Estados Unidos. Editó varias publicaciones exitosas. Hoy escribe diariamente haciendo revisiones semanales de autos nuevos, en los medios hispanos más grandes de los Estados Unidos, mientras mantiene en lo mas alto, el sitio www.purosautos.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here