Cinco automotrices y el Estado de California cierran el trato para regular las emisiones de los vehículos. ¿Qué Estados lo seguirán?

Cinco fabricantes de automóviles y los reguladores ambientales en California y finalizaron un acuerdo que reduciría voluntariamente las emisiones entre los automóviles nuevos y llevaría al mercado más vehículos eléctricos en ese estado y otros estados que siguen pautas de emisiones similares.

Ford, Volkswagen Group, Honda y BMW finalizaron los planes anunciados el año pasado para reducir las emisiones, y llegaron al acuerdo anunciado por la Junta de recursos del aire de California.

Ese acuerdo se hizo a pesar de un impulso federal para revertir los estándares de economía de combustible de la era de Obama que, según la actual administración Trump, eran demasiado onerosos y perjudiciales para la economía de la nación.

Este acuerdo que inicialmente comenzó en junio del 2019 entre CARB y los fabricantes de automóviles, y que luego incluyó a Volvo, fue blanco del Departamento de Justicia de Estados Unidos, posibles infracciones antimonopolio, aunque esas acusaciones se retiraron Posteriormente.

El acuerdo final alcanza un punto medio entre las regulaciones de la era de Obama que aumentaron anualmente la eficiencia en los autos nuevos en un 5% cada año hasta 2026 y el retraso  propuesto por la administración Trump, que aumentó los objetivos de eficiencia en solo un 1.5% cada año.

Aunque no se reveló cuál sería ese porcentaje del acuerdo anunciado, se espera que este aumentará los estándares de emisiones aproximadamente al mismo ritmo que la política de la era de Obama.

Otros estados esperan seguir las pautas de emisiones de California

Respalden el plan de California, los estados de Colorado, Connecticut, Delaware, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Vermont, Washington.

A California se le permitió establecer sus propias reglas de emisiones más estrictas bajo una exención otorgada por el gobierno federal durante décadas hasta que la administración Trump revocó esa exención, lo que provocó un enfrentamiento en un tribunal federal

California y otros 23 estados demandaron al gobierno federal para establecer sus propios estándares de emisiones, lo que ha estado empantanado en los tribunales desde que se presentó en noviembre de 2019.

El mes pasado, la EPA dijo que investigaría si sus nuevas reglas fueron apresuradas y no cumplían con los criterios de transparencia de la agencia, ya que las reglas relajadas de la EPA, están bajo escrutinio también.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here