Bajan las ventas de automóviles en Estados Unidos

Los efectos persistentes del cierre temporal del gobierno y la ansiedad por los reembolsos de impuestos federales, además del severo clima invernal, redujeron el tráfico en los concesionarios, donde las ventas de vehículos livianos en Estados Unidos cayeron un 2,9 por ciento en febrero

Y en la última señal de que la desaceleración del mercado podría estar ganando velocidad, según cita auto news, la tasa de ventas anualizada y ajustada por estacionalidad, 16,61 millones, cayó por debajo de 17 millones por segundo mes consecutivo y llegó ligeramente por debajo de las previsiones de los analistas de 16,7 millones.

Es el SAAR mensual más bajo desde agosto de 2017, cuando el ritmo de ventas fue de 16.58 millones. En febrero de 2018, el SAAR totalizó 17,08 millones.

Junto con enero, febrero se encuentra entre los meses más débiles del año para las ventas de vehículos nuevos. Mientras que las ventas de autos continúan cayendo, la demanda de camionetas livianas como la serie Ford F, Toyota RAV4, Nissan Rogue y Jeep Wrangler, las piedras angulares de la reciente fortaleza del mercado, también cayó el mes pasado.

Las entregas de Ford cayeron un 4,4 por ciento debido a la menor demanda de automóviles. Las ventas cayeron un 5,1 por ciento en la división de Ford, pero aumentaron un 15 por ciento en Lincoln.

Fiat Chrysler, rompió una racha de 11 meses de ganancias en las ventas de Estados Unidos con un descenso del 2,3 por ciento en el volumen de febrero, incluso cuando aumentaron los incentivos.

Ram, con un aumento del 24 por ciento en las entregas, fue la única marca de FCA que registró una ganancia el mes pasado. El volumen bajó 4.2 por ciento en Jeep, la segunda caída consecutiva de la marca que está mostrando flaquezas de fiabilidad, 36 por ciento en Chrysler, 7.7 por ciento en Dodge, 50 por ciento en Fiat y 13 por ciento en Alfa Romeo.

Las ventas de Toyota en Estados Unidos cayeron un 5,2 por ciento en febrero debido a la menor demanda de automóviles y camiones ligeros. Las entregas cayeron un 6,3 por ciento en la marca Toyota, pero aumentaron un 4,4 por ciento en Lexus, con un volumen de autos combinado del 10 por ciento y la demanda de camiones ligeros un 1,8 por ciento en las dos unidades.

Las entregas de Honda cayeron un 0,4 por ciento, con un descenso de las ventas del 1,6 por ciento en la división de Honda, pero un aumento del 11 por ciento en Acura.

Las ventas de Nissan cayeron un 12 por ciento a 114,352 unidades. Incluso sus ventas de camiones sufrieron, cayendo un 13 por ciento durante el mes. Las ventas del Rogue cayeron un 16 por ciento a 31.889.

Las ventas aumentaron un 2 por ciento en Hyundai y un 6,7 por ciento en Kia, pero disminuyeron un 3,6 por ciento en la marca VW.

Subaru, que se beneficia de la fuerte demanda del nuevo Ascent y del rediseñado Forester, dijo que las ventas aumentaron un 3,9 por ciento en febrero, extendiendo su racha de aumentos interanuales a 87 meses. Entre otros fabricantes de automóviles, las ventas aumentaron un 6,1 por ciento en Mitsubishi, pero cayeron un 7,3 por ciento en Mazda.

Entre otras marcas de lujo, el volumen aumentó un 10 por ciento en Porsche, un 5,6 por ciento en Volvo, un 59 por ciento en Jaguar, un 19 por ciento en Land Rover y un 12 por ciento en Genesis, pero bajó un 17 por ciento en Infiniti y un 12 por ciento en Audi.

Las ventas en Estados Unidos superaron las 17 millones de unidades por un cuarto año consecutivo sin precedentes en 2018, pero la mayoría de los analistas ven que el volumen cae por debajo de ese umbral en 2019.

Las tasas de interés más altas y los abundantes vehículos usados de último modelo seguirán minando las ventas de vehículos nuevos, dijeron los analistas, incluso mientras el mercado laboral de los Estados Unidos sigue siendo fuerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here