Formula 1: Los ejecutivos de Porsche tienen entre ojo volver a la máxima competición

Después de que los jefes de la F1 aprobaran los planes esquemáticos para que los trenes de potencia de próxima generación, funcionen con combustible sostenible y cuenten con elementos híbridos simplificados, estaría la posibilidad de que Porsche regrese a la Fórmula 1 como fabricante de motores.

Hace tiempo el Grupo Volkswagen, propietaria de Porsche, está interesado en ingresar a la F1 cuando las nuevas reglas de unidades de potencia entren en vigor en 2026, y probablemente la marca Porsche sea la que quieran promover.

El Grupo Volkswagen ha asistido a una serie de reuniones sobre las nuevas reglas, pero su entrada también dependía de la decisión de simplificar el enormemente complejo sistema híbrido gemelo que utiliza actualmente la F1.

El Consejo Mundial de Deportes de Motor de la FIA, ahora ha validado un marco básico para las regulaciones de unidades de potencia del 2026.

Los trenes de potencia se seguirán construyendo alrededor de motores de combustión V6 turboalimentados de 1.6 litros. La potencia eléctrica total disponible para los accionamientos se incrementará a 469 caballos de fuerza, aunque ahora procederá de una única unidad híbrida del Sistema de Recuperación de Energía (ERS).

La compleja Unidad de Generador de Motor – Calor (MGU-H), que captura energía de los gases de escape, será desechada, y toda la energía eléctrica ahora se generará a través de la Unidad de Generador de Motor – Cinética (MGU-K), que recupera energía al frenar. .

El Grupo Volkswagen se había mostrado reacio a comprometerse con los gastos de desarrollo de un sistema MGU-H, dado que tiene poca relevancia para los automóviles de carretera.

En comparación, el sistema MGU-K es similar en concepto a los sistemas de recuperación de energía en la mayoría de los híbridos y vehículos eléctricos de carretera.

Aunque no se han dado más detalles al respecto, se cree que los motores también funcionarán con combustibles 100% sostenibles.

Porsche comenzó recientemente la producción en una planta de prueba de combustibles electrónicos en Chile y su objetivo es cambiar eventualmente la Porsche Supercup de una sola marca, que se ejecuta en el paquete de soporte de F1, por el combustible.

La FIA dijo que las reglas fueron diseñadas para cumplir con cuatro objetivos claves:

Estos incluyen entregar un poderoso mensaje ambiental mediante el uso de combustible 100% sostenible y un cambio de enfoque hacia la energía eléctrica, y un compromiso para hacer posible que los recién llegados se unan al deporte a un nivel competitivo.

El organismo rector también quiere que las nuevas reglas permitan una reducción significativa de costos y protejan el espectáculo a través de autos potentes, ruidosos y con altas revoluciones que brinden a los conductores la capacidad de competir.

A principios del próximo año se dará un esquema más detallado de las regulaciones de unidades de energía previstas para 2026.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here