Puede volver a conducir una persona con daño cerebral ?

Desde nuestro Bureau en España con Omar Fuertes Rizzo

La campaña “Conduce Tu Vida”, realizada conjuntamente por la Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE) y Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL) en colaboración con la DGT, busca sensibilizar acerca de las posibilidades que tienen las personas con daño cerebral, para volver a conducir con seguridad después de su lesión.

El protagonista del vídeo es Enrique Criado, a quien hace seis años un ictus cambió su vida para siempre.

Desde entonces tiene paralizados todos los músculos de la parte izquierda de su cuerpo y le es muy difícil caminar durante mucho tiempo seguido. Por ello, consideraba vital volver a conducir, con el fin de poder enfrentarse mejor a su realidad, poder tener más libertad y relacionarse mejor con el entorno.

La campaña presenta los diferentes pasos que debe dar una persona con daño cerebral para recuperar su permiso de circulación con las medidas de protección adecuadas. En primer lugar, hay que superar un reconocimiento médico donde se valoran las capacidades psicofísicas de la persona.

En caso de ser considerado apto, también es necesario hacer prácticas reales con coches adaptados en una autoescuela especializada, que se pueden complementar con simuladores especialmente preparados para ello y presentarse al correspondiente examen de la DGT.

“Una persona con daño cerebral puede volver a conducir con seguridad y es recomendable que lo haga para afrontar mejor su problema”, afirma el Dr. Luis Montoro, presidente de FESVIAL y Catedrático de Seguridad Vial, “siempre y cuando los especialistas así lo aconsejen, se reciba el entrenamiento adecuado y se hagan en el vehículo las adaptaciones pertinentes”.

Entre las adaptaciones existentes se encuentran diferentes sistemas para ayudar a la aceleración del vehículo, pomos con los que poder manejar con una sola mano el volante, sistemas para mover el volante con un mínimo de fuerza, utilización de joystick, cristales reflectantes especiales que mejoran la visibilidad, etc. España tiene una importante tradición y desarrollo tecnológico en este tema, para adaptar el vehículo en función de las necesidades de la persona.

Teniendo en cuenta estos aspectos, Enrique Criado tiene claro que animaría a otras personas con daño cerebral a intentar volver a conducir. “Te da muchísima independencia y mejora la autoestima: en mi caso, por ejemplo, me permite poder ir yo solo a rehabilitación sin tener que implicar a mi familia”.

Como él, más de 420.000 personas en España tienen Daño Cerebral. El 78% de los casos tienen su origen en un ictus y el 22% restante en traumatismos craneoencefálicos, como resultado de un accidente de tráfico por ejemplo, tumores cerebrales y otras causas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here