Ford presentó una nueva tecnología diseñada para ayudar a evitar los accidentes generados por culpa del punto ciego

Desde nuestro Bureau en España con Omar Fuertes Rizzo

 

Es una situación familiar para muchos conductores: mirar por los retrovisores del auto antes de empezar un cambio de carril, y justo al iniciar la maniobra, encontrarse con otro vehículo que sale aparentemente de la nada.

Cambiar de carril es una maniobra rutinaria para los usuarios de la vía, pero incluso los más atentos cometen a veces errores a la hora de avistar situaciones potencialmente peligrosas; sobre todo, si estas se desarrollan en el punto ciego.

No haber mirado bien, o interpretar mal la velocidad o la dirección del otro conductor fueron las causas de más de la mitad de los accidentes durante 2018.

La tecnología monitoriza el punto ciego del conductor para detectar los vehículos que se acercan por detrás, y en caso de prever posibilidad de colisión, moverá ligeramente el volante para así avisar al piloto y evitar una maniobra de cambio de carril peligrosa

“Muchos son los conductores que en algún momento se han visto sorprendidos por otro vehículo salido de la nada, ha dicho Glen Goold, ingeniero jefe de programa de Ford en Europa.

“El Sistema de Mantenimiento de Carril con Asistencia en el Punto Ciego es como tener un par de ojos extra en la parte de atrás de la cabeza, con lo que ayuda a evitar que un fallo de apreciación de décimas de segundo se convierta en algo mucho más serio”.

Cuidando de ti: Asistencia en el punto ciego 

Durante más de una década, Ford ha ofrecido el Sistema de Detección en el Ángulo Ciego el cual, mediante una luz de aviso situada en el espejo retrovisor, alertaba a los conductores de la presencia de vehículos en esta zona sin visibilidad.

El nuevo Sistema de Mantenimiento de Carril con Asistencia en el Punto Ciego va un paso más allá, y es capaz de ejercer una suave fuerza sobre el volante para evitar que los conductores cambien de carril y acaben, de ese modo, en la trayectoria de otro usuario de la vía. Gracias a esto, saca al vehículo de todo riesgo.

Los sensores de radar de la Asistencia en el punto ciego del vehículo escanean los carriles paralelos para buscar vehículos hasta 28 metros atrás, 20 veces por segundo, mientras que el coche circula a velocidades de entre 65 km/h y 200 km/h.

Gracias a la cámara delantera, el sistema monitoriza las marcas de la carretera; si detecta la intención de cambiar de carril, y la tecnología calcula que con esta maniobra podría llegar a chocar contra otro vehículo, interviene automáticamente.

El Sistema de Mantenimiento de Carril con Asistencia en el Punto Ciego puede actuar para ayudar a evitar colisiones con vehículos que se aproximan con una velocidad de acercamiento de hasta 30 km/h.

Mirando hacia delante: Asistencia en la intersección

También hace su debut mundial la tecnología de Asistencia en la intersección, la cual se vale de la cámara delantera y del radar para controlar y evitar potenciales colisiones con otros vehículos que vengan por los carriles paralelos.

La tecnología puede activar los frenos de manera automática cuando se viaja a velocidades de hasta 30 km/h, con el fin de evitar o mitigar los efectos de posibles accidentes que pudieran tener lugar mientras que el conductor se encuentra girando en medio de la trayectoria de otro vehículo, algo muy común en intersecciones o pequeñas rotondas.

Dado que la Asistencia en intersección opera sin la necesidad de detectar elementos propios de la vía, tales como las marcas de carril o bordillos, también puede intervenir en aparcamientos, zonas de trabajo u otras localizaciones que carezcan de marcas claras o prioridades de circulación.

Ambas tecnologías pueden funcionar tanto a la luz del día como por la noche, con los faros encendidos.

Tecnología para inspirar confianza

Tecnologías como el sistema de Control de Crucero Adaptado con Stop & Go, reconocimiento de Señales de Tráfico y Centrado de Carril sirvieron para que modelos de Ford, lograsen la posición líder en el primer ranking de Conducción Asistida de Euro NCAP, por delante de modelos como el Tesla Model 3 o el Volvo V60.

Entre otras tecnologías de asistencia al conductor disponibles en el Kuga -a la venta ya en toda Europa- están el Asistente Precolisión con Frenada Activa, y el Active Park Assist.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here