Dodge le agrega su Hellcat V-8 al Charger Widebody

Dodge le ha puesto su motor Hellcat V-8 sobrealimentado en casi todos los vehículos de su línea y para seguir a flote con las ventas.

El último modelo de Dodge en recibir el tratamiento Hellcat Redeye de 797 hp es el Charger Widebody de cuatro puertas.

Por ahora, el Challenger SRT Super Stock de 807 hp, sigue siendo el más poderoso V-8 de 6.2 litros sobrealimentado de cualquier otro vehículo.

Mopar lo llama el motor Hellcrate Redeye, y con una bomba de gasolina de 91 octanos produce 807 caballos de fuerza y ​​717 libras-pie de torque.

Una versión de ese motor, que también está equipado con un sobrealimentador de 2.7, se encuentra tanto en el Challenger como en el Charger SRT Hellcat Redeyes, donde genera 797 hp, así como en el nuevo Challenger SRT Super Stock de 807 hp.

El supercargador de 2.7 litros produce 14.5 psi de presión de sobrealimentación y el motor se pone en rojo a 6500 rpm en comparación con la línea roja de 6200 rpm del motor Hellcat estándar.

El motor Hellcrate Redeye de 807 hp está disponible para ordenar ahora por $ 21,807 dólares extra al vehículo, e incluye cuerpo del acelerador, inyectores de combustible, paquetes de bobinas, bomba de agua, cárter de aceite del cárter delantero y placa flexible.

También hay disponible un kit de transmisión de accesorios en la parte delantera, que incluye un alternador, bomba de dirección asistida, correas, poleas y accesorios de montaje.

Si los clientes quieren acoplar el motor a una transmisión manual (#SaveTheManuals), Mopar ofrecerá un kit de embrague y volante para la compra, y los clientes también pueden completar su construcción con piezas que incluyen una transmisión Tremec y un kit de colector de escape.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here