Principal / Editorial / 10 Consejos cuando estás en un accidente de tránsito

10 Consejos cuando estás en un accidente de tránsito

Por Yeudis Silva

Un accidente automovilístico, además de poner en riesgo tu vida, puede arruinar tu día completo. Ocasiona que faltes al trabajo o no llegues a una cita. Tas el accidente tienes que enfrentar el daño de tu auto, cuestiones de responsabilidad civil, lidiar con la autoridad y por supuesto curar alguna lesión.

Demasiadas veces hemos visto las noticias solo para escuchar a un pobre ser golpeado por un automóvil que se aproxima en la escena de un accidente.

Después de una colisión, la mayoría de las personas entran en modo de lucha o huida, y como normalmente no están pensando claramente debido a un choque, el sentido común no siempre entra en juego de inmediato.

Recuerde estas 10 cosas podría ayudar a no empeorar la situación. 

  1. No deje su automóvil en la carretera

Independiente si el accidente no luce ostentoso, lo primordial es detenerse. Hablar con la otra persona involucrada y ver si se encuentra bien. En algunos países huir de la escena del choque es un delito.

Ponerlo en marcha y volver a saltar al tráfico que se aproxima sin inspeccionar el daño, es tan temerario como se puede.

Entonces, si desea mantenerse fuera de la lista de fatalidades, mueva su vehículo a un área que esté fuera del flujo de tráfico y llame a la policía.

  1. Olvídate de huir de la escena

Si llegas a estar involucrado en un accidente, haz tu diligencia y ayuda a la otra persona involucrada. No te gustaría que alguien hiciera lo mismo por ti.

De no hacerlo y que las investigaciones lo descubran, podrías ser arrestado. Siempre asume la responsabilidad de tus acciones y trata de evitar ser  ese  tipo.

  1. Intentar limpiar la escena

Por más que desea limpiar, arreglar o despejar la escena, debes dejar algunas cosas tal como están. Los policías o la tripulación de demolición vendrán y limpiarán el desorden independientemente de lo que suceda.

Poner su vida en riesgo para despejar algunos escombros de la carretera solo empeorará la situación.

  1. Llamar al 911

En países como Estados Unidos, cuando no hay daño físico aparente, reportar un accidente al 911 siempre será una ventaja, ya que con ello si surge alguna lesión que no estaba aparente en su momento, o problema con la unidad, se puede reclamar al seguro posteriormente.

Esto va de la mano con huir de la escena. Independientemente de cuán pequeño sea el incidente, si hay daños notables o piezas de un vehículo en el camino, las autoridades deben ser notificadas.

  1. No asumas que los dolores no son importantes

Si tienes algún tipo de dolor o molestia luego del accidente, necesitas entonces ver a un doctor. Quizá hasta necesites consultar un abogado si estás por enfrentar gastos altos de atención médica y poder demandar para obtener ayuda.

Asimismo si el otro conductor quisiera tomar acción legal en contra tuya también necesitarás un representante.

Estar atento a una lesión en el cuello no es gran cosa, puede ahorrarle una visita al hospital y una buena cantidad de papeleo justo después de un accidente, pero aun así es aconsejable consultar a un médico y obtener un control de inmediato.

  1. Trata de no ignorar a los demás

A veces, la cortesía común y la vigilancia de su prójimo es todo lo que se necesita para ayudar a cambiar una mala situación. Una vez que todos estén seguros al costado de la carretera, levante su teléfono y llame a la policía.

Luego revise al otro conductor, manteniéndose lo más alejado posible del tráfico para mantenerse a salvo y para terminar como una estadística más.

  1. Evita ser confrontacional

Lo primero que tienes que hacer es ver si se encuentra bien. No empieces a buscar culpas, gritarle o insultarlo.

No vas arreglar nada y a nadie le va a beneficiar. Respira profundo y mantén la calma. Necesitas estar tranquilo para resolver la situación, llamar a tu seguro o en su caso a la policía.

  1. No reclamar responsabilidad

Por otra parte algo que no debes hacer es decirle al otro conductor que fue tu culpa. Si haces esto legalmente estás admitiendo que tú eres el responsable y te expones a cargar con los posibles gastos, multas o demandas. Sólo tranquilízate, asegúrate que todos están bien, y sé amable.

  1. Toma fotos para prueba

Tomar algunas fotos del siniestro también podría ser buena idea para protegerte por cualquier eventualidad, crucial para garantizar que puede respaldar su versión de la historia si la otra parte involucrada decide presentar una queja o se niega a admitir su culpa.

Una vez que sepas que todos están bien y te dejan esperando a las autoridades, toma algunas fotos de la escena y asegúrate de enfocarte en cómo ocurrió la colisión si es posible.

  1. Nunca entregue información personal

Las únicas personas a las que se debe permitir anotar su información personal son las autoridades.

La otra parte solo necesita saber las credenciales de su agencia de seguros. Los números de teléfono, las direcciones personales, las cuentas de correo electrónico y cualquier otra información que pueda convertir un accidente menor en una serie de experiencias de acecho se deben evitar a toda costa.

Noticias relacionadas

EN SU INFORME DE TENDENCIAS DEL 2019, FORD EXPLORA LOS CAMBIOS QUE SE AVECINAN EN EL MUNDO

Ford público su Informe de tendencias para el 2019, que analiza en profundidad los impulsores …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *